El ´´caso´´ del cura K Crespo

¡Primero Cristina, Urtubey y David y… después, Cargnello!

Rebelión en la Curia

Lo que seguramente jamás pasó por la cabeza del Arzobispo de Salta, Monseñor Antonio Cargnello, es que una oveja de su propio rebaño, en este caso el mismísimo gobernador de la provincia Juan Manuel Urtubey, le produciría en este año de elecciones el tremendo dolor de cabeza que le explotó con la seducción del hasta aquí ignoto sacerdote Jorge Crespo para ser candidato a diputado en la lista del ex romerista Javier David, hoy convertido en el último hijo pródigo del fidelísimo primer mandatario.

Lo que en realidad sucedió –y lo confirmó el propio Arzobispado- es que al padre Crespo, a esta altura mejor llamarlo el compañero Crespo, se le subvirtió la escala de valores y jerarquías para convencerse que así como es regla de alto contenido la que dictó el sabio general Juan Domingo definiendo que primero está la Patria, luego el Movimiento y por último los Hombres, en esta Argentina actual también para los curas salteños debiera estar primero Cristina, luego Urtubey, y por último Cargnello.

Las paredes del Arzobispado, que como todas las paredes del mundo oyen y filtran, dan cuenta del arcoíris de tonos violáceos-rojizos que pintó el rostro del Pastor Mayor de la feligresía provinciana cuando le confirmaron que malos vientos soplaban desde la Vicaría San Pablo, de la zona oeste de la ciudad, donde el cura Crespo plantó su bandera política sin quitarse la sotana ni el alza cuello o cleryman, seducido justamente por el tan querido y admirado feligrés amigo del Arzobispo. Virtualmente, para él, un cuasi Ángel de la política vernácula en comparación con el fantasmal rival Juan Carlos Romero. Que para ellos ahora huele a azufre. Aunque antes, y durante 12 años… ´´eso´´ no se notaba tanto.

Esos malos vientos –corrieron presurosos a transmitir los más fieles servidores del azorado Monseñor- no sólo advertían de la rebelión, sino que añadían el agravante de que esa ambición de ser diputado se había concretado en la boleta con la fórmula -además de Urtubey-Isa- de Javier David intendente.

¡Vade retro Satanás!... ¡El mismo que por años abrevó (¡Y cómo!) en las fuentes del romerismo endemoniado de Júcaro! y que, más aún, fue uno de sus más decididos pretorianos hasta ayer no más cuando, como un Judas, logró el perdón del bondadoso Urtubey que lo bendijo para asumir la Cruzada kirchnerista local 2015 por la intendencia de la Capital...

Ni hablar de las pulsaciones del jefe de la iglesia salteña cuando le acercaron uno de los afiches de su oveja desbocada desde donde, luciendo su blanca cabellera al viento, pareciera mirar a los ojos a sus detractores para mostrarle esa mano que completa su afiche-proclama, pero pensando en otra postura de esos dedos. Más precisamente, del mayor. Dicho esto con el debido respeto y pedido de disculpas por la deducción para nada difícil -más bien cuasi obvia- de la interpretación del mensaje del cura candidato.

Con asombrosa calma ante sus interlocutores informantes, Cargnello siguió tragando hiel cuando como de yapa le completaron la carga comentándole que el manso padre Jorge completó su deschavetada lanzándose en picada contra la que hasta aquí fue su propia casa, denostándola ante quien quisiera oírlo y particularmente ante los infaltables micrófonos periodísticos, como –palabras más, palabras menos- una Iglesia conservadora, sectaria y oligárquica.

Sin poder disimular su presión arterial, reflejo de su decepción como cabeza de la Iglesia salteña y miembro del Episcopado Nacional, el Arzobispo sólo necesitó de nueve líneas para remarcarle el andarivel a su pastor rebelde. A través de un comunicado, así se manifestó la iglesia que conduce Monseñor Antonio Cargnello:

´´La Arquidiócesis de Salta informa que el Sr. Pbro. Jorge Crespo unilateralmente ha decidido presentarse a las próximas elecciones provinciales como candidato a diputado, careciendo de la correspondiente autorización canónica.

Se informa que, siguiendo las normas de la Iglesia, el Sr. Arzobispo le ha urgido a renunciar a dicha candidatura y a reintegrarse en el ejercicio del ministerio que ha abandonado.

Salta, 25 de febrero de 2015´´

Naturalmente, la migraña arzobispal ocupó la atención no sólo del periodismo, sino de todo el conjunto de la sociedad.

Una de las tantas repercusiones la recogió Cadena 3 en una nota de la colega Elisa Zamora, que subió a su sitio web el programa El Acople Informativo que conduce la colega Natalia Nieto en, en un despacho que complementa este comentario. (Ver: ´´Se niega a renunciar el cura que busca ser diputado en Salta´´)

Está visto que en esta Viña del Señor, donde hay de todo, a veces lo que falta son –nada menos- que las uvas.

Y que no siempre se puede andar en paz.

Ni siquiera siendo Arzobispo.

El Arzobispado de Salta no concedió la dispensa de suspender su ministerio al padre Jorge Crespo para que integre la lista de diputados provinciales del Frente Justicialista Renovador para la Victoria

Se niega a renunciar el cura que busca ser diputado urtubeycista en Salta

El Arzobispado de Salta no autorizó al presbítero Jorge Crespo, que integra la lista de candidatos a diputado por el Frente Justicialista Renovador para la Victoria, a tomar una licencia para poder dedicarse a la campaña política. Las autoridades eclesiásticas sostuvieron que Crespo no consultó antes de dar ese paso ni para asumir tal compromiso.

Siguiendo las normas de la Iglesia, el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, llamó al sacerdote a renunciar a dicha candidatura y a “reintegrarse al ejercicio del ministerio que ha abandonado”.

El teólogo Jorge Mansaráz, dijo en diálogo con Cadena 3 que el procedimiento que debe hacerse es pedir "autorización del obispo que le permite dejar el ministerio para la función pública electiva o por convocatoria".

"Crespo le pidió una dispensa el mismo día que vencía la presentación de listas", advirtió Mansaráz.

El padre Crespo es candidato del Frente Justicialista Renovador para la Victoria que lidera el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Días atrás comenzó a difundirse en la provincia un afiche publicitario en el que se puede ver al padre Crespo apoyando a la postulación de Javier David para la Municipalidad de Salta y a Juan Manuel Urtubey para la Gobernación.

"Sos paz, sos pan, sos educación, sos trabajo, sos techo... sos más. Construyamos tus sueños", reza el cartel electoral con el rostro del sacerdote.

Según la norma canónica, cuando un sacerdote decide asumir una función pública debe acudir a su obispo diocesano y pedirle el retiro de las licencias ministeriales para el ejercicio público del sacerdocio.

El retiro de las licencias ministeriales para un sacerdote significa que no puede celebrar los sacramentos ni presidir el culto público de la Iglesia.

El arzobispo de Salta ha urgido al sacerdote a renunciar a dicha candidatura y a reintegrarse en el ejercicio del ministerio que abandonó.

Por su parte el padre Crespo, dijo que le envió una carta al obispo pidiendo una dispensa para ser candidato.

"En la carta le decía que había aceptado la precandidatura a diputado provincial y le pedía una dispensa, pero el obispo me pide que renuncie a los hábitos", sostuvo.

"Pido a Dios que arregle el camino porque no estoy dispuesto a renunciar a la candidatura ni al sacerdocio", dijo el padre Crespo.

Para explicar su afinidad por el partido de Urtubey, el padre Crespo dijo: "Hay dos colectivos, uno en el que están De la Sota, Massa, Macri y otro en el que están la presidenta y Urtubey".

"Yo me subo al que están la presidenta y Urtubey porque quiero defender lo conquistado y ampliar derechos". (Fuente: El Acople informativo.com.ar. - Nota de Elisa Zamora - Cadena 3)

Derecho Canónico: No puede afiliarse a un partido político

- ¿Puede un sacerdote católico afiliarse a un partido político o a un sindicato y participar activamente en él?

- ¿Puede un sacerdote católico tener una participación activa en partidos políticos y sindicatos como dirigentes, apoderados, candidatos...?

- ¿Puede un sacerdote católico ser diputado, ministro, juez, alcalde, o cualquier otro cargo con poder público?

- ¿Puede un monje, fraile, monja, religiosa o religioso participar activamente en política o en sindicatos? No.

El Código de Derecho Canónico señala lo siguiente: Canon 285 § 3: Les está prohibido a los clérigos aceptar aquellos cargos públicos que llevan consigo una participación en el ejercicio de la potestad civil. Canon 287 § 2: No han de participar [los clérigos] activamente en los partidos políticos ni en la dirección de asociaciones sindicales, a no ser que según el juicio de la autoridad eclesiástica competente, lo exijan la defensa de los derechos de la Iglesia o la promoción del bien común. El Directorio para el Ministerio y la Vida de los Presbíteros, para mayor abundancia, afirma que “las actividades políticas y sindicales son cosas en sí mismas buenas, pero son ajenas al estado clerical, ya que pueden constituir un grave peligro de ruptura de la comunión eclesial” (Congregación para el Clero, Directorio para el Ministerio y la Vida de los Presbíteros, n. 23). El Código de Derecho Canónico indica, en el canon 289 § 2, que “los clérigos han de valerse igualmente de las exenciones que, para no ejercer cargos y oficios civiles públicos extraños al estado clerical, les conceden las leyes y convenciones o costumbres, a no ser que el Ordinario propio determine otra cosa en casos particulares”. De modo similar, para los religiosos existe una norma similar. El canon 671señala la necesidad de autorización: “Un religioso no debe aceptar sin licencia del Superior legítimo cargos u oficios fuera de su propio instituto”.

(Fuente: www.diocesiscanarias.com )

Correo de Lectores: Carta abierta al padre Jorge Crespo

Sr. Presbítero Jorge Crespo (Salta – Capital):

* Usted, en Cuaresma, en vez de ser impulsado por el Espíritu Santo al desierto, como su Maestro Jesús, salió corriendo para entrar en la política como candidato a Diputado Provincial en Salta 2015.

* Usted se ha dejado tentar por el poder, el dinero, el placer, el alcohol, el coqueo, la libertad, buenas comidas,… Pero NO pudo decir ¡NO! Solo Usted sabe, desde cuándo que ha sido tentado y que le fue difícil el NO.

* Enfermos, feligreses, pecadores, paganos lo siguen esperando (los grandes perdedores de un hijo pródigo), mientras Usted anda buscando votos, peinado y afeitado, definiéndose “cura villero”, auto justificando su actitud con lo manifestado por del Papa Francisco de “hacer lío” en su mensaje dirigido sobre todo la Juventud del mundo, en Brasil.

* Usted evoca a los Obispos Novak y de Nevares. (Su ordenación episcopal, P. Jorge, por si lo olvidó, tuvo lugar en un agosto del 61, oficiando de principal consagrante S.D.B. Carlos Mariano Pérez Eslava S.D.B., por entonces obispo de Comodoro Rivadavia y más tarde arzobispo de la diócesis de Salta.) Sin embargo ninguno de ellos dejó de ser sacerdote.

* Usted me recuerda más al ex Obispo Fernando Armindo Lugo M. (presidente de Paraguay 2008-2012), reducido al estado laical (pidió las licencias correspondientes, con renuncia inclusive, lo que lo hace, al menos, obediente) Pero la política fue la excusa, su condición de hombre fue más fuerte y tuvo que hacerse cargo de sus compromisos familiares (esposas e hijos varios).

* ¡Deje de trasgredir luego de 60 años! … Dé vida al "hijo pródigo" (pecado, arrepentimiento, perdón) que tantas veces (años) leyó en el Evangelio. Y como salteño que es, sus ovejas lo esperan, déjese encontrar por nuestro Pastor Obispo Monseñor Antonio Cargnello, que seguramente al volver y/o encontrar a la “oveja perdida” todo será una “fiesta”.

* Ah, no me olvido: Sobre los que lo tentaron (Frente Justicialista Renovador para la Victoria, Urtubey-Isa (gobernador y vicegobernador) -David (intendente) no vale la pena decir nada. Ya se enterarán en las urnas.

Carlos Amieva

DNI 11.600482


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes