Ricardo Foster: Martínez de Hoz/Dictadura + Menem/Cavallo = Macrismo

Un estratega doctrinario del proyecto de Cristina Kirchner en diálogo con los periodistas salteños Dulcinea y Emiliano Villazón (FM La Cigarra)

Sabido es que todo proyecto político que apunte a la construcción de un país bajo un modelo debe sustentarse imprescindiblemente en una corriente doctrinaria donde -va de suyo- cuyo norte sea la soberanía popular y los intereses de esa Nación. En las postrimerías de la frustrada idea de continuar los lineamientos del kirchnerismo desarrollados a partir de Néstor Kirchner y dos mandatos consecutivos de su esposa Cristina Fernández, el nombramiento del filósofo Ricardo Foster en aquella última gestión confirmó plenamente lo dicho. A Foster, al frente de la llamada Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional el gobierno le encomendaba taxativamente “la responsabilidad primaria de diseñar, coordinar e instrumentar una usina de pensamiento nacional…” naturalmente acordes a las metas ideológicas de la entonces conducción de la Argentina. Con la derrota impensada para ellos frente al ideario frontalmente opuesto que representó en las elecciones como alternativa el hoy presidente Mauricio Macri, el kirchnerismo afronta su lucha con notorias divisiones internas en el seno del peronismo, pero férreamente alineado a la conducción de la ex presidente. Este pensador respondió con notable atención el requerimiento de los jóvenes colegas salteños conductores del programa “Poniendo blanco sobre negro” de FM La Cigarra, Dulcinea y Emiliano Villazón, en un reportaje que difundimos en estas páginas, reafirmando como editorial nuestro principio fundacional e irrenunciable del respeto al pensamiento de todas las expresiones que construyen el vivir en democracia y que hacen al celoso resguardo de la Libertad de Expresión. Estas son las partes sustanciales de aquella nota:

¿Cuál es la identidad electoral que representa el discurso político de Macri?

---La base ideológica del macrismo es claramente una derecha neoliberal que aspira a reconducir a la Argentina a un modelo económico que ya hemos conocido en el pasado bajo las condiciones de la actualidad.

Es un mix donde uno encuentra las políticas económicas de Martínez de Hoz durante la dictadura, más la convertibilidad de Menem y Cavallo y que hoy se expresa en un proceso muy claro de re endeudamiento del país, de casi liquidación nuevamente de las economías regionales, de apertura indiscriminada de las importaciones que dañan profundamente a las pequeñas y medianas empresas, de caída del poder adquisitivo del salario y de un aumento de la tasa de desocupación.

Todo eso marca un rumbo, una ideología. A lo que se le agregan las famosas metas de inflación, la política de ajuste, la quita de los subsidios, que significó que los servicios hayan aumentado en cifras nunca antes conocidas por los argentinos.

Hay un intento de herir de muerte a la capacidad negociadora de los trabajadores en relación a sus salarios.

Cosas que marcan una restauración neoliberal en la Argentina con las características propias que le da el macrismo.

[if !supportLineBreakNewLine] [endif]

¿Puede aspirar el macrismo a hacer populismo "a la derecha"?

[if !supportLineBreakNewLine] [endif]

---En el macrismo hay una impronta puramente neoliberal. Lo que está buscando es representar a un sector que hoy pide mano dura, represión, que se acaben los piquetes.

El discurso de Trump, que se construyó reivindicando al proteccionismo, no se parece al macrismo. El macrismo hizo una opción por Hilary Clinton, porque representaba la financierización del capital contemporáneo.

El macrismo, no solamente ha endeudado de una manera vertiginosa nuevamente al país, sino que ha hecho algo muy claro: reinstalar la bicicleta financiera. El negocio de la especulación.

[if !supportLineBreakNewLine] [endif]

¿El discurso macrista moviliza a una actitud social violenta de sus seguidores?

---El macrismo es una gran impostura, por un lado tiene una actitud que parece llamar al diálogo, con una manera de construir discurso como si estuviera haciendo una meditación y que después, con el rostro relajado es capaz de decir las peores cosas.

Hay un nivel de violencia que está generando el macrismo, que es muy profundo y que tiene que ver con un manejo muy espurio de las redes sociales. Que tiene una densidad fascistoide, de altísima agresividad y que es muy peligroso para la democracia argentina. Porque el concepto de grieta, que lo tiende a magnificar Clarín, lo que en realidad expresa es el conflicto que atraviesa una sociedad que tiene niveles de desigualdad muy profundos.

Está transfiriendo recursos de una manera impresionante de las grandes mayorías a los pequeños grupos económicos concentrados. Le ha dado mucho más de lo que los grupos mediáticos concentrados pedían. Para eso, hay que fidelizar una parte del electorado y hay una parte del electorado de la sociedad argentina que hace mucho tiempo que ha comprado la retórica de la represión, que tiene una mirada muy oscura respecto a los que no son de clase media, o no son rubios ni blancos, sino que provienen de otra extracción social.

[if !supportLineBreakNewLine] [endif]

¿Cuál es la razón por la que el votante de Macri continúa apoyando esta gestión, aún cuando advierte claramente que en lo personal no lo beneficia?

---Recuerdo que Eduardo Basualdo, el economista, decía que con el golpe del 76 y respecto al apoyo, los sectores de pequeños y medianos empresarios al plan Martínez de Hoz, se suicidaron.

Uno se pregunta qué elementos llevaron para que una parte importante de la burguesía argentina haya apoyado un plan de desindustrialización, de extranjerización de la economía que iba a terminar también arruinando a los propios recursos del sector industrial.

Uno podría imaginar que en la Argentina contemporánea está pasando algo similar. En muchos casos votan en contra de sus propios intereses.

Todas las políticas del macrismo solo han beneficiado a un pequeñísimo sector de la vida económica argentina. A la abrumadora mayoría de los argentinos, los ha llevado a tener que achicarse, a controlar los gastos y en algunos casos a caer en picada porque tampoco tienen recursos porque están teniendo que cerrar sus negocios o han perdido el trabajo.

[if !supportLineBreakNewLine] [endif]

¿Qué papel están cumpliendo ahora los grandes medios hegemónicos?

---Hoy en día es tan frágil la relación del Gobierno con los grandes medios, que si un medio como Clarín le pone tres o cuatro tapas seguidas mostrando la realidad de lo que está generando el macrismo, el Gobierno no resiste. Es una paradoja extraordinaria. No hay que perder de vista que los grandes medios concentrados de comunicación responden a intereses económicos, políticos. Que el macrismo tiene que ver con esos intereses. Están de acuerdo con un modelo de sociedad, que es profundamente neoliberal. Clarín y La Nación se corresponden con las políticas del macrismo. Si el macrismo por algún motivo ya no les sirve, no van a tener ningún inconveniente en dirigir sus baterías contra el macrismo, pero mientras les sea funcional y les otorgue todo aquello que ellos están pidiendo, van a seguir construyendo este blindaje mediático para tratar de proteger al macrismo de sus propias políticas frente a la sociedad.

[if !supportLineBreakNewLine] [endif]

¿Estamos frente a un fenómeno autóctono de restauración neoliberal o los métodos de transmisión del mensaje son similares en toda la región? ¿éso es novedoso o es reiterativo en la historia regional? ¿por qué ese mismo mensaje llega a la población, mediante un golpe de estado, como en el caso de Brasil, o mediante las urnas, como en el caso argentino?

---Esto tiene que ver con una construcción cultural muy compleja que abarca un período histórico de casi cuarenta años, que es el período de hegemonía del neoliberalismo que ha ido generando una determinada representación de la realidad, sentido común, lenguaje, que ha trabajado sobre la fragmentación de la sociedad, sobre un nuevo tipo de ciudadano que está ligado más bien al consumo y al hiperindividualismo y a las lógicas egoístas que a una visión compartida, a una revitalización de lo común, de lo público, de los espacios de solidaridad. Este es un proceso de erosión de las sociedades que viene de lejos, que no es nuevo y que en algunos momentos logra mayor incidencia a través de la industria de la cultura y de los grandes medios masivos de comunicación que penetran de una manera muy intensa sobre la cotidianeidad y la sensibilidad. Este es un rasgo clave de las sociedades contemporáneas, no solo en Argentina, no solo en Brasil, sino a nivel global.

En algún sentido, durante los últimos años, en algunos países de América del Sur, se pudo romper con esa hegemonía, se generaron nuevos proyectos alternativos, pero sin poder dar esta batalla final contra un tipo de dispositivo que es muy fuerte, que tiene mucho poder y que incide fuertemente sobre la construcción de las ideologías y el sentido común de las sociedades actuales. Hay una parte de las sociedades que se dejan atrapar en esa suerte de fascinación que nace del discurso neoliberal. Lo apoyan, hasta que perciben que ese apoyo termina en su propia desgracia. Hoy la situación brasileña es dramática. Temer tiene índices de reconocimiento que son bajísimos. Si hubiese elecciones en Brasil hoy, Lula gana sin ningún inconveniente la Presidencia. Por eso quieren meterlo preso. Ha habido una estrategia sistemática en nuestros países entre los grupos internos y el apoyo externo, básicamente de los Estados Unidos para debilitar los proyectos democráticos populares. Lo han hecho en Brasil, en Argentina, lo están haciendo cotidianamente en Venezuela, lo intentaron en Bolivia, lo intentaron en Ecuador. Fracasaron en Ecuador y Alianza País pudo sostener el proyecto. Fracasaron también en Bolivia. Lamentablemente no fracasaron en Argentina, pero hoy el macrismo no tiene hoy los niveles de aceptación que tuvo cuando ganó las elecciones. Hay una caída de la imagen pública, hay un deterioro creciente que no es mayor porque lo protegen los grandes medios de comunicación.

Si hoy hubiera elecciones en Méjico, López Obrador gana y arrasa en las elecciones mejicanas. Todo eso hay que leerlo en función de un proceso de deslegitimación, no solo a nivel local, sino que se va expandiendo, de las políticas neoliberales.

Incluso el triunfo del Brexit o de Trump, siendo expresión de derechas xenófobas, complicadas, expresa también una crisis del sistema de legitimación neoliberal. Sectores que durante mucho tiempo se sentían protegidos por el Estado, por las políticas sociales, hoy están absolutamente desprotegidos y provienen de esos viejos trabajadores blancos en Estados Unidos, votantes del partido demócrata, o en el caso francés votantes de los partidos de izquierda que hoy optaron por alternativas de derecha dura producto de la crisis y de la fragmentación de la vida social de esos países centrales. Todo esto hay que leerlo. El neoliberalismo está atravesando un momento complejo. La economía global está atravesando por un problema no menor que viene desde la crisis del 2008. La situación geopolítica, el peligro de una guerra muy oscura allí en la región del Oriente de Asia. En Medio Oriente. Es una etapa muy compleja de la sociedad global. Y dentro de eso hay que leer la realidad regional y dentro de la realidad regional, la situación Argentina.

[if !supportLineBreakNewLine] [endif]

¿Lo que pasa en Santa Cruz (default) y en Jujuy (Milagro Sala) son tubos de ensayo de la "real" gestión macrista?

---No tengo la menor duda. La detención ilegal de Milagro Sala expresa ese doble discurso del macrismo, que por un lado habla de abrir espacios de diálogo, de confluencia, de aceptar la diversidad. Sin embargo, a la hora de la verdad, ejemplifica. Con Milagro Sala, ejemplifica, para tratar de destrozar un movimiento social de la envergadura de la Tupac. Con el caso santacruceño es obvio que es un uso muy oscuro y muy espurio en un año electoral para responsabilizar al maldito kirchnerismo de la situación santacruceña, cuando hay un ahogo financiero que es muy claro. Cuando hay un apriete permanente y un chantaje hacia los gobernadores, te doy si aceptas ciertas condiciones y si no, cuidado porque te quedas sin dinero. Sabemos lo que significa la dependencia de la mayoría abrumadora de las provincias argentinas respecto del Tesoro nacional. SE acusó muchísimo al gobierno de Cristina Kirchner de haber utilizado supuestamente discrecionalmente los recursos a la hora de entregárselos a las provincias. Y el macrismo tiene un uso tremendo, que claramente opera bajo esta lógica del garrote y la zanahoria. Me parece que de la misma manera que intentan disciplinar a los gremios docentes, creen que pueden disciplinar al conjunto de los sindicatos de la Argentina. De la misma manera que el Presidente Macri se refiere a los empleados públicos como aquellos que han hecho del Estado un aguantadero. Es una palabra terrible, es una palabra de lo delincuencial, de aquellos que cometen crímenes y después se ocultan, para que la ley no los descubra.

Alejandro Rozitchner, filósofo, escritor y principal asesor de Mauricio Macri considera que es un punto positivo para el presidente el hecho de hacer psicoanálisis desde hace décadas, realizando una analogía con el país, al decir que Argentina necesita esa clase de mutación psicológica. ¿Qué opinión le merece esto? ¿qué opinión le merece Durán Barba?

---Durán Barba es el gran constructor de la imagen pública de Macri y el que fue diseñando la estrategia a través de la cual el macrismo logró ir penetrando en un sector importante de la sociedad argentina. Es un ideólogo de una derecha neoliberal y un asesor de proyectos neoliberales en la región.

Alejandro Rozitchner es de una envergadura infinitamente menor, porque hay que reconocerle a Durán Barba que es mefistofélico. Que ha tenido una capacidad de generar un dispositivo que ha hecho mucho daño al país llevando al macrismo del modo como lo llevó. Con un nivel de astucia, de cinismo, de hipocresía, construyendo una campaña que no tuviera nada que ver con la verdad, sino con las necesidades inmediatas de los famosos focus groups y de lo que había que decirle al electorado, aunque después se hiciera todo lo contrario. Rozitchner es de una envergadura infinitamente menor, alguien que descree del pensamiento crítico, que piensa la sociedad como quien está recitando un libro de autoayuda. Lejos de ofrecer algo interesante al debate argentino, lo que está ofreciendo es algo demasiado banal, demasiado chato. Pero este es el modo con que el macrismo se expresa.

[if !supportLineBreakNewLine] [endif]


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes