López: La siniestra “mano derecha” de De Vido en Jujuy

San Salvador de Jujuy © La provincia fue la primera en donde se denunció la matriz de la corrupción: cobrar las obras sin hacerlas.

La hizo el diputado Llanos por casas que pertenecían a Calilegua y Libertador, en pleno poder K. Pero también se pagó por asfalto de calles que jamás se hicieron en Perico, Monterrico, Palpalá, entre otros municipios.

El hilarante episodio del ex secretario de Obras Públicas volvió los ojos sobre los casos denunciados en la provincia.

El diputado Marcelo Nasif vinculó a López con Fellner y Milagro Sala. Y el fiscal Miranda dice que el caso del convento confirma lo denunciado en Jujuy.

¿Habrá decisión política en el gobierno de Morales para ir a fondo en la cuestión?

En estas páginas reproducimos un excelente informe del Semanario El Expreso - Edición Jujuy, que dirige el colega Oscar Burgos, a quien agradecemos su autorización para la reproducción del mismo, con el objetivo común de mostrar los ribetes alcanzados por la corrupción en los gobiernos del matrimonio Kirchner, utilizando en esta provincia la millonaria estructura financiada al punto de constituirla en un poder paralelo al permisivo delegado en que se convirtió el gobernador Eduardo Fellner.

Hoy se espera que la nueva gestión del radical Gerardo Morales allane los caminos para que la Justicia cumpla su rol y se reivindique de tantos años de tolerancia culposa con la corrupción.

La Tupac Amaru fue la herramienta delictiva que el ex gobernador Fellner no quiso investigar

Tras las huellas de Lopecito: Jujuy fue la primera en denunciar la corrupción

El escandaloso episodio del ex funcionario K, José López volvió a poner las sospechas sobre los denunciados en Jujuy por corrupción con la obra pública. El caso López refuerza las denuncias, pero falta descubrir más. Y falta también la decisión política del gobierno de llevar la investigación a fondo.

El ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, parece apostar a ser declarado 'insano' para no ser indagado por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, que se le imputan tras ser apresado intentando esconder 9 millones de dólares en un convento.

En un episodio digno de un capítulo de Los Simpsons, el ex hombre fuerte de la obra pública nacional, apareció en un hecho por demás inaudito tirando valijas a un convento, a cuyas autoridades había advertido de lo que haría. Ante semejante aviso, la madre superiora ordenó dar parte a la policía. Sorprendió también que no solamente llegara un patrullero sino además funcionarios judiciales para tomar pruebas del hilarante hecho de valijas repletas de dólares, relojes Rolex de oro, y otras monedas.

Lo del dinero es por demás indignante, pero la forma en que actuó López, llama poderosamente la atención. López no estaba siendo investigado ni había sido mencionado por nadie ni siquiera en el juicio contra su ex jefe Julio De Vido. ¿Se asustó? ¿Quién lo apuró a mostrar el dinero así de manera tan desopilante? López no es un niño, fue un funcionario que manejó todo y tuvo negociaciones con empresarios pesados de todo el país. ¿Puede terminar así en un bochorno escandaloso?

No se saben los motivos que lo llevaron a delatarse de esta forma, pero aparentemente buscaba salvar su pellejo, y avisó para que la policía lo protegiera aunque perdiendo toda la fortuna que había recibido como funcionario K.

Que en el ministerio de Julio De Vido había coimas y robo con las obras no lo duda nadie.

En Jujuy, quienes tuvieron las decisiones mayoritarias en los últimos años saben muy bien. Dos ejemplos: las obras del acceso sur ha incrementado su presupuesto de forma escandalosa; incluye el famoso monumento al bicentenario erigido frente a la nueva terminal, que costó una fortuna.

Pero quien más cerca estuvo quizás de José López y sus socios fue el diputado Marcelo Llanos, en ese momento ocupando una banca nacional, cuando descubrió que en Libertador y Calilegua se habían pagado casas que no estaban realizadas, pero que en los organismos provinciales y en la Nación, figuraban como concluidas.

Llanos en ese momento realizó denuncias en varios organismos provinciales sin fortuna alguna, y finalmente recurrió a la Justicia. Pocos medios –entre ellos El Expreso- se hicieron eco del caso.

Llanos presentó la denuncia en 2012, con pruebas que demostraban que no se habían construido ni una sola vivienda de las 268, ni siquiera se había llamado a licitación pública para dar inicio "lo que permite presumir que no hay intenciones de iniciar las obras (…) Se debería haber dispuesto los mecanismos licitatorios previstos en el reglamento de contrataciones del estado, para la adquisición de materiales de los cuales no se tienen noticias y nunca fueron publicados por un medio de comunicación (…)”, señaló el ahora diputado provincial en su denuncia penal.

En su descargo –que lo hizo en medios de comunicación- el ex intendente Ale señaló que $19.726.000 fueron girados a la Organización Barrial Tupac Amaru para el pago de viviendas construidas, la mayor parte en la localidad de Calilegua (según consta en el expediente) y el $1.828.597,50 restante estaba en la Tesorería Municipal "y no hicimos nada” y justificando la inacción porque el terreno destinado para las viviendas estaba ocupado.

Cabe señalar que en el pedido de investigación que elevó la Fiscalía N°10 a cargo de Silvia del Valle Farall al Juez de Control 6, Jorge Samman, la fiscal señaló que Ale declaró que parte de ese dinero se habría utilizado para la compra de materiales de construcción con un saldo de $770.710, pero que nunca presentó facturas probatorias de lo dicho.

Obviamente que no es el único caso de corrupción en la provincia. Si el actual gobierno decide investigar no sólo las obras de la Tupac Amaru y sus organizaciones sociales, descubrirá que en el gobierno anterior hubo muchos “José López”:

  • En Calilegua, por ejemplo, se canceló una terminal que jamás se hizo. La intendenta dijo que usó ese dinero para otra obra más importante, con lo que habría cometido defraudación al Estado.

  • En Perico, Monterrico, y Libertador, figuran calles como asfaltadas pero aún son de tierra.

Por el caso José López, Cristina Fernández salió certeramente a denunciar que López es sólo una parte de la corrupción, que falta él o los empresarios que le dieron la coima.

El dato que en los organismos oficiales figuran pagadas como realizadas, tiene un eslabón importante: los inspectores que venían a verificar los trabajos en la provincia, llenar los papeles para que se emitieran los pagos.

Un funcionario de Río Negro le contó a la revista Noticias que el modus operandi era pedir el 15% del presupuesto total como “garantía” por si la empresa no terminaba la obra.

En Jujuy, aparentemente el reparto era en partes iguales entre funcionarios nacionales, provinciales e intendentes.

“En Jujuy se pagaron muchas más viviendas de las que se construyeron. López fue un asiduo visitante a nuestra provincia y amigo íntimo del ex gobernador Fellner”, denuncio el legislador Marcelo Nasif, del Frente de Cambia Jujuy.

Nasif interpretó que “por haber manejado millonarios fondos para viviendas y para otras obras públicas, se impone que la investigación llegue hasta las últimas consecuencias y que se visibilicen todos los casos de corrupción de la era kirchnerista.

Desde La Quiaca a Tierra del Fuego, donde hicieron una obra pública, hubo un retorno, de eso no tengo dudas”, afirmó.

“Mientras a nivel nacional estaban los José López y los Lázaro Báez, en Jujuy teníamos a Milagro Sala y Eduardo Fellner”, golpeó el legislador.

"Nosotros indicamos cómo era la operatoria que llevaba a cabo Milagro Sala conjuntamente con los ex funcionarios nacionales, entre los que se encontraba Julio De Vido y José López”, dijo el fiscal Mariano Miranda.

Según Miranda, todo lo denunciado por el gobierno de Morales, “se está comprobando lentamente”, dijo y planteó la posibilidad de que “parte del dinero que tenía López, era “del retorno” que le correspondía a la provincia. “Vamos a tratar de realizar algún tipo de investigación para averiguar el origen de ese dinero y el destino que tenían", planteó Miranda.

  • (N.de R.) Otro aporte de inusitada fuerza a la denuncia de corrupción en esta materia en Jujuy fue el de la diputada por la Tupac Amaru Balconte, quien a pesar de graves amenazas contra su vida denunció el proceder delictivo de la organización en su vínculo con el gobierno nacional kirchnerista y del que también hace referencia en su relato el colega El Expreso de Jujuy):

“Una vez que salía Milagro Sala de la Quinta de Olivos, iba a reunirse con De Vido o si no con José López, que le destrababan los pagos y firmaban convenios por nuevas obras”, declaró la legisladora sampedreña en la justicia.

En los medios nacionales, Balconte contó: “López era el que daba las órdenes, destrababa los pagos y decidía las obras públicas”. Tenía la función de “destrabar pagos para la Tupac Amaru. Yo conozco eso porque era el trámite que se hacía cuando se viajaba a Buenos Aires”.

Después del 2015, López no quedó desamparado por el Kirchnerismo, ya que le aseguró un lugar dentro de la lista oficial para ocupar una banca en el Parlasur.

Si el fiscal Miranda, o el gobierno de Gerardo Morales, se deciden a investigar obra por obra, seguramente van a encontrar los rastros del señor López en Jujuy.

Pero primero, hay que ver si existe la decisión política del gobierno de destapar de una vez la olla fellnerista.

O, si no, todo quedará en la imagen del convento.

(Fuente: Periódico El Expreso -Edición Jujuy)


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes