"Esta Selección nunca supo a qué jugaba"

Hay que proyectar un nuevo proceso de trabajo con los chicos y depender de un equipo, no de un solo jugador.

Por lo que se vio y lo que mostró en este Mundial, era difícil que se pudiera sostener la Selección. Y, lamentablemente, se quedó afuera. Acá hay que dejar de lado las cosas que puedan decirse sobre si se deja el alma o no. O si se siente o no la camiseta. El análisis es más profundo. Hay que puntualizar en cómo se dan los procesos.

Y el resultado era de esperarse, dado cómo se dio el proceso previo de esta Selección. Más allá de que en un momento este último partido nos haya dado la ilusión y alguna señal muy esporádica, Francia en todo momento controló el partido y la Selección no mostró ni una idea para atacar ni tampoco para defender.

Y eso te condena. Todas las Selecciones que hemos visto, salvo alguna excepción, muestran conceptos, ideas y convicción de juego, sea cual fuere. No hablamos de sistema ni de ideologías, sino saber a qué jugamos. Y salvo en un pasaje del encuentro con Nigeria, la Selección Argentina nunca lo mostró. Nunca supo a qué jugaba. Hoy volvió a repetirlo y Francia nos hizo saber lo que es. Un buen equipo, no solo desde los nombres, sino del concepto del juego, algo que Argentina nunca mostró. Y, en definitiva, por eso nos quedamos en el camino.

Lo que pasó no es algo que nos sorprenda al recordar el camino de este seleccionado, sobre todo en las Eliminatorias. Cuando los procesos vienen tan torcidos, cuando no se tienen ciertos parámetros de trabajo, cuando no hay consecuencia con lo que pensamos y hacia dónde queremos ir, cuando son tan complejos y tan traumáticos, es difícil que las cosas puedan salir bien. Esto fue una consecuencia de todo ese proceso.

De cara al futuro, hay que poner parámetros para encarar un proyecto serio de una vez por todas. Trabajar de cara al próximo Mundial, con una Copa América por delante. Y estaría bueno poder empezar a trabajar con los chicos que puedan llegar a ese Mundial, más allá del resultado de la Copa América. Eso es fundamental de acá en adelante.

También, darle más importancia al armado de un equipo. No hay que depender solo de una persona, del singular, del astro, de aquel que nos pueda salvar. Y sí depender del equipo. Eso es esencial. Es un trabajo que hay que hacer y sostenerlo en el tiempo. Cuando se habla de Alemania, más allá de que ahora se quedó afuera en la primera fase, es eso justamente. Tienen un proceso, una idea, y yo prefiero quedarme con esas cuestiones antes que depender de alguien que nos salve. Hay que entender -de una buena vez- que el fútbol es un deporte grupal y no la dependencia de un jugador y nada más. (Fuente: Clarín)


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes