Caso de la niña Wichi: ¿Adónde estuvieron los gobernantes?


El abandono de una niña wichi embarazada de 12 años en Santa Victoria Este quien vivía junto a sus padres y parientes en condiciones de extrema miseria y que fuera violada en banda por ocho adultos en noviembre de 2015, para luego ser abandonada por el Estado en general y el gobierno de Juan Manuel Urtubey en particular, muestra, como la magistral obra de Joseph Conrad, el verdadero “Corazón de las Tinieblas“, es posible que vuelva a recrearse en los tiempos actuales y en nuestra tierra.

En su genial relato, el escritor polaco describe descarnadamente la vulnerabilidad y la inestabilidad moral del ser humano y lo que hicieron, los gobernantes salteños con esta indiecita, exhibe justamente eso, es decir, su verdadera moral como seres humanos.

La triste y conmovedora historia de esta niñita cuyo único pecado fue haber nacido aborigen y pobre, y a la que a causa de la indolencia y la desidia de los funcionarios de Urtubey no se le aplicó el protocolo vigente para que abortara en tiempo y forma, desnuda hasta los cimientos el fracaso de la Democracia misma quien, a través de gobernantes abandónicos y funcionarios que no funcionan, permitieron que siga siendo violada pero esta vez a manos de quienes, se supone, deberían cuidarla y evitar que siga atravesando por tamaño calvario.

Recién en el transcurso de esta semana, un grupo de diputados provinciales viajarán hacia el lejano paraje para comprobar, “in situ”, las condiciones en que vive la chiquita y su familia, pero por lo que se supo en las últimas horas, la menor ya no estará allí, ya que por su delicado estado de salud y del bebé que gesta en su vientre, fue trasladada hasta el hospital de la ciudad de Tartagal. ¿Un poco tarde, no?

Frente a este asunto, lo único que por ahora surgen son interrogantes.

Si las cosas sucedieron en Noviembre del año pasado, ¿cómo es posible que recién ahora el gobierno de Juan Manuel Urtubey salga a escena pero sólo para tratar de salvar su propia ropa?

¿Adónde estuvieron el Intendente, los concejales, los diputados y el senador del Municipio y del Departamento que no advirtieron el infierno en el que vivía la víctima?

¿Cómo es posible que la Justicia no haya actuado para impedir que los violadores adultos sigan en libertad burlándose de todos y al acecho de nuevas víctimas?

¿Cómo es posible que a la niña no se le haya aplicado, cuando se estaba a tiempo de hacerlo, el protocolo que establece la ley para estos casos y que es el aborto no punible?

¿Habrá tenido que ver con esto el “falso” catolicismo que practican algunos chupa cirios que rodean al gobernador?

¿Cómo es posible que la niña y su embarazo hayan seguido viviendo en condiciones de pobreza extrema y sin los cuidados especiales que la situación exigía?

¿Adónde estuvieron todos estos meses los Ministerios y sus responsables que deberían haber contenido a la pequeña y su circunstancia?

¿Qué pasara con la madre-niña y su criatura si ésta finalmente logra vencer las adversidades y nace?

¿Será que a Urtubey no le importa el caso, ya que fue a Santa Victoria Este a un festival folclórico pero no fue capaz de llegarse, aún cuando estaba a pocos kilómetros del lugar, a imponerse de la situación?

¿Será que sus Ministros con tal de conservar sus cargos y privilegios se seguirán tirando con el caso por la cabeza ahora que estalló el escándalo?

¿Quién será capaz de hacer Justicia?

Urtubey, ¿Le pedirá la renuncia a alguien o hará la vista gorda como otras veces a fin de no “dañar su imagen presidencial“, ahora que ya está en campaña?

Como dicen en las calles los ciudadanos de a pie, el caso es vergonzoso y estiman que el gobierno provincial está poniendo mucha plata en los medios nacionales para evitar que el hecho haga volar por los aires del país la“glamorosa” imagen del romántico y enamoradizo mandatario salteño.

“Me da asco y mucha bronca ver la imagen del Gobernador (Juan Manuel Urtubey) haciéndose el novio adolescente en todos lados, mientras en su provincia pasan cosas espantosas como niñas violadas y niños muertos porque tienen hambre”, era el comentario de una militante que dedicó toda su vida a pregonar las ideas del peronismo en la provincia.

Ahora, queda esperar que en el parto ambas criaturas salgan con vida para que esta historia no termine de la peor manera, a la vez que la sociedad entera espera, indignada, que los responsables de esta actitud violatoria de los Derechos Humanos, tenga la dignidad de pedir disculpas públicas y renunciar a su cargo, por lo menos.

Para el final y volviendo a Conrad, en la película “Apocalipse Now”, del enorme Francis Ford Cóppola y que está basada en la obra del escritor polaco, la palabra que resume el film es “horror”, pronunciada a su manera por el gigante, Marlon Brando.

Justamente esa palabra, “horror”, sería la que podría sintetizar en Salta y por estas horas, este hecho aberrante y devastador.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes