SIN ALBERTO, CRISTINA SALIÓ DE CAMPAÑA CON AXEL


Del acto no participó el presidente Alberto Fernández, quien esta tarde recibirá el vuelo provenientes de Estados Unidos con más de 900 mil dosis de la vacuna AstraZeneca que arribarán al aeropuerto de Ezeiza.


De manera imprevista y sin un anuncio oficial, la vicepresidenta Cristina Kirchner inauguró este lunes una obra en el Hospital de Niños "Sor María Ludovica", de la ciudad de La Plata, donde pidió un "acuerdo básico" con la oposición en el contexto de la pandemia y apuntó a los medios de comunicación.


Acompañada por el gobernador Axel Kicillof, la ex presidenta reclamó que "en nombre de los trabajadores de la salud, de la gente que por temor no se vacunó y hoy ya no está, les pido por favor que dejemos a la vacuna y a la pandemia fuera de la disputa política y contribuyamos a que no haya tantos contagios".


Del acto no participó el presidente Alberto Fernández, quien esta tarde recibirá el vuelo provenientes de Estados Unidos con más de 900 mil dosis de la vacuna AstraZeneca que arribarán al aeropuerto de Ezeiza.


"Entre todos podemos llegar a un acuerdo básico y mínimo que hay cosas que no pueden ser objeto de discusión. No podemos discutir si la Tierra es plana o redonda. Y no podemos seguir discutiendo y envenenando a la gente con que la vacuna tal o cual sirve o no sirve", sentenció Cristina.


Y añadió: "Dejemos a la vacuna y a la pandemia fuera de la disputa política y contribuyamos a que no haya tantos contagios".


También criticó a quienes cuestionan las medidas sanitarias adoptadas por el Gobierno para contener la pandemia: "'Libertad para mí y que se joda el resto' no es libertad. La verdadera libertad es cuando uno sacrifica su propia libertad de estar abocado a una tarea solidaria para que los demás sean libres".


"Ayudemos a la libertad de la sociedad, a que estemos todos vacunados. Ahí vamos a tener la verdadera libertad de hacer lo que queremos", enfatizó la ex presidenta quien también estuvo acompañada por el ministro de Salud provincial, Daniel Gollán, y por la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario.


En este sentido, Cristina Kirchner pidió que "no se ponga en duda" la palabra de los médicos y de los especialistas al momento de hablar de la situación sanitaria. “No puede ser posible que esto sea un campo de disputa política", sentenció.


También reservó otro mensaje para la oposición cuando habló de las vacunas: "Hoy completamos 20 millones de vacunas con todas las dificultades que tenemos, que son producto de la desigualdad entre los países. Hay países que han acaparado millones de vacunas frente a países que están penando por tener una. Entonces, ¿no sería mejor que todos los argentinos unidos les pidamos a esos países que sean solidarios y envíen esas vacunas al resto del mundo que todavía le faltan?".


Hacia al final sostuvo que el Gobierno va a "vacunar a todos los argentinos y las argentinas" y "vamos a volver a ser felices".


En ese sentido, Cristina elogió la campaña de vacunación de la Provincia de Buenos Aires y la calificó como "modelo" y remarcó la participación de voluntarios jóvenes ad honorem. "Jóvenes por la libertad -se envalentonó- pero no por la libertad propia, por la de los otros".


"Quise estar aquí por historia y por coyuntura", explicó la vicepresidenta sobre las razones que la llevaron a aceptar la invitación de Kicillof.


Y agregó: "Me acabo de enterar recién que esta obra había sido planificada en el año 2010... Pero lo cierto es que uno puede planificar y planificar pero lo importante es cuando las cosas comienzan, siempre, las haga quien las haga".


Cristina concedió entonces: "Esta obra había sido comenzada por la administración anterior, el gobierno de la gobernadora Vidal" pero dijo que "sin embargo, le quedaba mucho por hacer" y "hubo una decisión de Axel Kicillof que fue la de seguirla". Y contrapuso con decisiones que tomó la ex gobernadora en su mandato con hospitales inconclusos.


Entonces Fernández de Kirchner hizo una referencia al Presidente. "Quiero recalcar esto, como lo hizo hace poquito Alberto, el viernes que estuvo en el (hospital) Roffo de CABA, comprando y poniendo una máquina... no comprando. La habíamos comprado nosotros y estaba en Bélgica, un ciclotrón que me comentaba Alberto -reiteró- no lo habían traído".


En su cuenta de Twitter, también reflejó la siguiente parte de su discurso en la que apuntó de nuevo contra María Eugenia Vidal. "En el mundo de la anti política, los políticos 'son todos iguales'. Bueno no. No son todos iguales. No somos todos iguales", dijo y respaldó a Kicillof.


Críticas a Clarín


En otro tramo de su discurso, recordó el juicio que le había ganado al diario italiano Corriere della Sera en una causa por difamación cuando en 2008 estuvo en una conferencia contra el hambre organizada por la ONU en Italia.


"Corriere della Sera es tan importante como el Clarín, no, miento, me corrijo, como Clarín no hay nada en ninguna parte del mundo", apuntó.


Y siguió: "El grado de concentración y de repetición al unísono que tiene una noticia que aparece publicada en el gran diario argentino, que se replica inmediatamente en toda la red de noticias, de cables, de canales del interior, no existe en ninguna parte del mundo".


"Porque en todas partes del mundo hay legislación que impide ese grado de concentración mediática", completó la vicepresidenta.


La mandataria hizo referencia al juicio que le ganó al diario italiano en 2013 porque los 40 mil euros que recibió de esa disputa judicial los donó al hospital de niños de La Plata.


Kicillof apuntó contra el macrismo​


En el edificio ubicado en las calles 14 entre 65 y 66, Kicillof fue el primero en hablar y cuestionó que la obra en ese hospital "se había planificado para 2010, se inició en 2017 y se dejó literalmente de 'garpe' el 11 de agosto de 2019".


"Hubo otras obras que estaban practicamente terminadas y no se quisieron inaugurar. Una vergüenza. No se quiso reconocer el trabajo que hizo el gobierno de Cristina", reprochó el mandatario provincial, quien apuntó directamente contra el gobierno de María Eugenia Vidal.


En este sentido, añadió: "La obra se paró y se la dejó con deudas. Vinimos a terminar con todas las asignaturas pendientes".


"Llama la atención que los que dejaron pudrir vacunas no quieran enseñar cómo vacunar; que los que no terminaban hospitales nos vengan a decir qué hay que hacer con el sistema de salud", criticó Kicillof, quien también acusó al macrismo de "cerrar escuelas" durante su gestión.


En este último punto, sostuvo que "es una falta de respecto" para los docentes y auxiliares que la oposición diga "que no hubo clases".


La obra inaugurada


El nuevo edificio del Hospital de Niños "Sor María Ludovica" cuenta con un subsuelo de 166 m2, la planta baja de 382 m2, un primer nivel de 457 metros cuadrados y un segundo y tercer nivel de 366 m2 cada uno.


Se suma así una superficie cubierta total de 1.761 metros cuadrados de obra nueva provista de instalaciones de gases medicinales para internación.


En el subsuelo hay una sala de máquinas con área de tableros, cisterna, batería de termotanques; en la planta baja hay un área de salud mental, que incluye consultorios, habitaciones individuales de internación y un salón de usos múltiples.


En tanto en los niveles 1° y 3° hay habitaciones compartidas de internación; en el 2° piso se desarrolla un área de internación especial y en la azotea hay un espacio para la colocación de los equipos para la instalación de climatización, como así también los tanques de reserva.


La obra había sido iniciada pero no concluida en la gestión de Vidal en la Provincia de Buenos Aires. (Fuente: clarin.com)



Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes