Escándalo y denuncias por un exabrupto de Gustavo Cordera

Justificó la violación; debió cancelar varios shows

"Mañana de sol y charla con alumnos de @TeaArte." Ése es el último tuit de la cuenta del músico Gustavo Cordera, con el que dejó su percepción tras participar de una entrevista colectiva con estudiantes de periodismo de TEA, el lunes pasado. Algunas horas después, un alumno dejó trascender un pasaje de esa conversación: "Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por tener sexo libremente", dijo el líder de Bersuit Vergarabat.

El repudio llegó de funcionarios, instituciones públicas, organizaciones sociales, ciudadanos y hasta el propio presidente.

El Gobierno informó que prepara una denuncia penal contra el músico por violar varios artículos de la ley de violencia de género y por apología del delito. El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) se presentará como querellante en la causa por considerar los dichos discriminatorios "en grado extremo".

En la industria musical, los organizadores de los shows que tenía programados en el interior cancelaron fechas y la radio Rock&Pop comunicó que no emitirá más sus temas.

Las palabras de Cordera irritaron y generaron un repudio masivo. Entre otras declaraciones, se refirió a la imposibilidad legal ("una aberración de la ley") de un adulto para mantener relaciones sexuales con una menor.

El músico contó que su familia y sus hijas, de 17 y 22 años, habían recibido amenazas. "Yo pido perdón, me equivoqué. Pero le pido a la gente que no se ensañe conmigo", se defendió durante toda la tarde en distintas entrevistas, e insistió en que sus palabras habían sido "sacadas de contexto" y que lo había dicho con la única intención de provocar.

"Las palabras de Cordera están enmarcadas dentro de una ideología machista que atraviesa a la sociedad y justifica la violencia contra las mujeres. El Estado no puede pasar por alto estos dichos o mirar para otro lado. Está dicho por un líder público, que tiene influencia en sus seguidores y que no puede ignorar el impacto de sus palabras, por más que ahora lo lamente y se arrepienta. Esto de justificar una violación y el abuso de menores no resiste ninguna explicación. Éste es un señor mayor que entiende que sus palabras generan acciones y que tienen consecuencias", dijo a LA NACION Fabiana Tuñez, directora del Consejo Nacional de las Mujeres y ex directora de la Casa del Encuentro, una de las organizaciones que impulsaron la ley de violencia de género y la lucha contra los femicidios. La denuncia penal será presentada mañana, y el Inadi se presentará como querellante en la causa, por considerar que las palabras del músico son "discriminatorias en grado máximo" y constituyen un delito de acción pública.

Durante una entrevista con LA NACION, Cordera intentó justificar sus dichos y apuntó contra Jonatan Dalinger, estudiante de periodismo, de 22 años, que difundió sus palabras por Facebook. Lo acusó de haber violado el acuerdo de privacidad porque la charla era a puertas cerradas e insistió en que dijo lo que dijo como parte de una teatralización.

Puertas cerradas

La periodista Ingrid Beck, directora de TeaArte y una de las impulsoras de la marcha #NiUnaMenos, lo desmintió. "No fue un ejercicio de psicodrama. Las primeras barbaridades de Cordera vinieron por una muy buena pregunta de una alumna sobre los abusos en el rock que se difundieron hace poco." Se refería a las denuncias contra Cristian Aldana, líder de la banda El Otro Yo, de al menos seis mujeres por abuso sexual agravado y corrupción de menores, que es investigado por el Juzgado de Instrucción N° 17. También a las tres denuncias que involucran a José Miguel del Popolo, cantante de La Ola Que Quería Ser Chau.

"Le repreguntaron, pero él estaba en un momento en el que parecía no escuchar a nadie, no escuchaba las preguntas", explicó Beck. Antes de terminar la charla, según contó, ella misma dejó en claro el rechazo a los argumentos que exponía el músico. "Le dije que no entendía por qué decía eso. Que estábamos en una vereda opuesta. Ahora me critican, pero es un gran ejercicio periodístico. Algunos dicen «cómo no lo pararon». Si un tipo está desbocado así, yo lo dejo hablar para después publicarlo", defendió Beck.

De todas formas, el único que no pasó por alto la gravedad de las declaraciones fue Dalinger que ese mismo día las subió a Facebook. Pese al acuerdo de no publicar el contenido, él sintió que Cordera había ido muy lejos y que el pacto de silencio era complicidad. "Durante la hora que duró la charla, confirmé lo que siempre creí de él. Soberbia, arrogancia y aires de superioridad. Sin embargo, esas cualidades no son nada comparables a sus dichos", escribió.

Este viernes, Cordera iba a presentarse en Mendoza, en un concierto pactado con la municipalidad local, como forma de saldar un resarcimiento por un juicio que le hicieron cuando era líder de Bersuit Vergarabat. Pero, finalmente, por decisión del Concejo Deliberante, se suspendió. Algo similar ocurrió con la participación de Cordera en el Taragüí Rock, el festival de Corrientes.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes