top of page

CORRUPCIÓN "K" - Vialidad: el fiscal pidió que Cristina Kirchner sea condenada a 12 años de prisión como jefa de una asociación ilícita.


Empezó la revisión de la condena ante la Cámara de Casación; Mario Villar solicitó que la condena no sea solamente por fraude; también pidió que se revise la absolución de Julio De Vido


Por Hernán Cappiello

LA NACION


El fiscal ante la Cámara de Casación Mario Villar reclamó elevar a 12 años de prisión la pena de la expresidenta Cristina Kirchner en la causa Vialidad y que se la condene, no solo por fraude al Estado, sino como jefa de una asociación ilícita. La expresidenta fue condenada a seis años de prisión por el desvío de obras públicas santacruceñas en beneficio del empresario Lázaro Báez.

Villar dijo que la pena debe ser determinada considerándola jefa de asociación ilícita, por lo que dijo que le corresponden 12 años de cárcel, que es lo que pidió en el juicio oral el fiscal Diego Luciani.


Villar argumentó ante los jueces Gustavo Hornos, que preside la sala, Mariano Borinsky y Diego Barroetaveña en una audiencia ante la Cámara de Casación. Luego habrá otras cinco audiencias en las que les tocará exponer a los abogados defensores sus razones para pedir la absolución de sus clientes. Culminará en el mes de abril.


El fiscal de Casación criticó al tribunal por la escala penal que usó para castigar. “¡¿Que le decimos a los funcionarios que asumen el cargo?. Si al arrancar en la función comenten muchos delitos, se los considerará uno solo, que ejemplo estamos dando!”, dijo Villar.

Y argumentó: “Si una persona roba las cuatro ruedas de un auto, una por día, y lo condenan por un solo robo, por eso no es razonable que un delito de corrupción mercezca esta pena. Es sentido común, es sentido de justicia. Es muy extraño. Se le saca la asociaciión ilícita, cuando la escala penal permitía una pena razonable”, expresó, casi con indignación. “Esta pena no refleja la gravedad del hecho, incentiva a los funcionarios a cometer delitos”, aseguró el fiscal Villar.


El fiscal pidió que sean condenados por asociación ilícita Cristina Kirchner como jefa y como organizadores el exsecretario de Obras Públicas José Lopez, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido; el ex titular de Vialidad Nelson Periotti, y el empresario Lázaro Báez.

Asimismo pidió que sean condenados Abel Fatala, ex subsecretario de obras públicas; Héctor Garro, expresidente de la Administración General de Vialidad de Santa Cruz, y Carlos Kirchner, exfuncionario de Planificación Federal.


Para el fiscal Villar se deben aplicar las penas que pidió Luciani: 12 años de prisión para Lázaro Báez, 10 años para Julio de Vido, José López y para el ex titular de Vialidad Periotti ,6 años de prisión; 4 años para Abel Fatala y 3 años de prisión en suspenso para Héctor Garro. Respecto de Carlos Santiago Kirchner, Luciani pidió 2 años de prisión en suspenso por administración fraudulenta.


Villar arrancó explicando las razones por las cuales se debe condenar por la asociación ilícita de la que dijo que participaron Cristina Kirchner, Julio de Vido, José López, entre otros. Sostuvo que el fraude en las 51 obras públicas, no es un delito continuado sino varios delitos.


El fiscal dijo que esta teoría del delito continuo se originó en la Edad Media, cuando la sucesión de tres hurtos se castigaba con la pena de muerte. Entonces para ser menos duros decidieron interpretar que se trataba de un solo delito continuado. Dijo que en este caso sucedió lo mismo con el fraude en las 51 obras públicas, los cuales son varios delitos y no uno solo. Asimismo dijo que se deben considerar las tres administraciones en las que ocurrieron los delitos, una de Néstor Kirchner y dos Cristina Kirchner.


A su vez, argumentó acerca de la existencia de una asociación ilícita. Aclaró que no era el Estado la asociación ilícita, sino algunos funcionarios. “No fue el Estado el que cometió los delitos, sino estas personas que desviaron los fondos para ellos mismos”, enfatizó.


Casi sin público, en la sala de audiencias de las causa AMIA, y ante los jueces y el defensor de Cristina Kirchner, Alberto Beraldi, entre otros, Villar explicó que entre 2003 y 2012 funcionó en el gobierno kirchnerista una asociación ilícita y que la integraban los funcionarios acusados. Habló de una “escalera” en la toma de decisiones que iba desde la expresidenta a los funcionarios de Vialidad provincial y que así se desviaron las licitaciones en favor de Báez, pasando por López y Fatal en Obras Públicas.


Habló de un grupo delictivo organizado, y dijo que ya en la sentencia del tribunal oral se habla de que se trató de un grupo organizado, con una voluntad unificada y permanencia en el tiempo. Sin embargo, en la sentencia no se aplicó la figura de la asociación ilícita porque los jueces entendieron que hubo un solo hecho de fraude y no 51 hechos de fraude.

Villar rechazó ambos argumentos al afirmar que no se trata de un delito continuado sino de delitos diferentes que se sucedieron en el tiempo y que deben considerarse como tales. “La asocición ilícta quedó consumda desde el primer día”, dijo. Y por supuesto rechazó la idea del lawfare como planteó la defensa. “¿Que clase de lawfare hay si los 51 hechos de fraude los convierto en uno solo y les cambio el tipo penal?”, se preguntó.


Pedido de pena para De Vido

“El tribunal comete una arbitrariedad, se debe considerar integrantes a los cinco miembros desde el principio”, dijo Villar. Luego argumentó acerca de la intervención de De Vido y su actividades que terminaron en la transferencia de fondos a Báez. Y explicó la manera en que se aprobaron decretos para cambiar el presupuesto y dotar de fondos a Vialidad para pagarle al empresario.

Finalmente, indicó que en el plan “limpiar todo”, cuando el kirchnerismo perdió las elecciones y decide despedir a los operarios de Báez, se evidencia la intervención de los acusados con una transferencia del Ministerio de Planificación para pagar lo adeudado.

Cristina Kirchner fue condenada por los jueces del tribunal oral federal Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso a la pena máxima por administración fraudulenta, que son 6 años de prisión. Consideraron que las 51 licitaciones de obra pública de la provincia de Santa Cruz direccionadas en favor de Lázaro Báez como un solo hecho de fraude.


A pesar de que Cristina Kirchner está condena a seis años de prisión, no quedó presa porque esa sentencia debe ser revisada primero por la Cámara de Casación Penal y luego por la Corte Suprema de Justicia. Solo si la Corte rechaza todos los recursos de la defensa y deja firme el fallo, la exvicepresidenta podría ser detenida. Cristina Kirchner no tiene fueros que eviten su arresto, pero tiene más de 70 años, por lo que puede pedir cumplir una eventual pena en su casa.


Comments


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes
bottom of page