Efecto Ameri: la chance de eliminar las PASO, listas sábanas y dobles candidaturas…

«Lo ideal sería volver al viejo sistema de internas partidarias, porque eso les da mayor legitimidad a quienes lleven finalmente la representación partidaria en las boletas electorales», lanzaron.

El increíble hecho protagonizado por el ahora exdiputado nacional kirchnerista, Juan Ameri, desnudó como nunca antes las consecuencias que acarrea la conformación de las denominadas listas sábanas y la permisividad del sistema electoral vigente en la provincia por aceptar las dobles candidaturas.

Ya con Ameri, un lumpen que llegó a una banca nacional producto de las componendas y las roscas a espaldas de la militancia y de la mayoría de la dirigencia del Partido de la Victoria salteño fuera de juego, quedó demostrado que esta forma está agotada y que hace falta, de manera urgente, que el conjunto dirigencial político de la provincia trabaje contra reloj para eliminar esta forma de proponer candidatos por una más transparente, que se haga a la luz del día y de cara ante una sociedad harta del «busquerío» que accede a los escaños legislativos sin ninguna representación genuina y sólo apoyados por los mandamaces de turno de los partidos políticos y los frentes electorales.

El ahora vilipendiado Juan Ameri, no es sino la cara visible de una forma de hacer política por parte de dirigentes anquilosados y atornillados a sus poltronas de poder, que ahora, después del multitudinario rechazo social, tendrá necesariamente que llegar a su fin.

Con las imágenes aún en las retinas de muchos salteños, argentinos, e incluso de ciudadanos del mundo (la noticia de lo que pasó en la Cámara de Diputados de la Nación el jueves pasado es una de las informaciones más leídas en el afamado periódico londinense «The Guardian»), algunas voces de dirigentes políticos y legisladores locales ya se han comenzado a hacer escuchar diciendo que, para las elecciones del año venidero, se deberán eliminar las PASO; no se deberán permitir las dobles candidaturas, e incluso se debería votar son el sistema de boleta única, eliminando también de esta manera, el cuestionado voto electrónico que tanto rechazo provocó en partidos ajenos al justicialismo, sobre todo.

Quienes ya se han expresado a través de algunos medios, han dicho que hay que apurar la reforma del sistema electoral, para eso adelantaron que van a apurar el debate legislativo correspondiente apenas pasen los efectos más duros de la pandemia que por estos días ataca con fuerza a la población salteña.

Si bien es cierto esas expresiones suenan bien en los oídos del «ciudadano de a pie», todavía falta mucho para que pase al terreno de los hechos concretos.

Siempre, lamentablemente, la dirigencia política mira primero sus propios intereses y luego recién los de la sociedad a la que dice representar, por eso, para lograr la modificación, será necesario que sea la propia sociedad, en defensa propia, la que se movilice para que esto se apruebe cuanto antes en Salta.

Un poco de historia

Cuando emergió con fuerza en el escenario político nacional, Néstor Kirchner, presentó como la gran solución a los problemas de la política argentina y de los partidos, el sistema de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que en su espíritu puede haber sido una buena salida, pero que en los hechos sepultó a los partidos políticos y le abrió la puerta a aventureros como Ameri, que terminaron llevando la imagen de la provincia hacia abismos impensados.

Para dirigentes de distintos partidos a los cuáles este Portal consultó en las últimas horas, comentaron que «lo ideal sería volver al viejo sistema de internas partidarias, porque eso les da mayor legitimidad a quienes lleven finalmente la representación partidaria en las boletas electorales», lanzaron.

«Nunca se deberían haber eliminado las internas partidarias», expresó un ex legislador nacional peronista y agregó que «sólo con internas hay certeza que quien llega a la boleta electoral tiene el apoyo de la mayoría de los afiliados. En cambio con las PASO, cualquiera arma una lista, se presenta y llega a una banca sin ningún compromiso con las ideas y los principios del partido al que dice representar», sostuvo uno de ellos en diálogo con el Portal.

Otro, de diferente tienda política, sostuvo que el episodio de Ameri debe servir para cambiar de una vez el sistema electoral en Salta.

«Las PASO fueron la desgracia de los partidos políticos. Hoy son esqueletos y nada más. Las sedes vacías, sin vida ni espíritu, la agonía sobre todo de los dirigentes barriales, son la muestra más evidente que si seguimos con las PASO, no sólo llegará cualquier oportunista a las bancas sino que será el fin de los partidos políticos y de la Democracia misma», afirmó.

Un tercero, sostuvo que es ahora o nunca. «Más allá de lo de Ameri, debemos tener en cuenta que en plena pandemia y llenos de necesidades esenciales, sería obsceno gastar millones que no tenemos para elegir a 50 tipos. Aparte, no tenemos que olvidar el mamarracho que fueron las PASO del año pasado, donde hubo cientos de listas. Había más candidatos que votantes y eso no se puede volver a repetir», argumentó.

Ahora, con la vergüenza de lo del ex diputado nacional a flor de piel, buena parte de la dirigencia salteña adelanta que en las próximas semanas, Legislatura mediante, llegará el fin para el actual sistema.

Dejarlo de lado, necesitará de un amplio consenso que no sólo debe encontrarse entre Diputados y Senadores.

Además, será necesario que organizaciones como FOCIS y otras, por ejemplo, se expresen a la brevedad para avanzar con celeridad y así permitir que el 2021 nos ofrezca a los salteños una forma electoral más cercana a la representatividad que a la mayoría silente de los salteños/as, le hace falta.

Ameri, para su desgracia, pasará a la historia como el «diputado porno», pero tampoco es para que muchos otros inmorales que ocupan escaños legislativos, busquen sacar provecho de este hecho lamentable.

La figura de Sergio Massa, presidente de la Cámara sobreactuando el momento, para muchos fue patética.

«Claro que Ameri es un imbécil y lo que hizo es inmoral, pero también Massa es un inmoral. Estafó a millones de argentinos diciendo que haría una cosa y al final los traicionó arreglando en defensa de sus propios intereses con el kirchnerismo, a quien había prometido y jurado enfrentar. Si te pones a pensar, ambos (con Ameri) son dos delincuentes que no deberían formar parte del Congreso», fue la reflexión que dejó sobre el filo del domingo, una reconocida y respetada ex legisladora nacional.

Escuchando con atención su pensamiento, no queda más que decir que es absolutamente razonable y hace ver que los chantas y filibusteros de la política están en todas partes, también en los grandes despachos, por eso los ciudadanos deben estar atentos para evitar timos que, al final, terminan siendo demasiado dañinos para todos y todas.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes