Urtubey decreta, guste o no

¡Juampi… Yo te ordeno ministro político!

Cuando el gobernador Juan Manuel Urtubey decidió que la cartera política de su gobierno, inexistente en los hechos y en su ideales objetivos, pasara de manos del engolado Eduardo Sylvester a su fiel secretario multifuncional Juan Pablo Rodríguez, no hacía otra cosa que reafirmar su cesarismo, su “yo hago lo que quiero” y que ni los consejos de aquel viejo general que él mismo proclama como su inspirador supo legar en relación a que para gobernar… “hay que jugar –sí o sí- con la primera…”

Dicho esto por lo que –obviamente en off- se encargaron de comentar en los habituales cenáculos políticos, politiqueros y periodísticos los propios oficialistas de turno, prebendarios todos ellos de los poderes del Estado. Sin excepción. Y que con facilidad y buena memoria se encargaron de corroborar los escribas.

Por ejemplo, desde el vapuleado sector del peronismo que reconoce en el neutralizado Miguel Isa a su conductor, se refrescó la larga –larguísima- campaña desplegada por el nuevo ministro político para minar toda acción del intendente hoy en retirada, que pudiera consolidar ése indiscutido liderazgo peronista que –como se vio aunque sin la convicción soñada- tenía como norte nada menos que el sillón del mismísimo Urtubey, en este 2015.

Fueron los hombres y mujeres del hoy decepcionado “isismo” los que en repetidas ocasiones protestaron contra la evidente acción del por entonces Secretario de Prensa y luego mano derecha y cajero publicitario del gobernador y que les corroboraron inclusive funcionarios y empleados de la Casa de Gobierno con precisiones tales como una enfática orden de “borrar a Miguel Isa de todos los partes y fotografías oficiales donde pudiera aparecer…”

Idéntica ojeriza (y mutua ojeriza bien cabría decir), fue la cultivada durante un par largo de calendarios por el popular “Juampi de Juan” respecto a Manuel Santiago Godoy, el viejo zorro de la política presidente de la Cámara de Diputados y aliado imprescindible para el gobernador siempre huérfano de dirigentes en el cabal significado de la palabra.

Ni Miguel Isa, ni “El Indio” Godoy al decir de los peronistas, jamás ignoraron las maquinaciones del hoy encumbrado Juan Pablo Rodríguez. Mucho menos quién las ordenaba.

Pero lo que sí está “en el aire” hoy y por imperio de las circunstancias, son las maquiavélicas ironías que se refieren, con crudeza, a aquello del “pinet” elemental para jugar –como decía Perón- en la primera división. Nadie podría imaginar una pulseada política del joven premiado por Urtubey tanto con “Miguel” como con “El Indio”. Por sólo nombrar a dos.

Pero si hay algo en la trayectoria–valga la expresión- del nuevo prominente funcionario es la impronta que dejó en su paso por los ámbitos de prensa y difusión del gobierno de Urtubey.

(Del capítulo anterior de su carrera también en esa área, pero del gobierno de Juan Carlos Romero y Walter Wayar donde supo desempeñarse “con lealtad y patriotismo”, mejor no abundar. Es una etapa conocida, aunque seguramente incomoda su recuerdo al protagonista por aquello de las lealtades sucesivas)

Pero este renovado nombramiento torna oportuna la mención al sinnúmero de quejas y denuncias no concretadas por temor a perder los “favores” de la publicidad estatal, manejada en forma arbitraria, autoritaria y discriminatoria por todos los gobiernos. Por esos lares y ni hablar del kirchnerismo nacional.

Sin ninguna duda por mandato e interpretación del pensamiento al respecto de su líder y conductor, Juan Pablo Rodríguez mereció el repudio de una infinidad de colegas, productoras, editoriales y medios de comunicación no “poderosos” por sus desfachatados aprietes y juicios de valor inaceptables.

A su repertorio –esta vez denunciado públicamente y en repetidas ocasiones- pertenece aquella repudiable argumentación suya y por ende del gobierno, que proclamó sin vergüenza diciendo que la pauta publicitaria del gobierno de Salta se repartía conforme a lo que graficó como “la política del semáforo”.

La aberración consistía (consiste) en “dar publicidad” –como si fuese una merced del César- en base a los siguientes parámetros y colores. “Verde: merece publicidad porque significa apoyo al gobierno. Amarillo: Tal vez alguna pauta, porque el gobierno no confía en ese medio o en ese periodista. Y rojo: cero de publicidad “porque son evidentemente simpatizantes de Juan Carlos Romero”

Los antecedentes registran también aquella Carta Abierta que un colega especializado en deportes, Martín Rementería, publicara dirigida a Rodríguez desnudándolo en ese proceder. Basta repasar sus principales párrafos. Imposibles de desmentir ayer ni hoy:

“Juampi, se te escapó la tortuga…”

Le aclaro al señor Juampi Rodríguez, Secretario de Comunicación del Gobierno de Juan Manuel Urtubey, que no se confunda y por más que recientemente nos haya concedido una mísera pauta publicitaria a nuestro medio www.arengadeportiva.com.ar, eso no le da ningún derecho a meterse y a querer opinar sobre el contenido que se publica en nuestra página web.

… Considero como periodista que la libertad de expresión está primero antes que nada y que lo que intentó hacer el Secretario de Comunicación es intentar violar nuestro propio derecho.

Y por eso mismo ni vos Juan Pablo, a quien te conozco cuando estabas dentro de la estructura de Juan Carlos Romero, ni nadie, nos vendrá a decir que es lo que tenemos que hacer o publicar en nuestro medio.

… Así con esto quiero que te quede claro "Juampi" que Arenga Deportiva nació de manera independiente y lo seguirá siendo mientras quien escribe esté al mando de todo esto. De mi parte no le daré lugar a ninguna de las insolentes observaciones y recomendaciones que quiso realizar el "repartidor de pautas" y que encima no me las hizo a mí y si a mis compañeros con quien mantiene un mejor trato.

… Por último, como se lo dije en persona en su momento al mismo Rodríguez, no necesito que me digan ni me manden mensajes a mi celular diciéndome denle mucha difusión a este evento, o a este otro. Lo que se hace en Arenga se hace por vocación y se hace siempre que esté al alcance de nuestros recursos. La web Arenga Deportiva estuvo cuatro años sin la ayuda del gobierno provincial. Si tengo que dejar de hacerla será por una cuestión de que no están los recursos necesarios para continuar con la misma pero jamás continuaría haciendo mi trabajo bajo presiones o condicionamientos del poder. Fdo: Lic. Martín Adolfo Rementería

De nuestra parte, y como colofón de estas breves pero elocuentes consideraciones sobre el nuevo hombre fuerte en el área política del gabinete de Urtubey consideramos también oportuna reiterar nuestra nota editorial reciente referida al ejercicio de la Libertad de Expresión.

La misma fue motivada ante un informe del gobierno –precisamente desde el anterior destino del hoy ministro de gobierno- donde se pretendió mostrar al gobernador como un adalid en la defensa de tan sustancial libertad y derecho humano cuando AM 840 decidió levantar con torpeza y en forma agraviante para sus protagonistas el programa “Buena Vibra”. Hecho que por sus características insólitas e insolentes en esa misma edición repudiamos. (Ver: Desde Nueva Propuesta, una reflexión necesaria)

Libertad de Expresión

Desde Nueva Propuesta, una reflexión necesaria

  • “Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira”

(Mahatma Gandhi)

Que el gobernador de la provincia, Juan Manuel Urtubey, se ocupara personalmente de manifestar ante los periodistas despedidos de la emisora AM 840 su solidaridad y compromiso de apoyo, resulta a todas luces –así anunciado- un acto valioso. Altamente valioso para el ejercicio de nuestro digno oficio y profesión.

Pero lo que resulta ineludible para nuestro medio, Semanario Nueva Propuesta, de Juan Guillermo Gonza, Editora Época, que transita ya sus 23 años de existencia jalonados de hitos de inconmensurable valor como el Primer Premio Nacional ADEPA – Diario Clarín a la Libertad de Expresión, es manifestar una breve reflexión ante los dichos proclamados por el primer mandatario.

En esa reunión –surge con contundencia de proclama del parte de prensa oficial- Urtubey se manifiesta como un verdadero adalid del respeto a la Libertad de Expresión y de Prensa.

Replicamos, con todo respeto y energía que ello resulta una absoluta falacia de su parte, pues lo que declama hoy tiene su desmentida más contundente e irrebatible en el Recurso de Amparo que nuestro medio tramita en esta etapa aún ante la Justicia Provincial, denunciando concretamente al gobernador y su gobierno bajo el grave cargo de censura indirecta. Figura jurídica ya consagrada como delito de los Estados con el manejo arbitrario y discriminatorio de la publicidad oficial por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a través de la acción reconocida universalmente de su Relatoría Para la Libertad de Expresión.

Ese proceso está en marcha, y su origen se remonta a las postrimerías del año 2013 con la quita total de la publicidad oficial exclusivamente a nuestro medio como así también al emprendimiento periodístico de Juan Guillermo Gonza (h) con una historia de más de una década como revista, programa televisivo y radial.

El expediente inicial número 443990 de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial Sala III del año 2013, luego tratado por la Corte de Justicia de Salta por la cuestión de la competencia bajo el número 036736/13, y actualmente en aguardo de sentencia en el Juzgado Civil y Comercial de X Nominación como expediente 488.071/14, constituyen la verdadera cara del gobierno provincial y de su titular respecto a las tan consagradas e irrenunciables libertades constitucionales.

La mentira no aumenta la nariz… pero sí destruye la confianza.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes