El largo brazo de Urtubey

La patética “interna” radical con Nanni y el PRS Peronista con Fiore

La patética farsa de elección interna que protagonizó la UCR salteña la semana pasada al igual que la toma de posesión de las “nuevas” autoridades del PRS antes, muestran el grado de deterioro en el que han caído importantes partidos políticos de la provincia.

Miguel Nanni (h) en la tienda radical y Cristina Fiore en la renovadora, son dos claros exponentes de lo que ha pasado con algunas agrupaciones en Salta dónde la llamada “dirigencia joven” que emergió prometiendo oxigenar la política, a la hora de la verdad y para quedarse con las presidencias, apelaron a las viejas y deplorables prácticas de los “carcamanes” de décadas pasadas que durante muchos años vaciaron de democracia y credibilidad a sus estructuras, provocándoles una existencia lánguida cargada de vicios y falta de credibilidad.

Mientras hacían lo necesario para ponerles zancadillas a sus adversarios, muchos de ellos avenidos en “enemigos”, generaron en la vida interna de sus partidos la certeza que sus llegadas al poder partidario estuvo “avalada” y “ayudada” por el oficialismo provincial, es decir el Gobierno, es decir la CAP pejotiana, es decir, Juan Manuel Urtubey.

Desde que Urtubey se sentó en el más amplio y cómodo sillón del Centro Cívico Grand Bourg en el año 2007, comenzó una silente pero metódica acción con el fin de cooptar a la mayor cantidad de dirigentes de los otros partidos con actuación en la provincia, para de esa manera asegurarse un control absoluto sobre la vida política salteña.

Fue así como de a poco, muchos dirigentes radicales, renovadores y de otros partidos de poca influencia política en verdad, los llamados “sellos de goma”, también se rindieron ante la persuasión urtubeycista y desde entonces abrevan en las frescas aguas de Finca Las Costas donde el Gobernador calma también su sed.

Son los “conversos”, los llamados “pragmáticos” de la política, los que afirman que el “fin justifica los medios” y “que ellos son los que mejor interpretan el sentir de la gente”.

En realidad son oportunistas, mercenarios que se venden al que mejor paga – por ahora ese es Urtubey pero ya están pensando en quién lo sucederá- generando así la pérdida de confianza en la política y la Democracia por parte de los ciudadanos de a pié.

La gran cantidad de funcionarios sin funciones, ex dirigentes de partidos “opositores” que pueblan las planillas de sueldo del gobierno provincial, son la clara muestra que para Urtubey su “colonización” de los partidos políticos le garantizó el control total sobre toda la política lugareña.

Sólo el Partido Obrero, quienes siguen el liderazgo del intendente Gustavo Sáenz y la dirigencia nucleada en Salta nos Une, no cayó ante la seducción U y al menos, por ahora, se mantienen fieles a su rol de oposición.

Los demás cayeron en la tentación del poderoso “Caballero Don Dinero” y hoy se muestran como “orgullosos” soldados de Urtubey y sueñan con ver a su empleador, más que a su líder político, en la Casa Rosada a partir del 10 de Diciembre del año 2019.

Esta realidad que vive la política salteña, exhibe cuan al abismo cayeron estos partidos políticos que fueron implosionados por su propia dirigencia tal como hizo Andrés Zottos en el Partido Renovador y ahora Miguel Nanni (h) parece haberlo hecho en la Unión Cívica Radical.

La apresurada asunción de Fiore en el PRS con una demanda pendiente de resolución en la Justicia y la de Nanni plagada de denuncias por irregularidades e incumplimiento a lo que expresa la Carta Orgánica partidaria, más las denuncias por compras de votos para el candidato a presidente del Comité Capital, Héctor Chibán, constituyen una clara muestra de que ambos partidos cayeron en un pozo del que le será difícil salir.

Fiore, recibiendo los cálidos abrazos y felicitaciones de conspicuos dirigentes peronistas, hace ver que en ese partido quien marca la política que se debe seguir es el gobernador Urtubey.

El reclamo por la intromisión del PJ en la UCR que hicieron los dirigentes opositores a Nanni a los que se les impidió tomar parte de la interna con mil y un argumentos “chicaneros”, también fue porque aseguran ver el largo brazo de Urtubey hurgueteando en su partido a través de su Presidente y sus seguidores.

Lo cierto es que por estas situaciones, ambos partidos transitan hacia un destino incierto.

Sin identidad propia, con autoridades que sólo piensan como seguir sacando ventajas en beneficio personal y con una sociedad hastiada de dirigentes oportunistas, es difícil saber qué será de ellos en el mediano y largo plazo.

En el corto, se sabe que buscarán colocar algunos diputados, uno que otro concejal en algunos municipios y nada más.

“La verdad es que como renovadora de toda la vida, me dolió mucho ver a los Urtubey, los Godoy (Manuel Santiago), los Miguel Isa y otros perucas abrazarla a Cristina (Fiore). Festejaban que ahora nuestro partido es una sucursal del peronismo. Solamente eso”, decía con tristeza una señora que ocupó importantes cargos en las épocas que su partido tallaba fuerte en la política local.

Por su parte, un grupo de radicales opositores al oficialismo, contaban el domingo mismo de la elección interna capitalina, sus sentidas cuitas.

“Es enorme la cantidad de remises que llegan trayendo afiliados para que voten por ellos con la boleta en la mano y varios reconocieron haber recibido plata para votar por la lista oficialista. Aquí se movió buena plata y de dónde iba a salir si no es del Gobierno provincial. Además, en muchas escuelas, había fiscales, ex radicales, que ahora están en el Frente Plural de los Posadas (Federico y Matías). Si esto no es obra de Urtubey y sus operadores, que me digan de dónde sacaron tanta guita”, era lo que relataban con mucha bronca encima.

Estos hechos, estarían indicando que el Gobernador de la provincia y potencial candidato presidencial por el PJ para la elección del año 2019, hoy tiene en sus manos el control de la mayoría de los partidos políticos provinciales: el PJ; el PV; el PRS; la UCR y otros más chicos.

Ante esto vale preguntarse: ¿Le alcanzará con esto a Urtubey para ganar en su provincia y de manera contundente las elecciones legislativas del año 2017 que tanto necesita?

Por ahora no lo sabemos, pero exactamente en un año, o en menos tiempo si las elecciones nacionales y provinciales no se unifican, lo sabremos.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes