Pablo Outes: ¡El gobernador Urtubey y sus funcionarios están ciegos…!

“Sáenz comparando con Miguel Isa, recibe entre $ 6 y 8 millones menos”

¡Sáenz tiene diálogo permanente

con el presidente Macri!

Desde que Juan Manuel Urtubey llegó al poder en 2007 electoralmente la Ciudad le fue esquiva. Y mientras más se empecinó el gobernador en su política “anti Capital” los vecinos más le dieron la espalda. Una tras otra las alquimias electorales tales como “la misma sangre” chocaron contra los capitalinos que entendían que Urtubey los estaba castigando. Sea a manos de Walter Wayar en su momento, del Partido Obrero después y de Gustavo Sáenz aliado del romerismo en las últimas cuatro elecciones Urtubey siempre cosechó rechazo. “La provincia es una sola”, se justificaba cada vez que si bien ganaba en todo el territorio en la Capital recibía cachetazo tras cachetazo.

Miopía en la que aún se obstina por estos días trabándole la gestión al flamante intendente peronista opositor, tal como lo expresa a viva voz uno de los puntales políticos del proyecto político de Ruberto Sáenz, el actual Coordinador General de la Intendencia Pablo Outes.

Es que el tira y afloje a sólo cuatro meses de gestión es cada vez más evidente y los cruces entre “gustavistas” y “juanmanuelistas” se endurecen. En otra de sus “brillantes” y maquiavélicas alquimias, el gobernador no tuvo mejor idea que “plantarle” al jefe comunal una suerte de “intendente paralelo”, inventándole al polifuncional y pluripartidario ex interventor del municipio de El Bordo Matías Assenato el cargo de Secretario de Áreas Municipales, con manejo de recursos tanto monetarios como políticos.

Y la cereza del postre fue el reciente proyecto de ley que permitirá a la provincia acceder a un crédito de 800 millones de pesos de los cuales a la Capital Urtubey dispuso que sólo se le asignen 10.

Tras la enésima queja, desde el Grand Bourg salieron a decir que “Gustavo llora”, y el contragolpe no se hizo esperar vía Pablo Outes, quien sin vueltas pero con altura le achaca al gobernador y sus funcionarios una ceguera que más que a Sáenz perjudica directamente a los 600 mil salteños que habitan en la Capital.

En diálogo con el colega Daniel Salmoral (7PM – FM Pacífico) Outes explicó el porqué del permanente reclamo, confirmó que la provincia no sólo retacea fondos sino que decide discrecionalmente hacia dónde se destinarán, poniendo como ejemplo el polémico anuncio de la reconstrucción de la ruta Salta – San Lorenzo, según su criterio una obra que no es prioritaria para la ciudad.

Asimismo recalcó que Sáenz tiene diálogo directo con el presidente Macri y sus ministros y anunció que de concretarse uno de los principales proyectos de la nueva gestión comunal se iniciará con apoyo nacional una obra carísima pero muy necesaria, como es el encauzamiento y manejo del río Arenales.

Para Outes esta suerte de inquina de Urtubey con la ciudad capital es consecuencia de su ceguera política y la cerrazón que impuso en el PJ apenas se hizo cargo del principal partido político de la Provincia, en el que, según propias expresiones, “hace tiempo que las puertas se han cerrado para el militante” y cuyos candidatos en los últimos años “no han surgido por capacidad y militancia sino por vínculos familiares: Miguel Isa con su hija; Urtubey con su hermano; Godoy con su hijo”.

Este fue el diálogo:

¿Cómo calificarías la intendencia de Sáenz?

La gestión está dando sus primeros pasos, son los primeros cuatro meses en los que ha llevado mucho tiempo el proceso de reestructuración de personal y negociaciones con los gremios, la semana pasada ustedes saben la grave conflictividad que tuvimos y de los graves problemas que se produjeron con los gremios del señor Serrudo. Creemos que es un conflicto superado con una clara posición de parte del Municipio, donde ha quedado claro hasta dónde se negocia, hasta dónde van los derechos del trabajador. Hemos dejado en claro que con la gente que trabaja los sueldos están al día, los derechos de las personas que nos lo exigen en la medida que son procedentes los vamos a cumplir, y también hemos dejado en claro que en este marco de concertación estos hechos de violencia no los vamos a tolerar. Creemos que es una etapa superada.

Estamos marcando el rumbo de una municipalidad nueva, con alto nivel de gestión.

La parte de obra pública se va a estar reactivando en estos meses, todos saben los graves problemas que tenemos en la ciudad, esto es producto de una mala inversión que hubo y de una mala calidad de obra, como calles que se han hecho el año pasado y ya están rotas. Pero la diferencia es que estamos empezando un proceso en el que vamos a sancionar a las empresas que hicieron mal las obras.

El contribuyente ha sido un puntal de la Municipalidad pero se ha visto defraudado por las obras que no se hicieron o se hicieron mal. Obviamente hay una responsabilidad de las empresas que loas hicieron pero principalmente del estado que no las controló…

Por supuesto, hay veces que las funciones de contralor del estado están relajadas, con intencionalidad, y otros casos por otras razones. Nosotros estamos poniendo énfasis en las áreas de contralor primero buscando que las obras sean de calidad, segundo que se efectúen en los lugares que corresponden. Al municipio le cuesta muchísimo hacer una calle y entendemos que la forma es hacer una obra duradera, acá en el centro hay calles (y no es necesario que yo lo explique) que todos sabemos se han hecho el año pasado y este año las estamos haciendo de vuelta.

Hay una firme decisión primero de tener un plan de obra pública fuerte, y segundo, que se cumpla.

El intendente ha firmado hace pocas horas un convenio con la empresa Aguas del Norte para que se haga cargo de los pozos que hace, porque hasta ahora ha venido trabajando sin responsabilidad alguna y el vecino no se acuerda de Aguas del Norte cuando ve un bache nuevo, se acuerda de la Municipalidad. Esta empresa hasta el día de hoy operaba sin responsabilidad y el contribuyente se hallaba indefenso, y tampoco se ajustaba a la planificación porque nos ocurrió que calles que recién fueron pavimentadas de nuevo fueron rotas por Aguas del Norte. Se firmó un convenio en el que se busca establecer las responsabilidades de la empresa y una de las cosa pendientes es cómo Aguas de la Norte va a pagar por las roturas que hace. Tenemos que tener las garantías de que las calles se rompan según la planificación y además que a la ciudad le ingresen los fondos, sino es imposible tener una ciudad ordenada porque prácticamente nos vemos obligados mes a mes a reponer las cosas que hemos hecho el año anterior.

Vamos a seguir discutiendo con Aguas del Norte, vamos a seguir discutiendo con la provincia para que dejemos de gastar dos veces y poder ir saliendo con obras a los barrios de la periferia, que hoy nos está costando mucho.

Precisamente en el tema relación con la provincia, hemos escuchado permanente desde el Municipio reclamarle al Ejecutivo Provincial que le envíe los mismos recursos que destinaba a la gestión Isa. Desde el Grand Bourg dicen: “Gustavo llora”. ¿Es como dice el Grand Bourg que a Gustavo Sáenz le depositan los fondos en tiempo y forma o realmente le están retaceando los recursos?

Hay de todo. La gestión del doctor Sáenz comparada con la de miguel Isa está recibiendo un promedio de entre 6 y 8 millones de pesos menos si los comparamos con los de la gestión anterior. Esos fondos no estaban obligados por ley, eran fondos discrecionales que el gobernador enviaba porque quería o por la buena relación que tenía con Isa. Hoy por supuesto que por ley no los podemos pedir pero ya se nota la falta de disposición o de apoyo a nosotros. Pero bueno, entendemos que quizás no quieran ayudarnos pero no vamos a dejar de reclamar porque 8 millones de pesos menos es muy importante.

Entendemos que en la gestión vamos a tener que ser austeros, hemos hecho una reforma en materia de personal y en el control del gasto, hasta ahora sin ayuda alguna tenemos un plan de obras y vamos a continuar. Para los próximos meses se seguirá con el plan de pavimentación, bacheo para el centro y un importante plan de iluminación.

El presupuesto de la Municipalidad es de 2 mil cien millones de pesos con los cuales el ciudadano de la Capital tiene que entender que somos 600 mil habitantes. El presupuesto de la provincia es de 31 mil millones de pesos y qué pasa, esto no es casual, es producto de un sistema de distribución de recursos en el que la provincia maneja el fuerte de los recursos y el intendente reclama permanentemente por eso, no porque sea “llorón”. El poder de distribución lo tiene el gobernador.

Se supone que si provincia dispone de 31 mil millones para la Capital por la cantidad de habitantes por lo menos le correspondería la mitad, pero con 2 mil millones ¿qué podés hacer?

Por eso, la lógica es así. Y no es que el intendente sea llorón cuando pide que al momento de distribuir los fondos se tenga en cuenta que en esta ciudad viven 600 mil salteños. La ciudad necesita de un apoyo de la provincia. Se puede respetar el pensamiento del gobernador o su forma de hacer política respecto de la Capital, pero el intendente va a seguir con su reclamo. Más allá de que la provincia tiene que ser federal, la Capital tiene que ser medida con una vara justa.

¿Hay una mirada política? Te pregunto porque analizando las elecciones desde el 2007 la Capital siempre le fue esquiva al gobernador Urtubey y las últimas elecciones se las ganó Sáenz, que si bien como vos son justicialistas pero se presentaron como opción opositora al urtubeycismo. Entonces ¿será que el pensamiento de Urtubey es esmerilar la figura del intendente de la Capital?

Creo que sí, no tendría que ser así pero lo es. Dentro del peronismo hace tiempo que las puertas se han cerrado para el militante, para el candidato y si me preguntás los candidatos en los últimos años no han surgido por capacidad y militancia sino por vínculos familiares. Vamos al grano: Miguel Isa con su hija; Urtubey con su hermano; Godoy con su hijo. Entonces el político común, el afiliado, empezó a sentir que las puertas estaban cerradas por un lado, y por otro lado las gestiones no eran buenas. En Salta las cosas no funcionaban bien por eso la gente buscó un cambio. Puedo no ser objetivo pero en los últimos tiempos de Miguel la ciudadanía empezó a sentir que las cosas no estaban bien. Acá no es que estábamos “derrotando el bache” como en algún momento se dijo, acá la ciudad se estaba cayendo a pedazos. En los barrios el pasto la tapaba a la gente, en las plazas no se podía caminar por la cantidad de yuyos, la planta de personal de la municipalidad creció en forma astronómica, recibimos un municipio con 70 millones de pesos en cheques emitidos. Se notaba en el ambiente que en el caso de la ciudad se había perdido la misión de gestionar, hace rato. Y eso era el peronismo porque era un gobierno peronista.

La gente empezó a buscar otra cosa. El electorado vota cada vez más inteligentemente y va exigiendo más, y Gustavo Sáenz surgió como un proyecto de cambio. No se olviden que no teníamos apoyo ni de la intendencia ni del gobierno provincial, lo único que teníamos eran encuestas en las que la gente se manifestaba por el cambio.

En las elecciones anteriores al propio Sáenz le pasó, porque desde el propio peronismo se lo esmeriló hasta hacerlo perder con la candidata del PO Gabriela Cerrano, que se quedó con la senaduría por la Capital…

Son trampas políticas que se hacen muchas veces dentro del partido. Cuando se entra en esas variables quiere decir que los problemas de la gente se han olvidado. Cuando el que llega es el que más plata tiene o el que recibe el apoyo del más poderoso, ya está. Hay que buscar que llegue el que tiene gestión, el que es creíble y el que tiene un buen programa. Nosotros hemos apostado a eso, en la elección no teníamos recursos, no éramos el candidato oficial de nadie y si embargo el proyecto de Sáenz y ser una persona carismática y creíble le permitió llegar y ser el ganador de las últimas cuatro elecciones. Fue cuatro elecciones muy duras porque se peleó contra todo el aparato oficial que se gastó una millonada.

Llegamos con una propuesta que la gente ha votado y el mensaje le intendente lo entiende, y lo va a mantener a rajatabla porque cree que es la garantía de mantenerse y ganar elecciones con la gestión. El peronismo que estamos viendo hoy se está manejando con otros intereses, que no es la gestión, sino que se mueve por intereses familiares y personales. El poder por el poder mismo.

Se habla de un término que por ahí se minimiza pero yo como observador político le veo así: se habla de una intendencia paralela. Hay una tarea que se lleva adelante desde el Concejo Deliberante por el bloque del Partido de la Victoria junto con un concejal del PJ donde por ejemplo se hacen relevamientos y en vez de llevar las inquietudes de la gente al Municipio se las llevan a la secretaría de Áreas Municipales que conduce Matías Assenato, y veo que esto funciona como una especie de intendencia paralela.

La verdad es que si te ponés a evaluar te llama la atención que este funcionario nunca apareció por el Municipio, nunca se acercó para decir “miren a mí me están destinando gran cantidad de fondos desde la provincia y me interesaría coordinarlos con ustedes”. Es llamativo porque evidentemente se va a entrar en una superposición de gastos, o de mal gasto si se quiere.

Hay un evidente costado político en esto… son medidas… de un partido que está cerrado. Así como en su momento se decide poner a la hija o al hermano o al hijo más chico o al hijo más grande. Tienen los ojos tapados. Creo que la política real hay que analizarla con otra lente.

Lo de Asennato no lo conozco mucho, me comentaron lo mismo que me estás diciendo. Me dijeron que se maneja en los barrios periféricos y estaría bueno que se acerque a la Municipalidad. Sáenz sí es un funcionario electo…

Sí, pero cuando decís Asennato decís Urtubey…

Sí, lo que planteo es que es necesario consensuar, lo quieran o no lo quieran al intendente es necesario consensuar no por el intendente sino por los salteños que viven en la Capital. La posición que Asennato muestra ahora es similar a lo que se va a probar en Diputados que son los 800 millones de pesos que buscamos de préstamos.

Les cuento una cosa: así como Asennato nunca consultó sobre lo que hacemos y cómo podría colaborarnos, la provincia está pidiendo 800 millones de pesos que los va a destinar a obra pública y cuando el intendente se acercó a preguntar qué había para Capital le dijeron 10 millones de pesos y cuando preguntó el porqué esta fue la respuesta: de los 800 millones 400 la provincia va a decidir en qué los gasta, de los otros 400 millones hemos dividido por la cantidad de municipios 300 millones para repartir, los 100 restantes quedan para incrementos de obras. Han ranqueado a la provincia entre 60 municipios y les tocó a cada uno 5 millones, y a la Capital por ser el más grande 10 millones. ¡Ese es el criterio que decidió el ministro del área para el destino de los fondos!

A mí me resulta chistoso y me preocupa a la vez porque si hay 500, 800 o mil empleados en el ministerio de Hacienda para llegar a esa ecuación ¡estamos todos locos!

Aparte ni siquiera le han consultado al intendente qué obras necesita, porque ya desde el vamos arrancan con dos obras que el gobierno de la Provincia va a hacer como la ruta 26 y la ruta a San Lorenzo…

Evidentemente el dueño de la plata es otro. Dentro de las obras que la provincia va a hacer está hacer de nuevo la ruta Salta – San Lorenzo y el intendente entiende que esto no es prioritario. Esta ruta cuesta 100 millones de pesos.

Yo quisiera que recorramos las calles, los accesos a los barrios nuestros, vamos a Solidaridad a la noche y veamos qué calles tenemos con luz, cuáles con cloacas y si vemos el estado de necesidad nos podríamos sentar provincia y municipio y decir a ver, tenemos 100 millones para invertirlos, diga usted señor intendente qué necesita la ciudad. Sería una posición más inteligente, más evolucionada.

Yo digo que hay una profundización de la pelea entre urubeycistas y gustavistas, tal como lo escribí en mi anterior columna de opinión, y allí pongo el ejemplo de la FAM (Federación Argentina de Municipios) y que el propio presidente Macri estaría interesado en impulsar la candidatura de Sáenz a presidir ese poderoso organismo, que lo instalaría al intendente nuevamente en el contexto nacional como ya estuvo con Sergio Massa y le pondría una basa importante a Urtubey en Salta. Sería un hecho político, creo que tiene ese condimento…

Es un hecho importantísimo que un intendente del interior maneje la Federación, de todas formas nosotros estamos concentrado en la gestión. Tenemos claro que la base y la proyección a futuro va a estar dada por la calidad de la gestión que efectuemos. El presidente Macri tuvo varias muestras y gestos con el intendente Sáenz.

Contanos una, porque todos dicen que esto es imposible, porque Gustavo es Massa y Macri PRO…

Sáenz actualmente habla con el presidente, y el presidente de la Argentina lo habilitó para que tenga un diálogo prácticamente diario con los ministros más importantes que tiene. La ciudad de Salta al día de hoy tiene muchos proyectos presentados que de llevarse adelante, Dios quiera, nos van a permitir resolver problemas estructurales como ser el anegamiento, una cuestión básica como es en encauzamiento y manejo del río Arenales, obras carísimas en las que estamos avanzando. Los directores de los programas nacionales están habitualmente en Salta y esto es producto de una buena relación.

Nosotros estamos trabajando a nivel gestión, entendemos que la gestión en la Argentina actual es fundamental y el intendente tiene un guiño de la Nación. No hemos ido a vender nada, simplemente hay una buena relación política y a eso lo estamos acompañando con proyectos.

Ante todo está el convencimiento de que Salta tiene que volver a estar linda, limpia, tiene que mostrarse como una ciudad importante que hace años dejó de tener ese sitial.

Algunos dirigentes importantes del oficialismo dicen “Gustavo Sáenz es pura voluntad, es trabajo, pero carece de un proyecto para la ciudad”…

Bueno, para cuestionar es mucho. Sáenz empezó a gobernar hace cuatro meses nada más. Tenemos un muy buen equipo, tenemos aporte de ideas, el estado es una estructura pesada que cuesta ponerla en funcionamiento. Creo que en los próximos meses se va a empezar a mostrar realmente la capacidad que tiene Sáenz. Estoy convencido que la gente se va dar cuenta en los próximos meses lo que es la gestión: vamos a cuidar el gasto, vamos a controlar a las empresas que trabajan, estamos hablando con el personal, vamos a cumplir con la gente pero también vamos a exigir el trabajo, hemos puesto un doble horario de atención a la gente que se va acostumbrado de a poco.

En política todos cuestionan, pero pocos aportan ideas.

Si hay un buen aporte de los contribuyentes y el gobierno provincial retacea fondos, ¿la Nación manda algo como “para ir tirando” hablando mal y pronto?

En la política todo lo que sea gastos fijos nosotros somos los responsables y buscamos generar nuestros propios fondos. Ahora recibimos dos ATN, uno ya llegó y el otro llega en los próximos días, y según sé son muy pocos los municipios que reciben ayuda de este tipo. El 11 de mayo estamos firmando un convenio con la Nación de 45 millones de pesos para obras en dos barrios que teníamos proyectadas, o sea que estamos conformes. Vamos a buscar siempre acerarnos al gobernador, ayudar a la provincia, pero siempre sin dejar de lado nuestros reclamos. No es de llorones, actuamos porque tenemos una responsabilidad grande.

De todos modos de los 800 millones Sáenz pide 200 y el gobierno sólo le va dar 10...

Vamos a continuar diciéndole al gobernador que sería conveniente tener un mejor diálogo. Entendemos que la política tiene que evolucionar, no se puede seguir con eso de que porque sos mío te ayudo y porque no sos mío no te ayudo. Acá viven 600 mil salteños y no nos vamos a cansar de repetirlo.El ciudadano lo va a entender.

Sos presidente de la Cooperadora Asistencial. Hay quienes dicen que quedó el huevo de la serpiente de Cattáneo…

Son como mitos que hay que cuando se va un gobernante queda… no… la Cooperadora está trabajando, quizás se nos cuestione porque no hemos salido a echar gente. Hemos hecho los cambios que eran necesarios y hay gente de la gestión anterior que sigue trabajando, pero nosotros hemos hablado con ellos y les hemos expuesto claramente cómo vamos a trabajar y adónde queremos ir. La cooperadora va a cambiar la flota de vehículos, hemos organizado las cuestiones del personal, se están ejecutando muy buenos programas de carácter preventivo. La asistencia se sigue efectuando pero no es el único programa que tenemos. Quizá no son programas que nos den votos pero la política hay que medirla en el tiempo y la gente si trabajás bien a la larga te va a dar apoyo sin que se lo pidas.

Pero acá no hay huevos de la serpiente, estamos trabajando, hubo problemas, al señor Cattáneo se lo relegó en su momento pero no tiene nada que ver, el señor Isa ya se retiró y esta es otra gestión.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes