El día que Coca Cola se empobreció en Salta...

Allá por fines de mayo del 2014, y teniendo como agente de prensa gratuito nada menos que al gobierno de la provincia, y a su conductor Juan Manuel Urtubey ilustrando las fotografías y enrojeciendo sus manos de tanto aplaudir a sus ocasionales anfitriones, la empresa Arca Continental Argentina anunciaba con bombos y platillos que a partir de ese momento su planta en nuestra capital se consolidaba “como bastión para el desarrollo de sus productor Coca Cola…”. Ello merced a una inversión de 20 millones de dólares “en la planta para una nueva línea de producción que es la primera del sistema en todo (sic del parte de prensa oficial de la gobernación) el mundo…”

Obviamente impactado y por qué no emocionado, nuestro mandatario -destacaron sus propios escribas- “agradeció a las autoridades de Arca Continental, la confianza en Salta” ponderando esos “…veinte millones de dólares que se invirtieron en la planta que la empresa, dedicada a la producción, distribución y venta de bebidas no alcohólicas de las marcas propiedad de Coca Cola Company, tiene en la zona sur de la ciudad para ampliar su capacidad en la Argentina…”

Aquellas crónicas informativas y publicitarias también difundieron por supuesto las voces de la empresa que invertía esa importante suma de dólares en este norte históricamente postergado del país. Tal los conceptos del director general de Arca Continental, Alejando González, quien ante la atenta y sonriente comitiva de funcionarios de primer nivel de la provincia “remarcó que Salta es un bastión para la empresa en este país y que continuarán las inversiones… Nos motiva crecer en todos los sentidos, como empresa y con nuestros clientes. Reconocemos a quienes día a día se esfuerzan y se prepararon…” indicó el directivo para repetir que “Salta va a ser nuestro bastión…”

Ante semejante predisposición del poderosísimo grupo empresario mundial, Urtubey volvió a su reconocimiento diciendo: “…Vale la pena invertir, confiar, creer en el país y en Salta…” Optimista por el futuro -celebraran los informes oficiales- “Urtubey indicó que la provincia crece, que debe seguir haciéndolo, y que lo importante es saber que con esfuerzo, perseverancia y dedicación construiremos el país y la América Latina que nos debemos…”

Y la crónica remataba: “…Guiado por empresarios, el mandatario recorrió la nueva planta y conoció su funcionamiento. Con esta nueva incorporación, Arca Continental incrementó su capacidad y flexibilidad operativa para cubrir la creciente demanda de las bebidas que requieren ser llenadas en caliente (Powerade, jugos Cepita y Fuze Tea).

Hoy la empresa en Salta cuenta con ocho líneas de producción, con la más desarrollada tecnología. El director de Arca Continental Argentina, Juan Alba Loaiza, aseguró que el plan de crecimiento obedece a un aumento de la demanda y a una visión a largo plazo de la compañía.

Durante el acto se entregó el premio a la Excelencia al titular de la compañía en la provincia, Oscar Yáñez, quien dijo que el logro se debe al esfuerzo de todos los trabajadores.

Los ministros de Ambiente y Producción Sustentable, de Gobierno, de Trabajo y de Educación, Baltasar Saravia, Eduardo Sylvester, Eduardo Costello y Roberto Dib Ashur; el intendente capitalino, Miguel Isa; y otros funcionarios provinciales y municipales se sumaron a este acto.”

Más datos del poderío empresario

Por su parte el periodismo amplió su enfoque hacia la empresa, comentando además que el Director de Arca Continental Argentina, la segunda embotelladora de Coca Cola más grande de América Latina enfatizó en la importancia de la inauguración de una nueva y vanguardista línea de producción Hot Fill en su planta de Salta.

Juan Alba Loaiza manifestó entonces que las operaciones del grupo en Argentina “son muy significativas porque fueron la puerta de salida de nuestro grupo más allá de México, y eso nos ha permitido crecer en las operaciones también a otros países como a los EEUU mismos y Ecuador. Obviamente nos los ha permitido porque los resultados han sido muy, muy buenos; es el motivo por el cual nuestros inversionistas han mantenido un nivel de inversión altos, una reinversión de lo que aquí se ha generado para poder modernizar nuestras plantas”.

Además destacó las ventajas de trabajar con profesionales argentinos: “El equipo hace la posibilidad de que nuestros procesos sean de clase mundial. Contamos con un equipo muy valioso, yo creo que los trabajadores que integran la empresa, todos Argentinos, aportan un valor a ese ingrediente de tecnología”.

Hoy Arca despide 51 trabajadores

Hoy viene al caso recordar aquel acontecimiento aplaudido por la más alta autoridad del gobierno salteño, porque esa misma planta despide medio centenar de trabajadores bajo el pretexto de dificultades económicas.

Y entonces nuestro gobernador, el mismo que los aplaudía por la inversión y tanta proclama de confiar y apoyar el progreso de nuestra provincia, ordena a su ministro de trabajo y otros altos funcionarios responsables de las áreas de protección social de nuestro pueblo vuelvan a ese predio y a esos despachos que administran enormes capitales, a frenar arbitrariedades, daños e injusticias a todas luces evitables. Injustificables.

No puede Urtubey tragarse el cuento que aquella jornada de hace apenas dos años y un par de meses era una mentira, o un castillo imaginario de arena.

Ni mucho menos que el imperio -cabe el término- de Coca Cola, se derrumbó en estos últimos días de golpe y porrazo, desequilibrado por 51 trabajadores salteños.

Y pensar que tantos se llenan la boca declamando sobre la responsabilidad social de las empresas.

Y de paso… desgravando impuestos en cada oportunidad posible… o inventada.

O consumiendo el valiosísimo recurso del agua… ¡gratis!... como alguna vez lo denunció y quiso corregirlo en vano intento por supuesto por el alud de manos levantadas del oficialismo, el periodista Julio De Vita, por entonces diputado provincial del Partido Renovador.

Todo está grabado y no sólo en la memoria.

Está escrito, como puede leerse en esta nota.

Despidos en Coca Cola: excusa y “no serán reincorporados”

Repercusión periodística: “Sabor amargo”

El gerente de Salta Refrescos dijo que, aunque "les duele", los cesanteados no serán reincorporados y que la medida es legal. Se agrava el conflicto.

La crisis energética y económica es causa de los más de 50 despidos en Salta Refrescos. Al menos así lo dijo Oscar Yáñez, gerente de la empresa que se encarga de embotellar la gaseosa Coca Cola y sus otras marcas.

La excusa "de cajón" fue dada por el representante de la firma que dejó en la calle a 51 empleados. Según refirió Yáñez, el recorte del personal es definitivo.

Dijo también que antes de cesantear a los trabajadores, se siguieron todos los pasos legales para dar curso a los despidos. "La empresa ha cumplido toda la normativa legal”, sostuvo durante una entrevista con Cadena Máxima.

“Evidentemente estamos produciendo menos cantidad, hay menos pedidos”, señaló en referencia a los motivos de esta medida que, según dijo, no sería exclusiva de Salta. (Fuente: www.quepasasalta.com)


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes