Bettina Romero no duda: ¡Creo –y quiero- que Gustavo Sáenz será gobernador…!

La ola de versiones sobre una doble candidatura de Juan Carlos Romero para la Gobernación y la Senaduría nacional se disipó. Y los rezongos de la tropa romerista comenzaron a reencauzarse en dirección a quien competirá por la intendencia capitalina, identificada con la corriente que por fuera del P.J. tradicional (hoy aún presidido por el gobernador Juan Manuel Urtubey) postula para la gobernación de Salta al actual intendente Gustavo Ruberto Sáenz, disidente del kirchnerismo.

Hacia ella fue la atención, también, de Nueva Propuesta, así que en la semana que se va mantuvimos un diálogo extenso con Bettina Romero. La heredera de una tradición que, a través suyo, se resetea y va en busca de darle un sello al escenario político que vendrá. La siguiente es la síntesis de un interesante diálogo con quien representa a la vez la impostergable renovación generacional en la política con el protagonismo real de la mujer.

Hola doctora… la verdad es que este renovado protagonismo electoral suyo, tras aquel primer capítulo exitoso de conquistar una banca legislativa provincial no sorprende, pero sí despierta expectativas en el conjunto de la sociedad por su pertenencia ideológica cuya identidad no es otra que el justicialismo, y, por supuesto, la raigambre de su apellido en ese espacio de vigencia histórica en el país y naturalmente en Salta.

--- La verdad, estoy trabajando muy intensamente, muy entusiasmada. Desde nuestro sector, sentimos un gran apoyo y esto lo da un gran equipo que vamos conformando. Además, con el diálogo con universidades y otros sectores, como también referentes sociales, de clubes sociales y deportivos, con colegios profesionales. Indudablemente hay ganas de pensar juntos y de trabajar unidos por una Salta que todos queremos. Esto, para mí, es un gran desafío desde lo personal y profesional, pero es un reto al que estoy encarando con mucha tranquilidad, como le decía, sintiendo mucho apoyo. En estos días, no damos abasto en llegar a cumplir con todas las reuniones, lo cual es indicativo que en la ciudadanía, en Salta, había necesidad de pensar y visualizar un proyecto que mire a lo grande, y es lo que nuestra lista, nuestro espacio, representa: pensar en un diseño de nuestra Salta para los próximos 10 o 15 años. Esta Salta moderna, esta Salta del Siglo XXI, es nuestra idea para integrar en ella a todos los salteños.

¿Cuál sería esa ciudad proyectada de acá a 10 años?

--- En esto, reconozco a Gustavo Sáenz a alguien que ha motorizado el municipio, lo ha despabilado, lo ha puesto en marcha, consiguiendo recursos, invirtiendo donde era necesario. Ha logrado la recuperación de espacios públicos, también ha ampliado la atención horaria desde la intendencia, generando un municipio más abierto a la sociedad. Pero, a la vez, siento que ahora y a partir de diciembre se abre otra oportunidad, una instancia superadora.

Tenemos que exigirnos y animarnos a construir una ciudad acorde a este siglo XXI que estamos viviendo, también acorde a una ciudad que ha crecido enormemente y a nivel demográfico igualmente, aunque de manera desorganizada. Hoy ya somos una mega-ciudad, superamos los 500.000 habitantes y, por ende, tenemos otros desafíos. Está latente la necesidad de articular y trabajar desde diferentes áreas para lograr soluciones concretas, para lograr una transformación. Salta, si uno la analiza en cuestiones de transporte, en cuestiones de movilidad, en cuestiones de medio ambiente, en lo que tiene que ver con infraestructura urbana, en lo que tiene que ver con planificación urbana, ha quedado muy en el tiempo.

Nosotros tenemos puntos de acceso a la ciudad, autopistas, un sistema de transporte planteado hace quince años. Quince años es mucho. Hemos crecido, hay más automóviles, más motos.

¿Considera que de manera caótica?

--- Fue desorganizado. Por eso, tenemos puntos de estrangulamiento en el ingreso a la zona céntrica y a la ciudad, lo que convive con vecinos que en la zona sudeste donde, por ejemplo, faltan espacios verdes, como para recreación y formación. Creo firmemente en la formación en oficios, como en la formación y apoyo a los emprendedores, al igual que a la creatividad cultural y artística, como también tecnológica. Bueno, eso hay que ir a buscar y generar el nacimiento de nuevos polos de desarrollo.

Quiero un municipio donde doy por descontado que uno se ocupa de los baches o de la iluminación, quiero un municipio que activamente trabaje para posicionar a Salta como ciudad que está preparada, con sus recursos humanos, con personal capacitado, con jóvenes formados, con ciudadanos que tienen ganas de progresar y que nos volvamos un polo atractivo para nuevas empresas. Al igual que en cuanto a industrias, negocios, comercios, porque tenemos que generar desarrollo. Necesitamos promover el desarrollo genuino de nuestras familias salteñas, en contraste con un escenario donde lo único que ha crecido en la última década ha sido el empleo público. Hay una necesidad enorme de trabajar, una enorme cantidad de madres de familia que la están pasando muy mal y lo que necesitan es justamente oportunidades.

Este proyecto de ciudad ¿Tiene parámetros con alguno planteado a nivel provincial?

--- Estoy trabajando, creo -y quiero- que Gustavo Sáenz va a ser el próximo gobernador de la Provincia. El muestra y tiene en su carta de presentación lo que ha logrado hacer en la ciudad de Salta, en casi cuatro años. Vuelvo a insistir: una ciudad que venía adormecida, una ciudad donde no se había planificado y en la que él llegó y planificó obras de cuestiones hídricas para evitar inundaciones, obras de mejoramiento de la ciudad en cuestiones medioambientales.

Se fueron dando esos avances, creo que sería lo mejor para Salta y trabajo fuertemente para eso. Pero también entiendo que tengo que estar preparada para gobernar con quiénes resulten electos en el ámbito nacional y provincial. Con toda la tranquilidad de decir: ´Bueno, si uno sabe cuál es el plan y lo que hay que profundizar del cambio de Gustavo Sáenz, sabemos el rumbo que ha tomado la ciudad y queremos profundizarlo´. Vamos a trabajar en conjunto. Lo hemos hablado con Gustavo: cuestiones de transporte, mejorarlo y lograr lo que fue el plan original de SAETA (NdeR: creada en 2004, en el último tramo de la gestión JCR) con líneas troncales y lo que tiene que ver con ampliar la conectividad de nuestra ciudad.

Vamos a impulsar un Tren Urbano, sumándolo como una nueva modalidad de transporte y que va a apoyar a alivianar el tránsito. Son temas que hablamos con Gustavo porque él conoce, mucho, a la ciudad y lo mismo con la Terminal de ómnibus, son temas que vamos a trabajar; él como Gobernador y yo como Intendente.

Tren Urbano y Nueva Terminal ¿Son las promesas incumplidas durante la última década?

--- Sí. Lo peor que nos puede pasar en política es que se digan ideas lindas, pero que nunca se hagan. Yo he visto todo lo contrario, cuando vos tenés decisión política y una claridad hacia dónde querés ir. En Salta, hemos logrado tener grandes transformaciones urbanísticas. O, por ejemplo, generando turismo como una industria, como fuente de empleo, generadora de riqueza en nuestros pueblos. En 1995, a Salta venían 100.000 turistas. Después que se fijó una política de Estado, se trabajó, se planificó, se acompañó el desarrollo del sector, hemos pasado a recibir 1.100.000 y hoy estaremos en 1.500.000 de turistas. Y eso es empleo.

Bueno, lo mismo tenemos que hacer, de ahora en adelante planteando los desafíos, cómo queremos plantear nuestra provincia. Por eso, es clave que Gustavo llegue a ser Gobernador, porque tenemos muchos de estos proyectos que vamos a articular en conjunto y también –creo que puede ser importante- que el municipio sea responsable de trabajar en cuestiones de enorme impacto y trascendencia. Son cuestiones que impactan, no sólo en el hoy, sino también en el futuro. Son cuestiones alimentarias, de nutrición, de nuestros niños, y en lo que hace a la regularización de los dominios de familias que hoy viven en barrios o en asentamientos porque no poseen la titularidad de su propiedad. Esto es un tema, una materia pendiente, desde el aspecto social.

Quiero un municipio donde la persona esté en el centro, el objetivo diario de trabajo, con el foco puesto en lo social y no para ir parchando situaciones, sino para plantear cuestiones centrales como la nutrición y un seguimiento de lo que se va haciendo en los comedores, en los merenderos. Ver lo que se podría mejorar, qué responsabilidad tenemos en lo que es la ayuda de alto impacto nutritivo. Acá hay niños, y familias, y madres, a las que hay que acompañar para ayudarlos a criar, a progresar y avanzar a estos niños que van a ser los protagonistas en los próximos 20 años.

Eso requiere un enorme trabajo en conjunto con el gobierno provincial en materia educativa, para fomentar y potenciar las escuelas técnicas, con el impacto positivo que estas escuelas tienen en los barrios. Más el acompañamiento a los docentes como promotores de la conciencia ambiental, lo mismo que la nutrición y la prevención a trabajar con los centros de salud. Imagino un municipio involucrándose en esta materia porque es responsabilidad articular con la Provincia, como con Nación, las políticas que tiendan a este bienestar.

A principios del armado electoral se habló, desde el romerismo, de un posible regreso de su padre, Juan Carlos Romero. Sin embargo, en el plano provincial solamente quedó su nombre ¿Cómo asume este desafío?

--- Mi interpretación es que cuando estuvo el rumor de ´Juan Carlos Romero, Gobernador´ (y digo “rumor” porque él siempre planteó su acompañamiento a Gustavo Sáenz, desde el Senado nacional) fue algo muy particular. Juan Carlos Romero es quien mejor conoce e interpreta los intereses de la provincia de Salta, ya que compite con uno de los candidatos que está encubierto porque lo único que quiere es ser Gobernador, y el otro candidato fue puesto a dedo por el actual Gobernador y no representa políticamente a nadie más que al Gobernador.

El nombre de Juan Carlos Romero no surgió de él, ciertamente ¿A qué motivos atribuye esto?

--- Entiendo que ese rumor y ese acompañamiento, el cual uno agradece y emociona ver tal reconocimiento, tiene que ver con la situación actual que estamos viviendo. Es un momento difícil, de crisis, y entonces muchos dicen: ´Bueno, que venga alguien que ya nos demostró, ya supo gestionar y pudo marcarle un rumbo a esta provincia´. Él mostró esto con hechos, y cuando uno habla de esos años, habla de hechos concretos, de hospitales, de conectividad, de apoyo a la producción y a las economías regionales, el turismo, el trabajo enorme para ir reduciendo el déficit habitacional. Entonces, allí surge la necesidad de visualizarlo a él como referente.

Desde lo personal, vengo trabajando desde hace unos años, recorriendo y conociendo, cada vez más, con mi equipo de trabajo, vecinos y ciudadanos de la ciudad de Salta. Allí, veíamos que, ante la decisión personal de Gustavo de lanzar su candidatura a Gobernador, con los logros que tuvo y la fuerza con la que hay que salir a trabajar en la campaña provincial. Lo que tenemos que hacer es avanzar, ir hacia adelante, animarnos a pensar y soñar a lo grande. Él lo puede hacer desde la provincia y nosotros desde la Ciudad.

Tenemos muy buenas ideas, queremos solucionar los problemas de la gente. De tal forma, mi candidatura decantó naturalmente de un acuerdo con otros sectores, de un consenso político desde mi partido y desde otros y agrupaciones afines. De un consenso con Gustavo Sáenz y Matías Cánepa, quien va como candidato a diputado provincial en mi lista. Nos une un gran amor por Salta y esta pasión de entender que la política es gestión. Esto tiene que ver con resultados, con gestionar y con hechos concretos.

Con un abuelo y un padre que fueron Gobernadores ¿Hay un giro en el romerismo con esta versión femenina y el objetivo de ir por la intendencia capitalina?

--- Creo que también sorprende porque no hubo en la historia reciente una mujer que dirija y que gobierne la Ciudad de Salta. Eso impacta. Seguramente va a ser algo diferente. Me gustaría imaginar que cuando lleguemos podremos impulsar un proyecto que nos incluya a hombres y mujeres. Como también a gente joven y gente con experiencia. Un proyecto moderno, un proyecto en el que nos animemos a soñar ¿Cómo no vamos a tener un tren? ¿Cómo no vamos a poder movernos, de norte a sur, en 15 minutos? Claro que podemos. Ya pudimos ver obras de envergadura, las que nos posicionaron diferente. Bueno, recuperemos ese orgullo de una Salta que no sólo sea una Salta linda, que nos visitan, sino que nos animemos a ser pioneros en un montón de temas.

Tenemos que ser la ciudad más linda de la Argentina. Cuando digo “linda”, me refiero a ciudadanos que tengan una calidad de vida y otros de otra, donde haya ciudadanos protagonistas y otros olvidados, sino todo lo contrario: una ciudad integrada. Una ciudad donde logremos ver el potencial de los jóvenes, de los más grandes, de los universitarios, del sector informal.

Que todos los salteños se den cuenta que no están solos, que el municipio no viene para complicarles la vida, que los comerciantes se den cuenta que no están solos. Tenemos que acompañar al comercio, a las PyMEs, para que haya desarrollo, lo que hace falta. Además, necesitamos orden en nuestra ciudad. Una ciudad más limpia, ordenada, donde las reglas de juego sean claras.

Así lo visualizo. Y tal vez, por ser mujer, una tiende más al diálogo y a tender puentes. Eso es fundamental.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes