Bettina Romero y sus definiciones como peronista y macrista


Que la política bien entendida en el cabal significado del término es -como el ajedrez- para quienes conocen sus valores y el profundo compromiso social que su ejercicio exige, respetando sus valores morales y éticos y a la vez la necesidad de inteligencia, es realmente una Verdad de Perogrullo. Pero si observamos en los tiempos presentes el deterioro de esa trascendente actividad del ser humano, que nos muestra una decadencia que espanta con el fenómeno cuasi universal de la corrupción y la pérdida de una vital ejemplaridad de sus protagonistas, la búsqueda de una renovación de los cuadros dirigentes se impone como una necesidad absoluta. Es por ello que resulta alentador para quienes -como el periodismo obviamente- no renuncian jamás al país que merecemos y soñaron nuestros prohombres de la historia, dar cabida a los jóvenes que sin duda alguna son la luz de esperanza. En nuestro caso, para perfeccionar esta democracia que con tan alto costo de vidas y padecimientos reconquistamos pero que sabemos muy bien aún mantiene una fuerte deuda en lo social que la hace incompleta.

Hace unas horas, en el programa televisivo “Sin Libreto” que por Canal 2 se emite con la dirección del periodista Mario Ernesto Peña, esta vez secundado por los colegas Analía Machuca, Héctor Alí y Pablo Ávila, una nueva figura del escenario político salteño fue la invitada a exponer sus ideas, pensamientos, convicciones y sueños por ese futuro que devendrá de la política reivindicada merced a un proceso histórico que es irreversible.

Este fue el diálogo de los colegas con Bettina Romero, justicialista hoy comprometida y trabajando en el proyecto de Cambiemos del presidente Mauricio Macri en su área social nacional, y que Mario Peña presentara con este análisis:

Asistimos en estos tiempos a la ruptura de los partidos políticos, donde ya es muy difícil encontrar a un político identificado con determinado partido, donde se produjeron muchos cambios. Y hay una serie de responsabilidades también, y yo particularmente le adjudico toda la responsabilidad a Juan Manuel Urtubey, porque la tiene. Es un hombre que fue basando su poderío político en base primero a ir por fuera del PJ donde entendía que no tenía posibilidades en 2007 cuando Juan Carlos Romero optó por Walter Wayar, hizo una alianza con el PRS y con el Partido de la Victoria. Fue pasando el tiempo y ya gobernador Urtubey dentro de ese frente metió mano, metió mano dentro del Partido Renovador donde hay un caso que refleja la óptica de Urtubey: en el PRS había un hombre que podría haber sido el más firme candidato a intendente: Fabián Vittar, entonces Urtubey lo tentó para que sea miembro de la Corte de Justicia y Vittar aceptó, pero el PRS se quedó sin un candidato importante. Y así le fue desgranando el partido, no sé cuánta gente le fue tomando hasta que terminó con Cristina Fiore, quien había comenzado desde muy chiquita en el Partido Renovador y claro, le ofreció la candidatura a senadora nacional ¿y en qué la convirtió?... y hoy no sé qué es Cristina Fiore, ya no es renovadora, tampoco es peronista… está tratando de ver cómo se encauza en la nueva política que se viene de cara al 2019 donde Juan Manuel Urtubey no va a estar. Tal vez la persona que hoy nos acompaña sea parte de un nuevo desmembramiento, estamos hablando de Bettina Romero, quien carga con una historia familiar muy fuerte primero con su abuelo que fue gobernador electo y presidente del PJ por un período, y también con su padre que fue gobernador 12 años y al mismo tiempo presidente del partido, y sin embargo ella fue candidata a diputada nacional acompañándolo a Macri. ¿Entonces qué quedó de este cuadro político cuyo principal responsable es Urtubey? Vamos a ver qué lectura hace ella desde adentro porque su familia manejó la provincia durante 16 años desde la vuelta de la democracia desde el peronismo, y sin embargo ella está trabajando con Cambiemos y hoy es directora Regional del NOA del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y está haciendo política en todo el NOA con el proyecto de Macri, pero el proyecto de Macri no sé hasta dónde se acerca al proyecto justicialista… ¿o será una estrategia para ser candidata en 2017… pero con quién… con Sáenz…? De eso vamos a conversar hoy con Bettina Romero. Aquí nos dice Héctor Alí que tiene que competir en las PASO… ¿pero van a haber PASO?... De todos modos Bettina viene de una familia de políticos que siempre ha competido y no creo que tenga problema con eso…

  • Tengo un gran respeto por la actividad pública y muchas veces lo hablo con el grupo de jóvenes con el que trabajamos y pienso que hay que volver a creer en la política, en la política bien entendida como medio para resolver los problemas y cuando he participado el año pasado lo hice que mucho compromiso convencida que había que acompañar al presidente Macri y fue un honor hacerlo y sobre todo una buena experiencia.

¿Y cómo te ves dentro del espectro político que en definitiva no es el que vos mamaste?

  • Mi participación tiene que ver con esta nueva etapa que en algún punto el presidente Macri ha fomentado, un nuevo estilo de hacer política, donde queremos priorizar el diálogo, entendernos más allá de las diferencias. Quiero representar eso porque lo vivo día a día y siento que la Argentina necesita eso, un cambio en el estilo de hacer política, porque me duele que habiendo tantos problemas hoy la discusión pase por un tema persona, por una familia o un tema privado y los ciudadanos hoy reclaman otra cosa: que discutamos políticas públicas, qué podemos hacer cada uno de nosotros, la realidad.

¿Y qué crees que le dice la realidad al que está gobernando?

  • Al presidente Macri le ha tocado tomar decisiones muy difíciles, que como lo dice él y su equipo duelen, delicadas pero necesarias. Yo simplemente quisiera asegurar que estamos por el camino correcto, y así lo creo, el camino de una Argentina con empleo genuino, con desarrollo, con oportunidades para los más jóvenes. Él tiene ese proyecto de primer empleo para jóvenes, por ejemplo, y nos duele la realidad pero él se ha dicho desde la campaña que va a hablar con la verdad y me llena de orgullo tener un presidente que habla con la verdad y no esconde los problemas bajo la alfombra, que nos dice que no hay pobreza o que en Alemania hay más pobres o que no habla de inflación. El presidente se hacer cargo y asume el compromiso y confío mucho en él.

(Machuca) Hoy la política es un revoltijo donde están juntos aquellos que poco tiempo atrás seguramente ni se saludaban o peor, pero la política no es eso, no es lo mismo la respuesta que se pueda dar desde un sector o desde otro. ¿Desde qué lugar Macri les está dando una respuesta a los argentinos? Venimos de un realismo mágico (como dijo Urtubey) y pasamos a un liberalismo ortodoxo. El tema tarifas, como lo resuelve, de la manera más salvaje… supongo que no es su intención…

  • Planteaste temas interesantes, primero eso de estar todos juntos coincido un 100% con vos, no puede haber un pragmatismo tan cruel donde todo vale. Pero prefiero evitar juicios de valor de por qué una persona o un dirigente es capaz de generar tanta confusión y prefiero entender, como creo que lo entendemos muchos, que la Argentina necesita de unión y que tantos años de enfrentamiento nos hizo mucho mal. Está a la vista que de un país con altas tasas de crecimiento nos han dejado un país con una situación social muy delicada. El informe de UNICEF es muy claro, en el país el 30% de los niños son pobres y en el NOA el 50%. Quiero ver como algo positivo que cada vez más gobernadores e intendentes quieran que al presidente Macri le vaya bien, aunque no compartan cosas y aunque antes decían barbaridades. Eso es positivo. En cuanto a medidas y políticas de este gobierno rescato esto de hablar con la verdad, tenemos un presidente dispuesto a tomar estas medidas que duelen, que son difíciles, sabiendo que es la senda para el desarrollo. Con años de nula inversión en infraestructura social, productiva, energía, el presidente podría mirar para un costado, decir cosas lindas y ocultar los problemas, pero justamente eso es lo que ha votado la gente, para cambiar y sacar adelante a la Argentina, porque el país tiene un potencial enorme y va a salir adelante. De hecho ya se puede advertir el entusiasmo que genera en la región que a pesar de la crisis de Brasil Argentina puede transmitir la seriedad que se merece. Por otro lado no creo que sea bueno caer en el error de decir que “venimos de algo y vamos al neoliberalismo”, esas etiquetas nos han hecho mal y no creo que se apliquen ahora, porque el presidente ha tomado claras decisiones en el campo social apuntando a los que menos tienen. Naturalmente el tema tarifas es delicado, pero era necesario hacerlo y por eso el Gobierno está trabajando fuertemente con los gobernadores e intendentes en aplicar la tarifa social…

Pero cuando el Gobierno dice vamos a pactar esto, el tope de 400% en el aumento de tarifas, no sólo se trata de decirlo sino también lo tenés que acordar, porque si tenés una familia con cinco hijos y les aumentás el 400% las tarifas eso va a traer privaciones de todo tipo, entonces muchos dicen que esto tendría que haber sido mucho más gradual, que no haya tantas idas y vueltas… que te aumentamos a 600 y después te bajamos a 400… creo que el presidente Macri sabía que en Argentina había tanta cantidad de pobres pero tendría que haber tenido un plan.

  • Lo sabíamos, pero cuando realmente se ganó se pudo comprobar que el destrozo había sido mayor, porque si bien es doloroso el aumento de las tarifas también es tremendo que en nuestro país desde hace cinco años no se generaba empleo genuino y eso es lo que genera pobreza y vulnerabilidad, no había trabajo genuino. El presidente tiene una obsesión que es generar empleo, pero empleo de calidad, empleo verdadero. Y la inflación viene desde hace cuántos años, años que nos negaron la inflación…

Está bien, como proyecto me parece fantástico, pero cuánto va a llevar eso, porque no es que se están abriendo fábricas a cada rato…

  • Pero se van a abrir…

Sí, pero mientras tanto (uno, dos o tres años)…

  • En el mientras tanto tenemos la obligación de estar cerca de la gente…

(Pablo Ávila) Pero lo que vemos en el mientras tanto es otra cosa, vemos trabajo precario como sucede con Mac Donalds, sueldos devaluados y además subsidiados por el estado a una multinacional…

  • Sí Pablo, pero vos lo sabés, la precarización y la informalidad no es algo que se generó ahora. Repito, hace cinco años que el país no genera empleo. Salta tiene una de las tasas más altas de desempleo, de informalidad y a quien más afecta es a los jóvenes. Pero no es de ahora ni culpa del presidente Macri, esto viene de años, por eso agradezco –por así lo sentimos- el apoyo de los vecinos, porque en el mientras tanto hasta que lleguen las inversiones, hasta que se instalen fábricas, industrias, mientras se genera un clima de inversión que es para lo que está trabajando el presidente, en el mientras tanto nosotros reconocemos que hay una situación delicada y nuestra obligación como estado es estar cerca de la gente, las oficinas en los barrios. Contándoles que tenemos distintas herramientas, economía social, capacitaciones, etc. Se han tomado decisiones importantes como la ampliación de la Asignación Universal por Hijo. Es difícil transitar este camino, pero es el camino del desarrollo y tenemos confianza, por eso agradecemos a los vecinos que a pesar de la delicada situación creen en el presidente y nos piden que sigamos trabajando por esto, por un desarrollo genuino, por la verdad.

(Machuca) Creo que como sociedad nos estamos debiendo debates, porque lamentablemente como siempre estamos metidos en las urgencias no podemos ir a lo que generan las urgencias. Me sorprendió cuando el senador Romero visita al intendente Sáenz y dice “acá hay que pensar en las grandes obras de infraestructura, obras hídricas para evitar inundaciones”, que es como volver 8 años donde justamente ganó una propuesta que decía basta de las obras faraónicas, vamos a las obras que necesita la gente, agua cordón cuneta, pavimento. Hoy no tenemos las “obras faraónicas”, no sabemos si están las obras pequeñitas porque hay muchos problemas de agua, no se avanzó demasiado en cloacas, gas, etc. Y seguimos sin energía para emprendimientos económicos, seguimos sin darle al capital atractivos para invertir en Salta, no tenemos la famosa competitividad de la que hablaba Urtubey. Y seguimos hablando de la asignación…

  • Coincido, pero no creo que anunciar obras sea volver para atrás. Yo me salgo de ese tema pensando en el vecino, que quiere vivir mejor, tiene derecho a vivir mejor y no quiere discutir cosas abstractas y realmente celebro que así como el presidente tomó decisiones en lo social de continuar y profundizar los planes para los que menos tienen, él se animó a plantear para el NOA para el Plan Belgrano obras de infraestructura social y productivas que van a ser históricas para nuestro país. Rutas, por ejemplo, vemos carteles de un fondo de acá, un fondo de allá, mucho anuncio pero poca obra, como la ruta Orán Pichanal que después de 8 años sigue sin terminarse. Celebro tener un presidente que se anima a discutir desde lo pequeño hasta lo grande. De hecho la Nación ya canceló deuda que tenía con la provincia de obra que se había realizado o se iba a realizar el año pasado que no se pagó, millones de pesos que la Nación tuvo que salir a saldar con las provincias para empezar a reactivar las obras, hacen falta viviendas, Salta tiene un enorme déficit habitacional y el presidente lo sabe. Esto toma tiempo pero estamos en el camino correcto.

Si alguien tenía claro el destino de este país fue Cristina, el destino que planteaba hasta hace seis meses atrás, que para mí era todo mentira pero para mucha gente no y la seguía votando. Yo te escucho hablar de Macri y Macri es Cambiemos, un conglomerado del partidos que llega al poder y lo convertimos en un ser que no se puede equivocar. Juan Manuel Urtubey lo mismo acá. O sea, tenemos personalismos tan fuertes que no nos hacen ver el resto, equipos de trabajo para desarrollar las políticas y creo que eso no está armado por la carencia de partidos políticos. Entonces yo cuando quiero ubicar el cuadro de Bettina Romero me digo “el abuelo, peronista, el padre, peronista, gobernaron 16 años la provincia” y si me preguntan dónde está Bettina Romero uno cierra los ojos y dice “en el peronismo”… y no… sos una mujer que está trabajando con Macri en Cambiemos. No es una crítica hacia vos, si no vuelvo a lo del principio donde no se sabe si somos hinchas de Boca, de River o de San Lorenzo…

(Machuca) Macri es peronista…

(Alí) Lo cita a Perón…

Por eso, pero otros dicen que si es peronista no podría estar haciendo lo que está haciendo, perjudicando a los que menos tienen, porque Macri no representa a esos, Macri representa a los que más tienen. Alguien dio una definición interesante, y fue un peronista: es la primera vez que Argentina está gobernada por sus propios dueños.

  • Creo que son prejuicios, estigmas. Tengo una anécdota muy linda: en la campaña estábamos en una caravana por Orán con el presidente en esos tiempos candidato, y un señor, José, se acercó en una moto destartalada y le dijo: “Macri… Macri… todo bien con que no saqués los planes, pero nosotros lo que queremos es trabajo”. Esos estigmas de que si te ocupás de los más pobres sólo significa hablar de subsidios y planes nos hizo mucho daño. Y yo como peronista, como argentina, como salteña y fundamentalmente como amante del NOA, me duele que muchos de los que se llenaron la boca con palabras como “inclusión” y hablando en nombre del peronismo hayan gobernado con un doble discurso. No importa tanto lo que decís sino lo que hacés. Duele ver que no se hicieron obras de infraestructura habiendo millones en recursos, que se tomaron créditos y las obras no están. Duele ver que se haya hablado tanto de inclusión cuando, repito, en el NOA hay un 50% de chicos en situación de pobreza. Y duele ver cómo están los centros de salud, las escuelas. Por eso tenemos que poner el cuerpo, salir, todas las semanas estoy yendo a un barrio para hablar con la gente y demostrarle que queremos hacer las cosas bien, que este gobierno que comenzó hace pocos meses quiere hacer las cosas bien, que no estamos para la cinta, la foto y el discurso, estamos para hechos concretos.

Acá hay una realidad, el año que viene hay elecciones, y ustedes me preguntarán qué hará Bettina Romero, este año no es electoral, me dirán, pero los políticos se mueven de acuerdo a los tiempos y tampoco van a salir tres meses antes a decir quiero ser candidato a esto o lo otro porque después así salen las cosas… ¿estás trabajando o vas a trabajar en una candidatura hacia la diputación nacional?

  • Te digo la verdad, no estoy trabajando para ninguna candidatura, estoy trabajando en el día a día en esta gestión que me toca. Me parece muy prematuro hablar de elecciones y yo entiendo lo que vos me decís de que los tiempos son cortos, pero como muchos argentinos estoy contenta de que no sea un año electoral y aunque no me creas te digo que no estoy trabajando para ninguna candidatura...

Está bien, pero hace seis meses estabas en nada y sin embargo fuiste candidata…

  • Sí, nos dimos cuenta que había que trabajar para sumar para que Macri sea presidente…

Por eso…

  • Sí, sabemos que las elecciones que se vienen van a ser sumamente importantes, son elecciones de medio término y el presidente necesita mejorar su situación en las Cámaras. Pero desde lo personal te digo que vivo la política y la viví siempre desde un lugar de trabajo, de hacer. Entiendo que muchos hacen política obsesionados por un cargo…

(Machuca) Entonces lo que tenemos acá no es una legisladora, tenemos una gobernadora, porque la gestión, el hacer, el dar soluciones prácticas es propia del ejecutivo. El legislador transita otros caminos. Entonces es posible que estemos construyendo una gobernadora para el 2019 y no una diputada para 2017…

  • Yo me encuentro en un lugar donde hay que brindar soluciones y los tiempos del estado, la burocracia, no pueden dilatar las respuestas que tenemos que dar. Siento una enorme responsabilidad al acompañar a la ministra Stanley en lo que hace a Desarrollo Social del NOA, entonces esto nos obliga a tener diálogo permanente con los intendentes, con los gobernadores y sobre todo con la gente. Sacar las oficinas a la calle, mostrar el montón de herramientas que tenemos para brindar contención, asesoramiento, etc. Hay muchas mujeres y madres que necesitan que lleguemos, porque hay mucha gente que quedó afuera de ese sistema de protección. Esto me apasiona. Es muy delicada la situación social de la región y al reconocerla estamos asumiendo el compromiso. Estamos trabajando con un equipo, con gente que también venía de la otra administración y que está entendiendo que queremos cambiar la forma de hacer las cosas.

Ya que mencionaste reuniones con gobernadores ¿hablaste con el doctor Urtubey?

  • Hablé. Tuvimos una buena reunión justamente por este tema de articular políticas. Nación no puede hacer las cosas sola, ni tampoco podemos andar tapándonos ni pisándonos. La situación reclama que nos sentemos en una mesa y planeemos objetivos concretos. Así que me reuní con él, tuvo la amabilidad de recibirme, vamos a hacer una agenda de trabajo…

Y a través de qué ministerio…

  • Me tengo que juntar con la gente de Primera Infancia, de Derecho Humanos, la Nación acompaña a las provincias con recursos, con personal, comedores…

(Machuca) Hay programas sociales que tiene cierta forma de trabajo como cooperativas…

  • Eso se articula con provincias y así vino siendo siempre, entonces no es intención de la Nación decir “todos estos millones vienen de nosotros”, no, esa mezquindad no va, pero sí hay necesidad de sentarnos, analizar resultados y ver dónde funcionó mejor y donde hay que hacer ajustes, donde está faltando más presencia y por lo tanto más eficiencia del Estado. No puede ser que lleguemos a un grupo de niños cuando hay una enorme cantidad de niños por fuera de cualquier tipo de protección. Valoro el gesto del gobernador y su equipo, veo que de alguna manera esta nueva etapa del presidente Macri no enseñó a todos a trabajar en equipo porque no se trata de que le vaya bien al presidente sino que si le va bien a él le va a bien a 40 millones de argentinos. Valoro que los gobernadores y los intendentes estén en esta sintonía.

(Alí) Hace rato hablabas de la franqueza con que el presidente Macri reconoce los problemas sociales, la pobreza, la desnutrición. Hace pocos días el gurú de Cambiemos, el ecuatoriano Durán Barba relativizó la pobreza hablando de la mortalidad por desnutrición. ¿No es una contradicción con el discurso de Macri?

  • No creo que le podamos endilgar al presidente las palabras de Durán Barba, que es un hombre que siempre tira frases que te dejan pensando. Prefiero hablar de quien conduce este gobierno y nos baja línea a todos, y en lo personal de la ministra Stanley que ha manifestado el firme compromiso de trabajar contra la pobreza y en especial la primera infancia. Se armó una red nacional de contención de la primera infancia y para Salta están previstos 14 centros de Primera Infancia que Nación los va a construir. El compromiso no es sólo discursivo sino también recursos, de hecho la Nación acompaña a la provincia de Salta con millones y con profesionales en el tema de primera infancia. Hay muchísimo por hacer así que no creo nadie en el gobierno lo relativice, me parece un error y no noto eso en el presidente y su equipo, que quiere demostrar tranquilidad y una imagen al mundo de que podemos dar mucho más, para generar un clima de inversión en el que estén incluidos todos los sectores, el comercial, el turismo, etc. Hay tanto por hacer que nadie relativiza nada, todo lo contrario.

Por qué crees que los inversores extranjeros van a venir a poner plata en Argentina si el propio empresario argentino no invierte en la Argentina…

  • El otro día tuve una reunión con el ministro de Producción “Pancho” Cabrera y analizábamos las medidas para las PYME y el plan del presidente no es sólo captar inversiones extranjeras. El ministro me decía que hay millones, ellos tienen cuantificados la cantidad de empresarios argentinos que estuvieron paralizados estos últimos años y han decidido no invertir, a partir de las señales que está dando este gobierno de credibilidad, de valor de la palabra, de seguridad jurídica, se empezaron a destrabar y se empezar a ver. Ellos tienen registrada una cartera de millones que se van a reactivar internamente. Coincido con vos, es la única salida para empezar a crecer, no me van a convencer que la única salida es el empleo público. A mí me sorprende como para muchos jóvenes profesionales salteños que se han esforzado por estudiar y recibirse la única salida es presentar currículums y pedir un trabajo en una oficina pública. Eso no es desarrollo, no es progreso. Es tremendo ver la planta de empleados que tienen las provincias que como Salta están quebradas, lo mismo los municipios que no pueden llegar a pagar ni los sueldos. Necesitamos una provincia donde los parques industriales no estén llenos de yuyos sino llenos de fábricas, donde haya más PYMES…

Está bien, ese es el deseo, pero vamos a la realidad: en la provincia en los últimos 24 años tuvimos dos gobernadores: 12 años tu papá y ahora 12 años Urtubey. La pregunta es ¿qué ha cambiado y dónde están las posibilidades de salida laboral para que esos jóvenes profesionales como decías recién no tengan que andar metiendo currículums tratando de entrar al Estado? ¿Dónde están las PYME de 24 años?

  • De hecho la situación económica es dramática, no nos olvidemos que salimos de años de kirchnerismo…

Ocho años, de los 24…

  • La industria del turismo se ha desarrollado…

Sí, pero vos ves la evolución…

  • En Salta cuando mi padre asumió como gobernador venían sólo 100 mil turistas. Cuando le entrega el gobierno al doctor Urtubey pasamos a 1 millón cien. El hecho es haber generado la industria del turismo. ¿Hoy en cuánto estamos? Un millón cien.

Ojalá, creo que volvimos a 100 mil…

  • Pero ahí está el problema, que no haya políticas de estado pero no podemos negar que se hicieron cosas.

Está bien, pero para que la gente venga a la provincia tiene que haber un país que funcione y hoy nadie está viniendo porque el país no funciona.

  • Yo lamento tener que hablar de la herencia, porque es agotador para la gente tener que hablar siempre de esto, pero es una verdad, tenemos que sincerarnos, de hecho muchos cuestionan si al presidente no le faltó contar un poquito más del real estado en que quedó el Estado. Lo he visto en el ministerio en Buenos Aires, oficinas con biblioratos vacíos donde sólo habían trituradoras de papel, han destrozado expedientes, de todo. No sólo porque quizá querían esconder cosas sino también para hacer daño al que venía. No se trata de tirar por la borda todo lo que hizo el anterior y de hecho el presidente no ha tirado por la borda nada de lo que servía del kirchnerismo, hay planes que se están...

(Pablo Ávila) ¿Pero se va en el camino correcto? , porque está bien ya se sabe lo de la herencia, está documentado, pero no se ven políticas de estado para crear trabajo genuino, inversión, desarrollo social. Por ejemplo, se publicó hace pocos días un informe de un periodista especializado en economía que indica que 27 funcionarios del Gobierno Nacional provienen de Wall Street, son financistas de Wall Street. Y eso también se combina con una política nacional que hoy sólo ve atractiva la inversión del sector financiero.

(Machuca) Yo complemento eso: han un dato emblemático: se construyeron dos gasoductos para llevar gas a Chile y ahora está sucediendo a la inversa porque a través de uno de ellos estamos importando gas de Chile. A todo esto la respuesta del ministro de Energía fue: vayan pensando cómo aprovechan en algo la cuenca hidrocarburífera del Noroeste porque el Gobierno no va a poner ningún empeño ahí porque requiere mucha inversión, vamos a trabajar más en el sur porque es más fácil extraer hidrocarburos. Esto no es un invento, se lo dijo el ministro Aranguren al ministro de la Producción de Salta. Estos mensajes contradictorios también nos tienen que obligar a pensar…

  • Sí, como también nos obliga a pensar cuando nos decían “Vaca Muerta es la solución al problema energético” y fue una mentira total.

Por eso, estamos acostumbrados a tanta mentira…

  • Por supuesto, pero así como usted habla del gas de Chile también hay que decir cuántos años hace que importamos gas de Bolivia o energía de Venezuela. El problema energético es la falta de inversión.Y en cuanto a lo del ministro Aranguren bueno, bienvenida la discusión, quiero ver a los ministros de Producción o a los gobernadores discutiéndole eso.

Es bueno que vos digas que todo va a andar y hay que tener confianza, pero los que tenemos años tenemos todo el derecho a dudar. El gobernador Juan Carlos Romero le dejó a Juan Manuel Urtubey una deuda a pagar en ocho años; lo mismo va a dejar Urtubey al que lo suceda. ¿Entonces qué hace la gente que quedó en el medio? La PYME que tenía cinco obrero o seis y los tuvo que echar a todos… Vivimos empezando de nuevo… Acá en los ocho años de kirchnerismo nos dijeron que todo lo que se estaba haciendo era histórico…

  • Sí, como también es válido que ante una declaración de un ministro plantearla, discutirla, no necesariamente uno tiene que estar a favor de lo que diga un ministro o un asesor.

Si los senadores nacionales del NOA defendieran su región todos juntos, porque son tres senadores por provincia y pudieran tener otro peso en el Congreso… ¿y por qué no se tiene?

  • Celebro que ahora empiecen a pensar en cada ley y no haya esa obediencia debida que tenían durante el kirchnerismo cuando un gobernador llamaba y los hacía trabajar de una forma u otra.

Lo que pasa es que los gobernadores nunca hicieron uso de los senadores, acá pasaron senadores que nunca pasaron por el Grand Bourg y nunca hablaron con el gobernador. Esto pasó en todas las épocas…

  • Y bueno, las pruebas están, nos fue mal. Entonces ahora celebremos que haya diálogo y que se busque el consenso. Entiendo las dudas, no es fácil lo que se está viviendo y conociendo al presidente y su equipo sé que le duele, pero estoy convencida que es el camino correcto.

Sucedió algo importante estos días, el presidente almorzó con la señora Mirta Legrand, y nosotros cenamos con la señora Bettina Romero… ¿está claro eso? Dijo Analía “la futura gobernadora”… el tiempo lo dirá…


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes