¡Que se preocupe por el “Fondo de Reparación Histórica” que no hizo nada!

Sáenz replicó con dureza a Godoy por el pedido de explicaciones sobre la ayuda del gobierno nacional al municipio

Si hay una herida que no cicatriza ni por asomo en el deteriorado cuerpo del Partido Justicialista de Juan Manuel Urtubey, kirchnerista visceral hasta el fiasco de Scioli-Zaninni para presidente y vice de la Nación por orden de Cristina Fernández viuda de Kirchner, es el porrazo que le costó la intendencia del principalísimo municipio de la provincia, obviamente La Capital. Una derrota indigerible no sólo para el gobernador que hoy edulcora sus relaciones con un Macri que evidentemente no le confía, sino particularmente para su Comisión de Acción Política partidaria, siempre a cargo de Manuel Santiago “El Indio” Godoy, tan veterano como solitario en estas lides cuando el resultado es el fracaso.

Pero como viejo zorro de la política, con formación ideológica e historia que no es lo que ni por asomo luce el autodenominado “urtubeísmo puro” conformado más por becarios y prósperos nuevos millonarios que por primeras espadas, “El Indio” es la figura que en los albores de esta y todas las campañas salta al ruedo y pega.

Por ello es que en modo alguno sorprendiera que en la sesión de la Cámara Baja que preside in eternum, Godoy disparara un “misil de prueba” hacia el antiestético “Palacio Municipal” llamado ostentosamente Centro Cívico, donde Gustavo Ruberto Sáenz tiene su bunker.

Con una intención electoral y de vendetta inocultable aunque se lo haya anunciado como “una nota de cortesía”, Godoy y sus levantamanos habituales al que con su dialéctica y reflejos trampeó como un chorlito e hizo votar también favorablemente al opositor cerrillano Ábalos, decidió que la Cámara le reclame al jefe comunal una detallada rendición de cuentas de todos los fondos que en carácter del siempre discrecional reparto de “Ayuda del Tesoro Nacional” dispuso el poder unitario nacional de Macri para su amigo salteño. Concretamente 120 millones de pesos, y de paso cañazo, los 3 millones que cayeron como maná para la intendente de Cerrillos, la también opositora Yolanda Vega, mientras el resto languidece por idéntico manejo provinciano.

La astucia o buena puntería, como usted lector prefiera calificarla, del avezado legislador provincial que -dicho sea de paso- también sueña con una banca nacional, impactó de lleno en la intendencia, que reaccionó con dureza sugiriéndole a su ex compañero que en lugar de andar escarbando su para nada fácil gestión tras 12 años de kirchnerismo, se ocupe -entre otras cosas por supuesto- de averiguar qué destino tuvieron los millonarios montos de aquel promocionado “Fondo de Reparación Histórica” del norte salteño cuyas chequeras manejó el hoy senador nacional Rodolfo “El Tolo” Urtubey, hermano del gobernador.

Un enorme presupuesto que ilusionó a los históricamente postergados habitantes del norte provinciano de los departamentos San Martín, Rivadavia y Orán, que hoy no pueden disimular su desencanto por el promocionado plan que en la generalidad de las obras prometidas resultó otro engaño imposible de disimular.

¡Godoy y sus legisladores obedientes -braman en los cenáculos que apoyan a Sáenz y su reverdecido Frente Electoral que lo llevó a la intendencia postergando al PJ de Urtubey y Godoy por paliza- en vez de tratar de enlodar la nueva gestión con esta embestida disfrazada de “nota de cortesía”, tendría que felicitarlo.

Argumento que hizo propio el intendente al responder ante una consulta periodística que efectivamente el municipio de la Capital recibió 120 millones de pesos en concepto de Ayuda del Tesoro de la Nación (ATN) que los gobierno nacionales distribuyen desde hace años como fondos no reintegrables destinados a atender desequilibrios financieros de las provincias o municipios, y que por cierto su destinatario final son el conjunto de los ciudadanos.

Para Sáenz, Godoy debiera saber porque se informó sobradamente del destino de esos fondos, que “las obras en los barrios ya están realizándose, como por ejemplo en “Gauchito Gil”, Floresta, Bicentenario, y las que ya están por iniciarse en Villa Juanita.

Allí fue cuando evidentemente irritado por la nueva estocada de Godoy y sus muchachos el intendente antikirchnerista de la capital remató diciendo que el presidente de la Cámara Baja y responsable de la vapuleada Comisión de Acción Política del Partido Justicialista de Salta debería preocuparse más por el “Fondo de Reparación Histórica del Norte” con el que no se hizo nada.

Cuando empiezan las campañas políticas -reflexionó Sáenz- comienzan estas cuestiones, estas jugarretas como la de Godoy ahora, quien en realidad debería agradecer y hasta felicitarme porque este intendente haya gestionado tanto como no se gestionó nunca en nuestra ciudad. Y es más, debería acompañarme, ayudarme y apoyarme porque en definitiva todas estas obras son para los salteños sin distingo de pertenencias de ningún tipo.

Más aún, remató el intendente: Todo esto lo siento y lo tomo como una falta de respeto no a mi persona, sino como una falta de respeto a los salteños; porque si yo consigo dinero que el estado municipal no tiene inclusive que devolver, que los salteños no tienen que devolver, tendría que felicitarme. Sin tejar de tener en cuenta que no tengo que estar arrodillándome ante el gobierno de la provincia para que nos provea de fondos… Debería felicitarme… concluyó.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes