Narcopolicías: del verso publicitario de Urtubey a los hechos hay mucho trecho

Con buena intención sin duda alguna, el gobernador Juan Manuel Urtubey invierte en una de sus campañas publicitarias de acción de gobierno una particularmente enfática donde destaca que la provincia fue una de las primeras -sino la única- en afrontar con decisión y coraje la nada fácil lucha contra el narcotráfico, particularmente el de nivel micro, es decir el que pega directamente en los sectores más desprotegidos de la sociedad. En los más vulnerables donde, por ejemplo, hace estragos el veneno del paco.

En ese sentido, nuestro gobernador pide a los vecinos que denuncien -sin pensar que siempre será harto riesgoso- a los que venden droga en los barrios, obviamente sin dejar datos de su identidad, aunque hasta el más ingenuo sabe que el primero en enterarse de los que se animan a “batir” será el delincuente. El “dealer”.

Con su particular tono, el mensaje del gobernador asegura que denunciar es seguro, valga la figura. Pero va de suyo que el primero que sabe que denunciar jamás es anónimo es el mismísimo Urtubey.

El escandaloso -pero para nada sorprendente- descubrimiento de nuevos narcopolicías locales por parte de la Policía Federal, con la inconcebible “justificación” del mismísimo Jefe de la repartición responsable de la seguridad de todos los salteños, y que a juicio del ciudadano no podría haberse sostenido en el cargo ni uh minuto más luego de sus insólitas declaraciones, confirman que el verso publicitario no es más que eso: un verso.

Del verso al hecho… hay mucho trecho, acierta el decir popular que sirve de título a esta nota.

Que la Justicia, eventualmente, confirme que eran 28 o 39 gramos de marihuana y no cinco kilos de cocaína como “decahavaron” fuentes federales, en definitiva no importa. No cambia para nada la podredumbre.

Los narcopolicías provinciales no son para nada una novedad. Un ejercicio de la memoria, sin el menor de los esfuerzos, confirman que la lacra del narcotráfico desde hace años existe.

Debiera el señor Jefe de Policía, los ministros y el propio gobernador, nutrirse en la Justicia Federal y también en la Provincial -en la mismísima Corte de Justicia- de los “casos” que registra la incursión del narcotráfico en sus propios ámbitos de gobierno.

Entonces se reconfirmará una y mil veces que con recitar en una campaña publicitaria, en éste delicadísimo problema que afecta a todos los segmentos de la sociedad, sólo es eso: un aviso publicitario.

Muy oportuna resulta en esta nota reflejar lo que el periodismo informó en estas últimas horas sobre la participación directa y sin ambages del presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Manuel Santiago Godoy, sobre el tema.

Leamos algunas de esas crónicas periodísticas, realmente elocuentes, como la publicada en el diario La Gaceta desde su redacción Salta:

“Godoy tildó de “lerdos” a funcionarios por el caso de los narcopolicías”

“Cuestionó al Jefe de la fuerza por sus dichos sobre la cantidad de droga secuestrada en el operativo y dijo que “fue una cargada”, asegurando que minimizó el hecho.

El presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Santiago Godoy, cuestionó el desempeño del ministro de Seguridad, Carlos Oliver; y el secretario, Jorge Ovejero, en el caso de los narcopolicías detenidos en un operativo de la Federal, y los tildó de “lerdos”. También lanzó fuertes críticas al Jefe de Policía, Ángel Silvestre.

“No tenemos que pensar que es un hecho aislado. No he visto declaraciones de ustedes porque por ahí son medio lerdos con algunas cosas. Ninguno declaró ante la ansiedad periodística y la nuestra también. Todos queremos saber qué pasó”, les dijo durante la interpelación que se llevó adelante desde las 11.

Según Godoy, el ministerio de Seguridad es el responsable político de lo que pasó y debe hacerse cargo para impedir la corrupción en la fuerza.

“Si ustedes no se van de aquí con el compromiso de investigar, nos quedamos con una buena reunión y nada más”, cuestionó.

El “Indio” cargó contra el accionar de los funcionarios advirtiendo las facultades que tienen para investigar, citando -por ejemplo-, la Oficina de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia, y “desconocieron lo que pasaba.”

Por otro lado felicitó la investigación penal que inició la fiscal Gabriela Buabse quién recurrió a una fuerza federal para detener a policías provinciales. “Eso habla de la desconfianza que hay”, opinó.

“La verdad que si yo fuera fiscal y no les tendría la confianza a los policías de la provincia, llamo a la Federal para que no me escondan nada. Lo que hizo es lo que corresponde”.

“Nos está cargando”

Las críticas también fueron dirigidas al Jefe de Policía, Ángel Silvestre, por sus dichos apenas se conoció la noticia del operativo de la Federal y la detención de ocho policías.

La cantidad de droga y el tipo de sustancias secuestradas tuvo diferentes versiones. Y la del comisario no convenció porque según el legislador “minimizó” lo que pasó.

“Que diga que son 34 gramos me parece que es una cargada”, cuestionó y aseguró que no se trata de la cantidad sino de la gravedad del hecho. (Fuente: La Gaceta Salta)

¿Hace falta decir más, señor gobernador?


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes