Juan Manuel y José Urtubey: A dos voces, por el poder

Decidido a pelear por el premio mayor en las elecciones presidenciales de 2019 enrolado en la jungla del peronismo no kirchnerista -o no Cristinista si el lector lo prefiere- Juan Manuel Urtubey deja imprudentemente el comando de la provincia en las espaldas del vicegobernador de hecho Fernando Yarade, su Jefe de Gabinete, y opta desde hace ya largo tiempo por consolidar su imagen peregrinando por cuanto canal de televisión o radio se pongan a tiro de las finanzas de campaña. Que, dicho sea de paso, nadie duda suelen confundirse con las del Estado.

Que el hermoso Brumel -como lo bautizó el talentoso Jorge Asís a nuestro gobernador- tenga puesta su mirada en las estrellas y sueñe, no significa en modo alguno que los pies no los apoye en su territorio, donde gobierna desde el 2007 cuando tuvo la osadía de desafiar el poder de Juan Carlos Romero, hasta allí aparentemente invencible. Es decir que si bien Juan Manuel Urtubey deriva sus anchas por las pantallas “nacionales” con Lanata, Tinelli, Longobardi, Morales Solá, Leuco, Mirtha Legrand o Susana Giménez, etcétera, en modo alguno deja de pensar cómo elaborar la alquimia de no perder el timón de esta tierra donde salta a la vista que no pudo o no quiso construir una estructura de poder que lo sostenga como conductor y no le signifique el menor riesgo de traiciones como las que históricamente escribió el peronismo salteño, al menos desde la reconquista de la democracia en 1983 hasta el 2007.

Sin un sucesor que sobre las postrimerías de su tercer mandato consecutivo de gobierno aparezca en escena ya como figura consolidada en imagen, trayectoria y predicamento, Urtubey actúa consciente de esa su aparente debilidad o falla, y entonces juega su ajedrez con quien en definitiva fue su padrino en los inicios de su ambiciosa carrera política: Juan Carlos Romero.

Esto y reafirmar que el juego ciencia de la política no es para el zonzaje -al decir de los cuzcos imperecederos que cafetean arreglando el país- es en conclusión una Verdad de Perogrullo.

Pero como el gobernador sabe perfectamente cuanto calza, y cuánto pesan sus amansados críticos internos, juega con toda libertad y acuerda con su nuevamente amigo Júcaro una y mil cosas. Esto quedó a la vista y ya no resulta novedad ni para el más despistado.

Lo que equivale a decir que en esa relación armonizada (que no es lo mismo que decir armónica) va de suyo que la trascendente cuestión de la sucesión en el gobierno de la provincia es un tema sustancial. ¿O alguien podría imaginarse que compartiendo un buen Laborum for export los compañeros Júcaro y Juanma no hablan del tema?

“¡Ya lo tienen arreglado…!” comentan y lamentan en sus cenáculos medrosos los “soldados de Juan Manuel” otrora “soldados de Juan Carlos” que se saben no incluidos como figuras de primera línea en ese tablero, aunque recurriendo a periodistas de opinión amigos y a los activos movileros se autoproclamen candidatos a gobernador… (o a lo que se dé a los diez)

Lo dicho, que en modo alguno equivale a quitarle méritos a nadie, es una realidad en el justicialismo provinciano donde precisamente Juan Manuel Urtubey -y vaya coincidencia también Juan Carlos Romero- rompieron lanzas, uno más temprano que otro, con la hoy acorralada reina Cristina Fernández de Kirchner. Posicionamiento éste que se constituye en un factor determinante de división porque sabido es que por estos lares, y fundamentalmente por el norte de nuestra geografía, los kirchneristas resisten como samuráis la decadencia de su imperio con Néstor y con Cristina.

Por supuesto que ni Juan Manuel ni Júcaro sueltan prenda -aún- sobre lo que elucubran. Sobre lo que en definitiva será una alquimia de la que por una obvia razón de su poder asociado podrá levantarse la diestra a un futuro candidato a gobernador. Y allí también se acomodarán, seguramente, los que lleguen a ser consagrados alfiles de este ajedrez donde alternativamente juegan con las blancas los dos amigos. Lo cierto es que ambos mueven todos los trebejos.

Apurate José

En ese escenario del raquítico PJ histórico cuyas llaves la tiene Juan Manuel Urtubey, y del peronismo federal o disidente del kirchnerismo que representa Juan Carlos Romero, por estos días se reactualiza en cuanto perspectiva de quién puede jugar fuerte para la gobernación el año que viene, la figura de José Urtubey, el hermano que nunca dejó de mencionarse, aún en los devaluados resultados electorales del Hermoso Brumel, sancionado duramente en la vital intendencia de la Capital.

La valía de José Urtubey como dirigente industrial resulta indiscutida y no es arriesgado sostener que puede ser decisiva a la hora de elegir, máxime teniendo en cuenta la “abundancia de escasez” -valga la expresión- que muestra la vidriera de dirigentes de estos tiempos de decadencia de valores y de ejemplaridad.

Por estas horas, Juan Manuel por su pretendido y difícil andarivel de presidenciable, y José por el muy posible futuro camino de la política, al que él mismo acepta como probable y se siente con vocación, son presencia notoria en los medios periodísticos. José, figura destacada en el para nada fácil mundo de la corporación industrial de la Argentina, levanta indudablemente su imagen con argumentos sólidos para criticar la desorientación del gobierno de un Mauricio Macri sin programa económico y un ideario muy pero muy lejano al de un soñado país con progreso y justicia social.

Muchos perciben una voz en off que dice: Apurate José.

Es toda una señal.

La Unión Industrial rechaza las medidas de ajuste de Nación

José Urtubey duro con el macrismo: ¡Van a fundir la producción!

El dirigente industrial salteño, José Urtubey, cuestionó las medidas económicas que el gobierno nacional dio a conocer este martes en el marco de la corrida cambiaria récord y con la acuciante necesidad de reducir el déficit fiscal.

“¡De no creer ahora castigan las exportaciones! ¡Si siguen subiendo las tasas van a fundir la producción!”, exclamó el dirigente de la UIA, José Urtubey, a través de las redes sociales, en relación a las medidas anunciadas por Nación para reducir el déficit fiscal generando un ahorro total de $ 65.000 millones: suspender la baja de retenciones para aceites y harinas de soja, eliminar del Fondo Federal Solidario y reducir los pagos en concepto de reintegros a la exportación.

“Aumentar las tasas no es la manera de salir de la tormenta. Hay que tomar medidas que apoyen a la producción. Las Pymes tienen que desarrollarse y estos caminos de especulación las han llevado a una situación delicada. La mejor forma de salir de esta crisis es empujando la producción y el desarrollo”, advirtió.

En diálogo con IN Salta, Urtubey instó a tomar medidas urgentes para la protección del sector productivo. En esta línea, el vocal de la UIA leyó estas complicadas variables económicas como uno “los síntomas de los problemas que ocurren cuando te volcás a una política que se basa en lo especulativo, en lo financiero, y no en lo productivo”.

Entonces, recordó la advertencia que realizó desde el primer día en que empezó la gestión de Macri: “Dije que las LEBAC eran un camino incorrecto desde mi punto de vista para controlar la inflación, que debe ser combatida a partir del fortalecimiento de la oferta productiva y lo más llamativo es que la tasa de referencia es al 45%; eso va a tornar imposible el financiamiento”.

“El problema está en que el año que viene tal vez puedan cerrar algunas variables económicas pero hay un tendal de productores y Pymes que van a quedar gravemente dañadas porque es muy difícil la situación”, señaló y vaticinó “un panorama muy duro para la economía, el mercado interno va a estar muy comprometido durante los próximos ocho meses”.

Sobre las medidas de emergencia del Banco Central para frenar la corrida cambiaria, evaluó que las mismas “posiblemente lograrán frenar en el corto plazo, por un par de días, pero acá el problema es que no hay una política puntualmente orientada a la producción. Lo veo muy complicado”.

Un riesgo país en 723 puntos es, para Urtubey, “la mirada que tiene el mundo sobre la delicada situación que tenemos en materia económica. Es como tener el sistema inmunológico en los peores niveles y cualquier resfrío, cualquier enfermedad, nos deja postrados”, lamentó.

Finalmente, Urtubey celebró que salgan a luz las acciones de corrupción de algunos empresarios, pero manifestó su deseo de que los pasos judiciales terminen en condena y castigo para los responsables y no para sus empresas. En este sentido, indicó que la justicia debe ser implacable con los empresarios sin perjudicar las compañías y sus trabajadores. (Fuente: insalta.info)


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes