Alicia Castro, ex embajadora argentina en el país de Nicolás Maduro


Venezuela sufre un linchamiento mediático… y la gestión de

Macri con Malcorra es un desastre

Nueva Propuesta publica hoy un nuevo reportaje de los jóvenes colegas Dulcinea y Emiliano Villazón, realizado a la dirigente Alicia Castro (ex Diputada nacional, ex Embajadora argentina ante la República Bolivariana de Venezuela y ex Embajadora argentina ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte) en el ciclo "Poniendo negro sobre blanco", que de lunes a viernes de 19 a 20 se emite por FM La Cigarra 96.7 MHz., de nuestra provincia. En ese diálogo la referente del kirchnerismo nacional desgrana su pensamiento sobre la crisis que vive Venezuela, tema planteado como eje por los colegas para esta nota que naturalmente también se explayan a otros puntos centrales de la política exterior del país como Malvinas, y a las que Alicia Castro califica contundentemente como un fracaso. Estas son las partes sustanciales de esa entrevista.

Desde hace un largo tiempo, Venezuela es presentada como un ejemplo de un país en caos casi permanente. Pero, ¿quién nos está llevando a esta especie de “linchamiento” mediático? ¿Son los grandes medios que representan el poder hegemónico y concentrado? ¿Hay intereses políticos locales solamente o también inciden intereses regionales? ¿Conocemos realmente lo qué está ocurriendo en Venezuela?

--- Me parece apropiado que hable de un linchamiento mediático. Eso además, no atañe solamente a Venezuela. Hay seis mil grandes conglomerados mediáticos que pertenecen a seis corporaciones internacionales que difunden el contenido que más conviene a sus intereses. Y en general, son intereses que tienen que ver con las corporaciones financieras.

Si pensamos, en un golpe de Parlamento, pensemos por ejemplo en Brasil. Allí, el director del Parlamento, Eduardo Cunha (que tiene ahora una condena de quince años de prisión) más los medios de comunicación (la Cadena O Globo fundamentalmente, apoyada por otras cadenas mediáticas en el mundo) lograron destituir a Dilma Rousseff, que poco menos de un año antes había sido elegida por cincuenta y cuatro millones de brasileños, imaginemos lo que son capaces de hacer los medios de comunicación y la ficción que crean.

Venezuela está bajo una guerra que no se anuncia, un golpe de nuevo tipo que tiene dos componentes: un golpe de asfixia y un golpe insurreccional.

El golpe de asfixia es crear todas las condiciones, en este caso económicas, para que masas crecientes de población estén en contra del Gobierno o disgustadas. En este caso, Venezuela está pasando una crisis económica como consecuencia de la rebaja drástica del precio del petróleo, que es el primer producto venezolano, que pasó de un costo de cien dólares el barril a veinte dólares el barril. En una economía casi totalmente subsidiada, porque Venezuela produce muy poco de lo que consume, porque producen muy pocos alimentos, de modo que necesitaban esas divisas que no llegaron por la rebaja del petróleo y además, subsidian los alimentos, subsidian los medicamentos, han hecho un ambicioso plan de construcción de viviendas populares. Y de golpe, todo eso, con la rebaja del precio del petróleo, empezó obviamente a sufrir. Al mismo tiempo han creado artificialmente un espiral inflacionario, el cambio paralelo se maneja desde una página web de Miami, que se llama Dólar Today, manejada por especuladores y ha habido un deliberado desabastecimiento de alimentos y medicamentos de las grandes empresas.

Cuando este golpe de asfixia estuvo maduro, para recoger el descontento de la población, aplicaron este golpe insurreccional. Las movilizaciones no son pacíficas, yo aconsejo que miren los medios de comunicación con más detalle que como lo pasa CNN o TN. Miren la cantidad de videos que hay circulando por las redes, que muestran los montajes mediáticos que hay y que pretenden atribuir los crímenes (ya hay más de veinte muertos) al Gobierno, cuando en realidad, la violencia es generada por la oposición. Han contratado bandas armadas que hacen desmanes en instituciones públicas, que queman autos, queman camiones, los dan vuelta. Han llegado incluso hasta atacar con piedras el hospital materno infantil Hugo Chávez, que tuvieron que desalojar a cincuenta y cuatro niños recién nacidos.

Están creando un ambiente de caos, como para mostrar al mundo que allí hay una especie de guerra civil que merece la intervención de los Estados Unidos.

¿Qué grado de participación les cabe a los presidentes de nuestra región y en especial a los actuales mandatarios de Argentina y Brasil en la crisis venezolana?

--- Son protagonistas de la crisis venezolana. Recordemos que este golpe no es nuevo. Son los mismos actores que han hecho un golpe de Estado en 2002 contra el Presidente Chávez.

Cuando era Embajadora en el Reino Unido y algunos británicos ponían en duda que en 1833 hubieran usurpado las Islas Malvinas, yo les tenía que recordar en 1806 y 1807 ya habíamos tenido invasiones inglesas en el Río de la Plata. Porque si uno no conoce la historia, o no la revisa, no le interesa, no puede analizar la realidad.

¿Es novedosa esta clase de acontecimientos en la historia de nuestra región?

--- No. Además, todos los golpes en la región, como el golpe a Allende, el golpe reciente a Zelaya en Honduras, el golpe a Lugo en Paraguay, el golpe a Dilma en Brasil, el levantamiento o revuelta policial a Rafael Correa, ninguno ha sido contra gobiernos de derecha, todos contra gobiernos progresistas, que tenían un plan social distinto, que querían la igualdad y la unión latinoamericana.

El gran arquitecto de la unidad regional fue Hugo Chávez y en conjunción con los otros líderes de la región (Kirchner, Lula, Correa, Morales) forjaron la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELALC), un bloque de treinta y tres países, seiscientos millones de habitantes que vivimos en veinte millones de kilómetros cuadrados, primer productor de alimentos del mundo, tercer productor de energía del mundo, tercer fuerza económica global en el planeta Tierra.

Juntos somos un bloque enormemente poderoso, capaz de tener soberanía económica e independencia política. Esto no es lo que quieren los Estados Unidos de América, por eso promueven estos golpes y las dictaduras. Incluso la dictadura genocida de Argentina, que también fue apoyada (como sabemos muy bien por los documentos desclasificados) por el gobierno de Estados Unidos.

Y este golpe que le dieron a Chávez en 2002 y que no tuvo éxito. Se lo llevaron a Chávez para asesinarlo y pusieron un Presidente marioneta del mismo sector que está ahora intentando producir este nuevo golpe y el pueblo salió a la calle a rescatar a su Presidente.

Y ahora es el mismo escenario mediático. En 2002 también mataron a once personas con francotiradores atribuyéndole los crímenes a Chávez.

Todos estos años, desde el 2002, han intentado golpear a Chávez de mil modos posibles. Todavía hay gente que cree que su muerte ha sido provocada, por el gran liderazgo que tuvo en la unión de la región. Logramos hechos increíbles como el rechazo del acuerdo de Libre Comercio con las Américas, que creo que fue la derrota más importante que sufrieron los Estados Unidos después de Vietnam. Y eso fuimos autores nuestros pueblos, que no queríamos dependencia del imperio ni de ninguna hegemonía. Ahora bien, no lograban reeditar el golpe, hasta ahora que Macri y Temer lo están apoyando muy concretamente. No sorprende del golpista Temer que logró destituir a Dilma Rousseff y hora tiene un desastre en su propio país. Está absolutamente ingobernable y por supuesto deprimido económicamente, moralmente y socialmente. Y Macri que es también un agente de la desintegración regional y que está operando claramente a favor de los Estados Unidos y de la Unión Europea. Por segunda vez hoy, fracasó Macri en su intento de hacer aprobar en el Congreso de la nación en contra de Venezuela. Esto es alentador porque no le va a poder llevar a Trump eso de regalo.

¿Coincide en que la verdadera intención de Macri es implosionar el Mercosur para entregarle el bloque desmembrado a Estados Unidos y transformarse en el principal gestor o promotor de las políticas norteamericanas a nivel regional?

--- Si. Pero además Macri es una persona que desconoce los protocolos diplomáticos. Han hecho barrabasadas. Lo de Theresa May debiera aparecer en el record Guinness de los papelones diplomáticos. Macri mintió diciendo que Theresa May (Primer Ministra Británica) le había prometido discutir la soberanía sobre las Malvinas. Lo salieron a desmentir rápidamente.

¿Cuáles son las razones de la crisis económica que atraviesa Venezuela? ¿Hay realmente un desabastecimiento de productos básicos? ¿Alguien lo promueve?

--- El desabastecimiento no es real. Pero es difícil conseguir alimentos a precios subsidiados. Hay todos, pero los colocan a precios de mercado y no a precios acordados con el Gobierno. Los alimentos estaban subsidiados con el petróleo. Lo que Chávez llamaba la maldición del petróleo. Luego ha habido un desabastecimiento programado por las grandes empresas. Esto pasó en el Chile de Allende también.

¿Cuál es la mejor solución posible a la actual problemática venezolana?

--- El diálogo político y social. No hay otra solución. La oposición quiere voltear a Maduro y el pueblo va a impedirlo. La oposición quiere que Maduro adelante las elecciones.

Es curioso que Macri también esté reclamando que Maduro adelante las elecciones. Un mandatario que dice eso, se arriesga a que algún día también le pase lo mismo. Es levantar un antecedente peligrosísimo, porque si él sostiene que ante una protesta social violenta, legitima la violencia y es legítimo que la población a través de la violencia pueda destituir a un Presidente, está llamando al diablo.

Respecto al tema Malvinas, ¿los británicos están militarizando las islas? ¿Por qué razón cree usted que no hicieron esto durante los años en los que Néstor Kirchner y Cristina Fernández eran los presidentes de nuestro país?

--- La militarización se instaló a partir de la guerra en las Malvinas. En 1986, los británicos instalaron una base militar, teniendo a Argentina como hipótesis de conflicto. Luego han ido incrementando esa base. Actualmente hay mil quinientos soldados, buques de guerra, aviones de combate, tanques, misiles. Equipos muy sofisticados de espionaje y control. Hasta un submarino nuclear que puede transportar armas nucleares.

La diferencia entre este gobierno (Macri) y el anterior (CFK), entre otras muchas, es que no reclaman en contra de la militarización y el 13 de setiembre de 2016 han firmado un Acuerdo donde prometen cooperación entre las FFAA y de seguridad. Están prometiendo cooperación con unas FFAA que nos están invadiendo con una base militar y además han acordado remover los obstáculos para la exploración de petróleo y pesca en las islas. Lo que es gravísimo. Significa un monumental retroceso en torno a la política de Malvinas.

Desde el 2014 el Papa ha comenzado a advertir que estamos viviendo la tercera guerra mundial. Hace unos días reafirmó sus dichos y mencionó que estamos en presencia de una terrible guerra mundial fragmentada. ¿Coincide usted con este análisis?

--- Plenamente. Yo tuve una audiencia con el Papa a fin del 2014. Fue en una audiencia privada con mi hija durante casi una hora. Hablamos mucho de eso y de la islamofobia que había propagado EEUU como una excusa para invadir Medio Oriente. Hablamos de la crisis migratoria gravísima, porque EEUU que hoy pretende darnos lecciones de democracia, ha invadido Irak, Afganistán, Libia, Siria, Yemen y han causado millones y millones de muertos.

Cómo no vamos a tener una crisis de valores en el mundo si el líder que tiró una bomba cada tres minutos (creo que ese es el promedio de Obama) recibe el Premio Nobel de la Paz. Con todos esos cadáveres en el Mediterráneo. Porque antes, había gente que como estaba lejos de Medio Oriente, no veía las consecuencias, pero ahora los tienen llegando a Europa desesperados, huyendo de las guerras que los Estados Unidos fabrican para vender armas y para apoderarse del petróleo. Por eso es inconcebible que haya quienes, como Mauricio Macri (que estará volando ahora hacia Estados Unidos) que vaya a suplicar, a arrodillarse y a suplicar que Estados Unidos intervenga en Venezuela.

Aparentemente, la intención de Mauricio Macri es alinearse geopolíticamente con Estados Unidos. ¿puede ello conducir a nuestro país hacia un escenario similar al de la década del noventa cuando el ex presidente Menem envió en 1990 tropas al Golfo Pérsico en lo que se conoció como el Operativo Alfil? Luego de eso, en 1992 se produjo el atentado a la embajada de Israel y en 1994, se produjo el atentado a la AMIA. Muchos de los votantes de Mauricio Macri desconocían esta posibilidad, que es realmente algo terrorífico. ¿No le parece?

--- Si. Me parece muy serio y me parece muy bien que Usted lo esté señalando, porque es algo que no es muy difundido en los medios de comunicación en Argentina ni en ningún lado. Es exactamente así. ¿Qué es lo mejor que tiene nuestra región, nuestro continente? Además de otras bondades, la paz. No tenemos conflictos étnicos, ni religiosos, no tenemos hipótesis d conflictos entre nosotros. Nuestro mayor bien es la paz. No nos damos cuenta de lo que significa eso hasta que no vemos de cerca una guerra. Yo he vivido varios años en Londres y conozco el terror y los conflictos de la gente pensando que la guerra a la que llevó Tony Blair a Gran Bretaña, yendo como cómplice de los Estados Unidos a invadir Irak. Después llegan las terribles venganzas de los grupos terroristas que los propios EEUU han armado. Porque Al Qaeda fue armada por EEUU y Bin Laden es un producto para oponerse al comunismo en Afganistán y luego crearon al Isis (extremismo islamista, terrorista), para oponerse a Bashar al-Ásad en Libia. Fíjese que esta bomba a la que los diarios llamaron cariñosamente como la “madre de todas las bombas”, pareciera que fuera una cosa buena. Una madre. Y nadie protestó. ¿Protestó la Cancillería argentina por la bomba o por los cincuenta y nueve misiles que reciente mente tiraron en Siria? Yo no escuché ninguna protesta. Venezuela no ha tirado ninguna bomba, ni adentro ni afuera.

¿Sabe por qué no protestó la cancillería argentina? Porque una de las incursiones públicas más importantes que ha desarrollado la canciller (ex gerente de Telecom Rosario) e ingeniera electricista Susana Malcorra, ha sido impulsar su propia candidatura como Secretaria General de la ONU, inclusive utilizando el tema Malvinas, entre otras cosas.

--- Si. Conoce muy mal a los británicos, si creyó que por ceder ante la pretensión británica en Malvinas la iban a apoyar. Y la vetaron. Después estaban tirando misiles desde Malvinas hacia el mar y ella dijo que estaba muy apenada, muy decepcionada. Creo que es la peor gestión de Relaciones Exteriores de la historia de la democracia argentina.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes