EL DOMINGO, ¡A VOTAR! - ROMERO HABLA CLARO: ¡NÓ A LOS "INDEPENDIENTES" QUE DIVIDEN EL VOTO ANTI K...


En una entrevista con Maximiliano Rodríguez, por Radio Salta, el senador nacional y referente de Juntos por el Cambio en la provincia Juan Carlos Romero renovó su apoyo a los candidatos a diputado nacional del espacio, Carlos Zapata e Inés Liendo. “Somos la única opción para frenar al kirchnerismo. Este domingo se juega el futuro del país”, sentenció.

El legislador dijo que las políticas del Gobierno nacional han llevado al país a una situación crítica. Apuntó a la inflación como uno de los principales problemas que enfrentan los argentinos en el día a día. Sostuvo que “es tremendo ver cómo se pierde el poder adquisitivo” y que el problema no se arregla con controles de precios. “Eso es algo obsoleto, no ha funcionado en el mundo”, advirtió.


El Senado es la gran disputa a nivel nacional. ¿Cómo andan los ánimos?

- Tuvimos pocas sesiones en el Senado de la Nación durante este último mes. El kirchnerismo tiene una gran diferencia a favor y esperamos que disminuya; no se puede anticipar el recuento. Seguramente sea la primera minoría, pero van a intentar todo para conseguir aliados, si es que los hay. Tengo confianza de que podremos frenarlos. Nuestra campaña no es personal ni individual. No se trata de un perfil de vanidad sino de poner un freno al kirchnerismo y de defender a la provincia de Salta. No estamos para slogans ni aforismos vacíos. Yo estoy trabajando desde el Peronismo Federal, apoyando a Carlos Zapata e Inés Liendo, quienes representan la opción más segura para hacer frente al kirchnerismo en estas elecciones. Los legisladores nacionales por Salta son diez. Hasta ahora, salvo los cuatro de la oposición, el resto vota lo que el kirchnerismo les indica. Por eso, los candidatos independientes representan un riesgo, una incógnita, porque el voto que vaya para ellos es, sin dudas, un voto que favorece al Frente de la Todos. El kirchnerismo hizo muchas cosas irresponsables durante estos dos años, como aumentar en más de dos millones la cantidad de pobres, la inflación y la inseguridad. Todos los días vemos que la inseguridad ha crecido, y también en Salta. Esta no es una categoría importante para ellos. Soltaron a más de 10 mil presos, que son los que están cometiendo delitos ahora. Por otro lado, resulta incomprensible cómo el Gobierno actual ha tolerado la actitud violenta de un grupo que se esconde atrás del nombre de mapuches. La falta de trabajo, la muerte tras el mal manejo de la pandemia... La gente se dio cuenta y está enojada. Insisto: no estamos para slogans de campaña. Veo campañas vacías, si están gobernando y necesitan hacer las cosas diferentes, ¿por qué no lo han hecho ya? No se animan a decir qué van a hacer en la Cámara de Diputados de la Nación. El kirchnerismo tendrá que defender a su gobierno y nosotros somos la única opción para frenarlos. Nuestro trabajo ahora es con Carlos Zapata e Inés Liendo en Juntos por el Cambio, porque entendemos que esta campaña es más importante que lo individual. Yo no estoy trabajando para mí. Este 14 de noviembre se juega el futuro del país. Eso es lo más importante.


¿Cómo imagina el panorama del país después de las elecciones?


- El kirchnerismo llevó las cosas a un extremo tal que estamos en una situación delicadísima. En lo económico financiero, está el riesgo de default, la falta de crecimiento, la inflación en el bolsillo de la gente. Es tremendo ver cómo se pierde el poder adquisitivo. Esto no lo van a arreglar con controles de precios, eso es algo obsoleto, no ha funcionado en el mundo. Más allá del resultado electoral, la dinámica de la crisis económica sigue. Lo importante es saber si el kirchnerismo está decidido a hacer lo que hay que hacer. Hay gente que sabe y se puede consultar para hacer las cosas mejor. Cuando se hagan las cosas con consenso, ahí nos encontrarán a nosotros apoyándolos. Argentina tiene un problema muy serio. Hace 50 años que repite la misma receta de inflación, déficit, emisión y default. Si no cambiamos no vamos a lograr un resultado diferente. Si quieren corregir, la misión de la oposición es apoyar y ayudar. Ahora, si van a persistir en su tenacidad de llevarnos por un rumbo de enfrentamiento, estaremos en una situación muy difícil. La gente va a votar con esperanza de que se corrijan las cosas, dentro de lo que se pueda, porque el kirchnerismo seguirá gobernando otros dos años. Debemos ser capaces de hacer una propuesta seria para el 2023. Si seguimos en lo mismo continuará creciendo la pobreza y el atraso. Cada vez somos más pobres desde la década del 70. Si realmente no hacemos propuestas diferentes y serias, con un gobierno que sostiene el 50 por ciento de pobres no tendremos un país viable.


A nivel local, el Frente de Todos también está alineado con el oficialismo provincial. Prácticamente, las PASO han sido un empate y esto deja bien parado a Carlos Zapata para ganar la elección general. ¿Cómo queda la relación entre usted y el gobernador Sáenz?


-No tiene que mezclarse. Esto lo hablé con Sáenz incluso hace unos años. Él sabe que yo tengo un compromiso con Cambiemos y ni un día de kirchnerista. Lo sabe todo el mundo, no es sorpresa porque me paso peleando en la Cámara Alta contra los desatinos de este gobierno. La separación de las elecciones en dos períodos, como se hace en Salta, aleja la cuestión. Nosotros estamos haciendo campaña nacional, para que la gente se dé cuenta en Salta de que podemos y que es importante llevar dos diputados a la Cámara Baja, pero esto no va a significar un enfrentamiento con el gobernador. Tampoco debemos los dirigentes políticos, con peleas, agregar problemas a los que ya tenemos. Para mí es importante representar y defender a la provincia de Salta. Los salteños sentimos las consecuencias de los errores del Gobierno nacional, no estamos aislados. También tenemos inseguridad, el sistema judicial funciona con la teoría garantista, que es abolicionista y que envenenó la cabeza a muchos jueces. No hay condenas duras y la gente se fastidia. Los presos entran por una puerta y salen por otra. Además, los problemas no solo son actuales, sino que también vienen de una herencia que recibió Gustavo Sáenz con la situación económica y financiera de la provincia que ya viene trabajando hace dos años.


Hay rumores que lo posicionan como candidato para el 2023...

- De ninguna manera. No estamos trabajando por mi propio éxito, ni por lucir mi persona. Es un trabajo colectivo, yo trabajo por una idea: que el país cambie y nos vaya mejor a todos. Se trata de un proyecto político nacional con Juntos por el Cambio. No es por nadie en particular, menos en Salta. Sí pienso seguir trabajando en política, seguir activo en el Senado y ayudando a quienes quieran participar. Sabemos que cuando el país mejora, crecemos todos. (Fuente: Diario El Tribuno)


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes