Ángel Torres: ¡Los 24 años de Romero – Urtubey marcaron un jalón en la historia de Salta!

"¡A los Golden Boys los descalificaron los envidiosos!"

"¡Los Golden Boys fueron por lejos, incluido Juan Manuel, un grupo de una notable jerarquía!..."

"No conozco el proyecto político de Sáenz…"

"Romero será candidato a gobernador o renovará su banca en el Senado…"

Si esta campaña electoral para las elecciones generales de este año tiene un rasgo distintivo y a la vez decepcionante, es la indisimulable opacidad de las propuestas que la ciudadanía necesita conocer por parte de los partidos o de los individuos que sin militancia definida en las siglas tradicionales de éstos pretenden los más altos cargos para conducir los destinos de esta tierra bendita y a la vez postergada justamente por el fracaso y falta de ejemplaridad de sus dirigentes cuanto menos en la última década; dicho esto con la salvedad de las excepciones que siempre existen porque si así no fuese no existirían esperanzas. Pero lo cierto es que el cuadro es desolador. Abundancia de escasez, al decir de los vitriólicos corrillos de los periodistas, y también de los políticos que saben de la virtud de la autocrítica.

En esa monotonía donde una abrumadora mayoría de aspirantes a la canonjías del poder espera sustancialmente padrinazgos de los que realmente son factores de poder tanto en la provincia como en el orden nacional –llámense Romero-Urtubey o Macri-Kirchner, por citar sólo a las vanguardias del espectro político actual- las campañas naturalmente reflejan la decepción que conlleva al malhumor social evidente en los ciudadanos.

Es por esta razón (entre muchas otras por supuesto como lo es la crisis de prestigio y el raquitismo de las tesorerías de los partidos y la inmensa mayoría de los candidatos) que nada brilla ni se destaca en ese firmamento que otrora brillara en propuestas, plataformas, compromisos, tribunas, movilizaciones y dirigentes de fuste con visión de estadistas y probados pergaminos de transparencia.

Sucede entonces que cuando uno de los protagonistas de la política sale de esa neblina y se expresa en medio del silencio, el espinel de las campañas se sacude y llama la atención. Que es lo que ocurrió con la reciente corporización –valga la expresión- del eterno secretario personal del ex gobernador de tres mandatos y actual senador nacional, Juan Carlos Romero.

Ángel Torres, de quien se trata, reapareció hace unos días por esta Salta evidentemente decepcionada por el idénticamente extenso gobierno de Juan Manuel Urtubey y, con una decena de reuniones personales y evidentemente no encomendadas por su jefe de tantos años, despertó a la adormecida campaña electoral.

Esta historia la sacó a la luz el colega Daniel Salmoral en su programa de opinión 7PM por Radio FM Pacífico, con un reportaje que muestra a Torres con el pasaje de regreso a la provincia y siempre abierto para volver a Buenos Aires, seguramente para retomar la tarraja en el entramado del peronismo vernáculo… y sin duda alguna, por fuera de su sello, que es el de un P.J. vacío, como nunca en su historia.

La astucia del secretario personal y añejo operador en las sombras de Romero, sin duda se repite en esa nota y sus repercusiones que por supuesto se analizan en estas páginas.

Este fue el diálogo del ángel (o demonio) Ángel Torres, de vuelta a este pago que evidentemente no lo seduce como su Buenos Aires querido. Lea, vale la pena, la entrevista con la introducción del colega Daniel Salmoral:

La semana pasada hubo un hecho que tuvo y tiene una enorme trascendencia política, digo enorme y no exagero, porque en los 12 años al frente de su gestión como gobernador el doctor Juan Carlos Romero, tuvo a su lado a un hombre de la política, al que le encargó muy delicadas cuestiones de índole política, y a partir de allí la figura de quien estoy hablando ha cobrado una importante dimensión, particularmente en Salta. Se supo que llegaba a Salta y a partir de allí empezaron una enorme cantidad de rumores de usina “que porqué vino” “que a qué vino” “que con quién se va a reunir” “pero esta vez qué va a hacer”… todo un revuelo político cada vez que hablamos de él. Ahora vamos a charlar con él. Estoy hablando de Ángel Torres. Ángel Torres, y decir Ángel Torres es decir “la política”… ¿Cómo te va Ángel, cómo estás? Qué gusto.

---Primero agradecerte lo conceptuoso del prólogo de este intercambio telefónico, sos un amigo, he sido y soy un hombre apasionado de la política, me gusta tu ponderación pero creo que es excesivo.

Sabemos que no sos un hombre de estar haciendo distintos tipos de manifestaciones, pero para nosotros era fundamental tener la posibilidad de preguntarte lo que muchos hombres de la política, y los que no son de la política también se preguntan: ¿Qué estás haciendo en Salta?

---Bueno, la verdad es que yo vine invitado por un amigo de muchos años, que es Rodolfo Urtubey, el hermano de Juan Manuel, a quien conozco hace cerca de 40 años. Rodolfo cumplió 60 años la semana pasada e hizo una fiesta muy abarcativa con gente que vino de diferentes lugares de Argentina, hubo gobernadores, senadores nacionales, diputados nacionales, estaban también intendentes de la Provincia de Salta, y los miembros de ambas Cámaras de la Legislatura. Doscientos cincuenta invitados y resumieron gran parte del cariño y el afecto que mucha gente en el orden nacional le tiene a Rodolfo Urtubey, amigo dilecto, talentoso senador y un hombre de una mirada superadora en el mundo de la Justicia, al igual que su papá, obviamente, así que vine a eso, y bueno, la pasé muy bien, y a partir de ahí se abrieron un montón de conjeturas en el mismo cumpleaños. Coordinamos con Juan Manuel en juntarnos al otro día en la gobernación en el Grand Bourg, (se ríe) lugar que conozco un poco…

Algo del Grand Bourg conoces y del despacho del Gobernador…

---Algo conozco. Yo trabajaba en la oficina que hoy tiene Juampi Rodríguez, y obviamente Juan Manuel y yo estuvimos hablando mucho de política nacional, contando un poco las cosas personales de ambos, me preocupó enormemente la salud de su mamá, y contando este nuevo ensamble familiar que tiene junto a Isabel Macedo y, fundamentalmente, su candidatura a Presidente.

Tu llegada a Salta provoca muchos comentarios y conjeturas: “Qué vino a hacer, a quién vino a apoyar”, pero antes de que pasemos a eso te quiero preguntar cómo estás viendo hoy el escenario político. Primero haceme un raconto de nación y después pasemos a la Provincia por favor.

---La Argentina vive un momento extremadamente complejo desde el punto de la política, y muy difícil desde el ángulo económico y social. Yo creo que centralmente el problema argentino no es ni político ni económico, es cultural, y se produce en un país de una notable decadencia. Yo creo que hoy la decadencia cruza transversalmente a la sociedad argentina, en ese marco se producen tres elementos que también se dan en otras partes del mundo. Primero, una crisis de representación, un debilitamiento de los partidos políticos, la Argentina elige personas y no pensamientos colectivos de los partidos como en las democracias consolidadas de Occidente, y el tercer elemento que se da de una manera podríamos decir dolorosa, es el aumento considerable de la pobreza. Y un detalle que yo no puedo dejar pasar en mi condición de periodista: en la Argentina hay gente que no come, y yo apelo a todo el arco peronista, de punta a punta, a que nos preocupemos por ese tema. Podríamos decir que, desde el punto de vista ideológico, esa famosa frase que acuñó Eva Duarte de Perón “Donde hay una injusticia nace un derecho”, es una injusticia humana no comer, y yo creo que es el tema más delicado de estas horas, y creo, sin lugar a dudas, que es la preocupación del Gobierno y el de la oposición… entonces, en ese marco, Salta no es una isla, razón por la cual hay dos mojones en el orden nacional interesantes de ver, que están un poco excluidas de esta situación: el litio de Jujuy y Vaca Muerta. Son, podríamos decir, lugares en el desierto donde hay agua. En la Argentina hoy, nos llevará mucho tiempo salir de esta situación, pero estamos viviendo un momento delicado en donde debemos pensar seriamente cómo construimos desde la política un criterio consensuado, con la participación de todos los sectores. Tal cual yo hoy lo veo y convivo porque mi función es la política nacional, creo que el momento es muy difícil.

¿Vos pensabas, cuando asume Macri, allá en 2015, que podíamos llegar a esta situación? ¿Te sorprendió este gobierno de Macri, esta gestión de Macri? De éste año particularmente…

---A mí me sorprendió porque suponíamos que la parte menos transitada de una agrupación política como el del PRO, luego trasladada a un frente como Cambiemos, el principal déficit que posiblemente tenía Cambiemos, era la política. Nunca la económica, nunca la financiera, porque Mauricio se maneja como pez en el agua en esos dos escenarios, casualmente la política no fue un escollo, yo creo que Cambiemos hizo gala inesperada de muchos acuerdos, fundamentalmente parlamentarios y también territoriales que le permitieron pasar casi sin sobresaltos el escenario político. ¿Dónde estuvo la sorpresa? la sorpresa estuvo en que el mundo financiero y el mundo empresario, nacional por una parte, y también los inversores externos, le dieron la espalda. Digamos que en el barrio se diría, “se enredaron en sus propios cordones”. Esa es la parte inesperada. Porque la fortaleza de gran parte de los chicos de Cambiemos, que es una la generación nueva, estaba dada en el mundo financiero, y es acá que nos encontramos en esta situación en donde nadie, y esto lo dejo claro, nadie podrá decir que el peronismo puso palos en la rueda.

Juan Manuel Urtubey, nuestro gobernador ahora candidato presidencial, desde el comienzo de la gestión de Macri estuvo apuntalando, ayudando con una frase que, algunos lo entendieron y otros no, “tengo la obligación –dijo Urtubey en su momento, allá en 2015- de garantizar gobernabilidad, o de ayudar a la gobernabilidad”… mirándolo en perspectiva, ¿Hizo bien o hizo mal Urtubey tomando esta decisión?

---Juan Manuel hizo muy bien, sencillamente por lo que te comenté antes. Digamos, es una expresión democrática que reafirma además el sentido democrático que tiene el peronismo, pero la frase de Juan tiene otro valor, que es la responsabilidad pública, razón por la cual, uno podrá estar o no de acuerdo con el pensamiento político de Urtubey, pero fue responsable institucionalmente cuando elaboró la frase y es al día de hoy que él dice: “Hasta el último día yo acompañaré a este gobierno”… bueno, no es frecuente eso en la política argentina. Es un gesto que hay que valorarlo.

¿Esto le puede generar inconvenientes serios en lo que es esta su marcha, su camino hacia la presidencia?

---No. A ver, ese es un tema diferente. Juan Manuel forma parte de un espacio que se llama “Alternativa Federal” y por razones de mi trabajo diario, los que constituyen Alternativa Federal, incluido Juan, tienen un diálogo frecuente conmigo, yo no creo que esto lo perjudique a Juan, diría más, Juan es el único de los candidatos que debuta en la categoría presidencial, razón por la cual eso hay que mirarlo detenidamente, porque muchos de los participantes de este 2019 ya no repetirán aspiraciones presidenciales en los próximos 4 años, Y Juan todavía tiene resto para esto y mucho porque ha sido y es gobernador de Salta, tiene territorio, etc., eso se valora mucho en el orden federal a la hora de decidir en la política. Pero para responderte, yo no creo que Juan tenga problemas en esta mirada de acompañar al Gobierno nacional, sí quiero decirte que el País es de una brutal brecha cada vez más radicalizada, que yo no sé cuántos de esos llegue a Salta, pero todo lo que es la Capital Federal y el conurbano bonaerense, los sectores se han radicalizado, casi monopolizándose de escenas políticas, y lo importante de esto es que ambos contendientes… cuando digo ambos digo Mauricio y la Dra. Fernández, se fueron eligiendo a su turno como el adversario más fácil, para entrecomillarlo. En la última parte del gobierno de Cristina Fernández, ella lo eligió a Mauricio Macri, lo hizo ir a varios actos, lo mostró como su antagonista respetuoso en lo público. ¿Por qué? Deduzco que ella pensaba “Es mucho más fácil volver con Macri que con Daniel Scioli”. Después de diferencias insalvables de ambas partes rompieron ese vínculo, y rápidamente Cambiemos eligió a Cristina Fernández como su contendiente. Los réditos que sacó de esa elección no hace falta que te los cuente.

Lógico. Ahora, Ángel, sin dudas que Alternativa Federal basa su construcción política en los gobernadores, ahí está la base de sustentación de esto, y en su momento…

---Bueno, ahí quiero decirte un detalle que me enorgullece. Yo formé parte desde la colaboración, exclusivamente de una de las ligas de gobernadores más importante que se dio en el territorio argentino, que también formaba parte Néstor Kirchner, y también, obviamente, Juan Carlos Romero. Esa Liga Federal llegó hasta la Casa de Gobierno, nunca más se repetiría porque Néstor Kirchner vio y participó directamente de lo que fue una liga de gobernadores que llegaron al máximo poder, razón por la cual en el gobierno del kirchnerismo borraron las agendas, los encuentros federales de los gobernadores… del mismo modo que la última interna de Menem - Cafiero marcó un jalón en la historia del peronismo y nunca más hubo internas de ese tipo… digamos, la política enseña desde un ángulo que a veces es la victoria o la derrota. Esos gobernadores están muy lejos de ser los actuales. Acá hay gobernadores que se auto postulan, hay gobernadores que ven con reservas a otros gobernadores, no hay un bloque homogéneo como hubo en esa ocasión, sí creo, desde mi modesta opinión, que Alternativa Federal nace por un bloque de senadores nacionales que capitanea Miguel Ángel Pichetto, luego se incorporan los diputados nacionales y luego se incorporan algunos gobernadores. Creo que Alternativa Federal es en los términos que ellos están viendo la situación el tercer escenario como para el electorado que no está ni con Macri ni con Cristina Fernández… tienen que resolver en el menor tiempo posible su candidato, obviamente.

Exacto. Ahora, la aparición, la irrupción de Roberto Lavagna, de la mano de Eduardo Duhalde, ¿complica o le suma volumen político como dicen algunos desde el propio Alternativa Federal?

---Yo creo que Alternativa Federal, si va a jugar Roberto Lavagna, tiene que ponerse la camiseta en el menor tiempo posible, porque cada vez se consolida más la brecha entre Macri y Cristina Fernández, entonces… yo no sé si Lavagna le puede ofrecer la tercera opción al electorado argentino. Sencillamente porque para la gran mayoría de jóvenes que van a votar no lo conocen. En esto la edad pesa sin duda alguna, y ahí creo que tanto Juan como Sergio Massa son figuras preponderantes de ese espacio, pero tendrán que resolver en el menor tiempo posible quién es el candidato a Presidente y quién es el candidato a Vice porque yo, hablando con la gente de Alternativa Federal, les he dicho en más de una ocasión que producir un hecho político, cosa que no se dio en ese espacio hasta este momento, obliga a que la sociedad dirija su mirada a este sector. Hoy todavía está en etapa de preparación ese sector, y si creo que cada vez se radicalizan más los opuestos de Macri y Cristina Fernández.

¿Crees, Ángel, con tu experiencia, que los problemas, las acusaciones, el tema judicial, Cristina será candidata finalmente? ¿Qué te dice tu mirada?

---Bueno. Mi pensamiento es que va a ser candidata, centralmente por dos motivos: el primero porque nadie en el peronismo deja un lugar vacío, y mucho menos se va de un liderazgo fuerte en la sumatoria de los votos como el que ella tiene, nadie resigna un liderazgo de un día para el otro, y en segundo lugar porque tiene una enorme performance posible para sumar diputados y senadores nacionales, en buen romance: Cristina candidata, ganando o perdiendo, crece. Del mismo modo que si Cristina no se presentara aparecen dos fenómenos dignos de observar: El primero, que el peronismo se va a reunificar rápidamente, y acá se esté dando una sorpresa posiblemente, y el segundo de los elementos que se producen es que se debilita en el plano estrictamente de Comodoro Py y su proceso judicial.

Te traigo rápidamente a la Provincia ¿Cómo encontraste a la dirigencia política? Estás en contacto permanente, pero ahora acá es otra cosa…

---Ahí mi conocimiento es menor, porque yo no… primero no vivo en Salta, segundo, tengo amigos, tengo información, etc., pero no convivo con la realidad como ustedes permanentemente, sí es cierto que me he reunido con legisladores nacionales, con los senadores, con algunos diputados nacionales, y me he reunido con algunos candidatos a gobernadores. Pienso que con la oferta, la que leo en los periódicos y me cuentan en la calle tienen 6 candidatos a gobernadores y son de diferentes tallas y peso, como se diría en el boxeo, razón por la cual, lo único que tiene que hacer el electorado salteño es pensar dos veces el voto, sencillamente porque este complejo panorama nacional también entra por la ventana de Salta. Entonces, es un momento para gente que tenga alguna experiencia en el campo político administrativo y que pueda seguir teniendo en pié un liderazgo dentro del Noa. Vos no te olvides que los 24 años de Romero – Urtubey marcaron un jalón en la historia de Salta, con dos cabezas diferentes, con dos expresiones diferentes, pero que, indudablemente, prácticamente no digo que no estarán, pero estarán mucho más lejanos a partir del 10 de diciembre de este año.

¿Qué perfil tiene que tener el que continúe?

---Yo creo, pero esta es una opinión de un señor a la distancia, creo que tiene que ser una persona que maneje con mucha experiencia lo técnico administrativo, porque es allí donde uno se encuentra con el mayor problema, vos no te olvides que el tema de la deuda nacional, que también se traslada a algunas regiones o provincias, sumados con una política muy dura en lo tributario, da lugar a que la cosa no sea de una fácil resolución, entonces el candidato a gobernador, mañana gobernador, si no es como se dice usualmente, no es un buen piloto de tormenta, el barco va a cobrar mucho movimiento.

En su momento, cuando acompañabas la gestión desde un lugar importante de Juan Carlos Romero, había una generación de jóvenes ¿no?, en algún momento se los llamó los Golden Boys ahora los Golden Boys ya son viejos dicen algunos… Claro, dicen: ya están veteranos, de Boys… Golden tampoco, menos de Boys ¿cómo ves esta nueva camada?

---Quisiera, si me permitís, hacer un pequeño recordatorio de un grupo de chicos y chicas que tuvieron, es cierto, mucha relación conmigo en el gobierno de Juan Carlos Romero, y que algunos sectores los bastardearon, posiblemente por envidia, pretendiendo descalificarlos como los Golden Boys. La verdad que los Golden Boys fueron, por lejos, incluido Juan Manuel, un grupo de una notable jerarquía administrativa, vos no te olvides que gran parte de estos funcionarios cambiaron el rol, pasaron al de obras públicas a finanzas, seguridad a producción, y eran muy sólidos. La cabeza de Romero, de incorporar jóvenes fundamentalmente dotados con un perfil de pleno desarrollo en la administración pública, yo no sé si fue valorado en tiempo y forma, pero yo lo recuerdo y yo me siento orgulloso de haber pertenecido al gobierno de los Golden Boys. ¡Todos los chicos!…Juan Manuel, el Flaco (Yarade) Javier (David) Fortuny, Massafra, Medina, Gustavo Ferraris, bueno, me estoy olvidando de un montón, pero esos chicos fueron muy buenos ¡muy buenos!

Claro, fijate dónde están ahora ¿no? Uno es candidato presidencial, otro…

---Además fueron muy sólidos, eso es lo importante ¿por qué? Porque Romero fue centralmente un ordenador administrativo, él toma una provincia en donde el descalabro administrativo era total. Yo nunca me voy a olvidar que, a partir de la Ley de Ministerios, del difunto Dr. Luis Adolfo Saravia, se reformula todo un procedimiento administrativo en la Provincia, porque las bases de la transformación de Salta se producen desde el punto de vista administrativo, esa cabeza de Romero fue acompañada por estos chicos y eso hay que decirlo con todas las letras… y con veteranos como yo, pero nosotros acompañábamos, los chicos fueron de una notable jerarquía. Bueno, ahí ya tenés dos candidatos a gobernadores, lo tenés a Javier y lo tenés al Flaco.

Exactamente, el Flaco es Yarade, le digamos a la gente. Y en ese esquema de estos jóvenes ¿cómo ves la figura de Miguel Isa?

---Miguel pertenece a… no es un coetáneo, porque yo pertenezco a la generación de su hermano, híper talentoso hombre de la política como Daniel Jesús Isa… Miguel vendría a ser una segunda línea en ese momento. Miguel es un hombre que ha aquilatado una enorme experiencia en el poder, sin duda alguna, yo me he encontrado casualmente en el cumpleaños de Rodolfo con Miguel, nos saludamos, etc., pero no he tenido ocasión de sentarme a tomar un café con Miguel, Miguel es un personaje de los últimos 30 años que ha adquirido mucho conocimiento en el plano de la responsabilidad pública.

¿Y Gustavo Sáenz, el Intendente de la Capital? Que actualmente es uno de los candidatos a gobernador…

---Tampoco me encontré con Gustavo, creo que está en el exterior, pero desconozco cuál es la propuesta de Gustavo, te soy sincero. Yo hoy me reuní con Javier, más en el plano de amigos, y yo no sé cuál es la propuesta de Gustavo, tengo entendido que en la intención electoral es una de las principales espadas como para quedarse con la gobernación, pero desconozco cuál es la propuesta de Gustavo. Hablaría por boca ajena, digamos.

Otra figura, la Dra. Bettina Romero, a quien vos conoces desde muy chica, me imagino. Ahí…

---Desde muy niña… Bettinita tiene, como también lo tuvieron los Menem en su momento, es una portadora de apellido. Es una chica muy talentosa en el plano del mundo Cambiemos, en ese mundo creo que avanza rápidamente, no da respiro para instalarse ahora… me he enterado por la boca de su papá que quiere ser intendente de la Ciudad capital, desconozco quienes son los demás candidatos a intendente, pero Bettina debe, seguramente, sumar mucho romerismo, pienso. Pero Salta tiene que definir en primer lugar quién va a ser el gobernador, y lo digo tomándome un minuto para aclarar que Salta, no quiero quedar mal con otras provincias, es una provincia rica, razón por la cual esta es una provincia en donde el votante tiene que pensar dos veces. Que lo que Salta ofrece para propios y para inversores es de una jerarquía muy importante, nosotros acá tenemos litio, tenemos gas, petróleo, tenemos una unidad de negocios que creó Juan Carlos Romero, que es el turismo, ¡hermano, por favor!, entonces ¿qué digo?, esto no puede caer en manos de un improvisado, esto es para gente que tenga una idea de la administración, nada más que eso.

Juan Carlos Romero ¿debe seguir siendo senador nacional, Ángel? ¡Mira lo que te pregunto! ¿No? ¡Mira lo que te pregunto!

---Esa es la pregunta del millón. Yo hablo mucho con Romero, aunque obviamente no soy más su secretario, tengo otras funciones en la Cámara de Senadores, tendrá que tomar una decisión en los próximos días: o es candidato a gobernador, en este caso sería el séptimo candidato a gobernador, o va a renovar su banca en el Senado, pero lo está visualizando. Lo que si me llena de orgullo es que Juan Carlos que fue, sin lugar a dudas, y esto quiero que lo escuche toda la Provincia, Romero ha sido, posiblemente, el mejor gobernador de esta Provincia en décadas, y en orden nacional fue uno de los 3 mejores gobernadores que tuvo la Argentina, y a mí me enorgullece que Juan hoy tenga un excelente diálogo con Romero, eso se llama “pensar en grande” en la política, y por supuesto, yo se que todos ustedes lo aprecian y lo respetan a Romero. Romero fue un grande de la política, y eso hay que valorarlo en una época en donde la política es bastardeada desde el gorilismo.

¿Te han pedido que le ayudes algún candidato en particular? ¿Lo vas a hacer, quieres hacerlo, te gustaría hacerlo?

---Si me pidieron, obviamente no voy a decir… (Carcajadas)…

No vas a decir quién… no, decilo, si aquí no nos escucha nadie.

---Para un… para un hombre que es un… es un… esteee… ehhh… para un hombre como yo, que es un hombre de la política, la pasión de la política, la vocación de la política. La política no te cansa nunca, sí me pidieron que ayude a algunos de los candidatos, cosa que haré y te irás enterando sobre el transcurso de los días, digamos, y en los próximos tiempos. Conozco a todos los candidatos, menos… este… fijate lo que son las cosas, la otra vez me preguntó un periodista tucumano qué opinaba de los 6 candidatos, y le dije “Puedo opinar de 5, no de 6 ¿Porqué? Porque yo no lo conozco al Sr. Leavy, porque la figura de Leavy surge en el momento en el que se instala en el poder Juan Manuel, digamos, la figura de Leavy es producto de esa etapa… bueno, yo no lo conozco, es probable que hayamos estado juntos, es probable que hayamos compartido actos, etc., pero no tengo la misma cercanía, a los otros 5 si los conozco, y la verdad es que estoy pendiente casi siempre de los movimientos de estos candidatos.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes