Por fin… ¡Pasaron las PASO!, pero llegó el bochornoso choque de un “Chico Malo” contra el intendente

Que la política, en el cabal significado de la palabra, con su contenido insoslayable de moral y ética es uno de los valores más devaluados -cuando no perdidos- de este ciclo histórico donde el país fue llevado realmente a una quiebra como República, y al conjunto de su sociedad a vivir con una profunda grieta por obra y gracia de una dirigencia carente de ejemplaridad, resulta hoy una realidad imposible de negar. Dicho esto, va de suyo, señalando las excepciones de toda regla que por fortuna siempre existen y que sirven para no perder definitivamente las esperanzas en el sistema democrático, bien calificado como el mejor de los sistemas por ser también el más perfectible.

La ciudadanía acaba de cumplir con la obligatoriedad de sufragar en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que alguna vez la voracidad del poder las elucubró no para garantizar la soberanía del voto, sino para la perpetuación in eternum de esos circunstanciales gobernantes, como quedó hartamente demostrado al punto de hoy discutirse su continuidad en el tiempo.

En esta comarca, las PASO del domingo pasado llenaron a la ciudadanía de más hartazgos que propuestas, para por fin habilitar el escenario de la política y sus protagonistas para las elecciones parlamentarias del 22 de Octubre, donde seguramente volverá -para las mayorías más marginadas- la ronda de prometedores de una dignificación de sus vidas que nunca cumplieron.

En ese marco de carencias de ejemplaridad y de demostraciones vergonzantes de ambiciones desbordadas y alejadas de las virtudes que implica el compromiso político de servir y no de servirse de los cargos, los sobrevivientes de las PASO -valga la expresión- se aprestan a la campaña final sin tomarse siquiera un respiro.

Es entonces cuando, apelando a aquello de las “excepciones de toda regla” reverdecerán como siempre a pesar de tanto desengaño las esperanzas de un cambio en la política y naturalmente en y de sus protagonistas. La “renovación” que le llaman.

Pensar en ello es lo mejor. Reconforta. Y eso es lo bueno que inspira la vigencia de la Democracia.

Lamentablemente los hechos -una y mil veces- destrozaron esos sueño; y las miserabilidades como las ambiciones sin límites, sin moral, sin ética, sin códigos, sumados al lacerante cáncer de la corrupción, sobreviven.

Hoy en esta Argentina de la malhadada grieta, los Tribunales Penales tienen sobre sus espaldas la responsabilidad de desbrozar el camino para los Tribunales Electorales y las urnas soberanas.

De allí la extraordinaria importancia del saber elegir.

De allí lo preocupante de estallidos absurdos e irracionales como el escándalo de la disputa encendida por el periodista y candidato a senador provincial Adrián Valenzuela contra el intendente de la capital, Gustavo Ruberto Sáenz que -dicho sea de paso- ellos deben borrar del devaluado escenario político sin pérdida de tiempo.

Lamentable. (Nueva Propuesta)

“No hay impedimento legal ni jurídico para que asuma como senador si resulto elegido”

Mala señal: El escándalo de Valenzuela acusando a Sáenz

El candidato a senador Adrián Valenzuela acusó al intendente Gustavo Sáenz de llevar adelante una campaña de mentiras en su contra. Aseguró que no tiene ninguna denuncia por violencia de género ni tampoco de sus ex empleados.

En conferencia de prensa, Adrián Valenzuela, periodista y candidato a senador por el frente oficialista, acusó al intendente capitalino Gustavo Sáenz de llevar adelante una campaña de desprestigio en su contra, que afecta a su vez a las más de 80 mil voluntades que el domingo pasado le dieron su voto.

En ese marco, aseguró que no hay ningún impedimento legal ni jurídico para que - si el salteño así lo decide - asuma como senador en octubre, y justificó por qué no emitió su voto en los comicios anteriores. “No voté porque estaba trabajando, yo sé que no es un pretexto, incluso puede ser tomado como una falta de compromiso cívico, pero estoy dispuesto a saldarlo”, dijo.

También negó tener algún tipo de denuncia o acción legal por violencia de género. “Nunca en mi vida, en los 41 años que tengo, le he levantado la mano a una mujer, ni siquiera le he levantado la voz”, señaló.

Asimismo sostuvo que no tiene ningún tipo de inconveniente con ex empleados o empleados de su medio de comunicación. “No tengo ningún requerimiento, y están todos los temas o casos cerrados en materia laboral”, afirmó.

En la ocasión, también apuntó contra los medios, que expusieron a sus hijos, y adelantó que accionará legalmente. “Yo ya soy grande me la puedo bancar, pero ellos son niños, no es justo”, manifestó.

Por otro lado, aseguró que los que intentan vincularlo a distintos políticos para intentar desprestigiarlo se equivocan y aseguró que "no tiene tatuado el nombre ni de Isa ni de Urtubey", sino que tiene un objetivo: trabajar de cara a la gente.

Finalmente, envió un duro mensaje a Gustavo Sáenz. “Yo tengo las manos limpias, la cabeza tranquila, y el que nada debe, nada teme, por eso te pido nuevamente que paremos con esto, paremos por favor de una vez por todas”, finalizó. (Fuente: Informate Salta)

Sáenz cruzó a Valenzuela: “¡No tengo nada que ver…!”

El intendente capitalino sostuvo que en su vida política no existen antecedentes de armar campañas políticas. Sin embargo, le dejó un llamativo mensaje. “Tiene que entender que ahora está en política”, señaló.

Tras ser apuntado por Adrián Valenzuela como el responsable de llevar adelante una campaña sucia en su contra, Gustavo Sáenz, intendente capitalino, por FM Aries, aseguró que “no tiene nada que ver” y que en su vida política no existen antecedentes de armar campañas políticas.

En ese marco, acusó al periodista y candidato a senador por el frente oficialista de señalarlo injustamente. "No me parece noble de su parte, en definitiva si a él lo acusan de algo debería explicar eso y no buscar culpables, yo no voy a hablar mal de él, siempre pensé que las campañas deben ser de propuestas, hay que terminar con esta Argentina del odio”, enfatizó.

Además sostuvo que las campañas se ganan trabajando y no agrediendo. “Adrián desde su radio ha atacado mucho a políticos que también tienen hijos y que también sufren y les duelen las cosas que dicen de sus padres”, dijo

No obstante, dejó un llamativo mensaje, que deja abierta diferentes interpretaciones. “Tiene que entender que ahora está en política”, señaló.

Por último, volvió a despegarse de las acusaciones. “Yo no estoy para estas cosas, no es mi estilo, acusando no se logra nada, estoy siendo injustamente acusado por algo que no hice, no tengo nada que ver con esto”, finalizó. (Fuente: Informate Salta)


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes