Para el PJ Nacional, a Urtubey lo quieren más los del PRO y los Radicales que los peronistas… ¡Que e

Interesante muestra de la consultora Giacobbe. El salteño crece hacia afuera pero pierde hacia adentro

El justicialismo navega en las turbulentas aguas de la derrota. La sigla kirchnerista FPV, que aparentaba monolítica y firme, estalló en pedazos ni bien Cristina dejó el poder con el que sometió hasta la humillación a gobernadores, intendentes, legisladores y dirigentes de su propio partido. Queda por lo tanto el peronismo, desperdigado y sin rumbo fijo, pero siempre gravitante en la política nacional. Las últimas votaciones en favor del acuerdo con los holdouts y la modificación a la ley de medios hablan a las claras del nuevo desmembramiento sufrido por el cuerpo del histórico partido de Perón, que ya había dejado un brazo en 2013 con el éxodo encabezado por Sergio Massa y su Frente Renovador.

No obstante lo cual la realidad de su fuerza siempre es mirada con atención y tenida en cuenta por todos los sectores, desde el presidente para abajo, y sus movimientos seguidos al instante. De allí la importancia de este interesante trabajo realizado por la consultora Giacobbe y Asociados sobre el PJ exclusivamente y de la que surgen resultados tan complejos como la composición de la fuerza política en cuestión. Lo que no es nuevo, desde luego, en el partido más pragmático que ha tenido la Argentina en su historia.

Números que dicen, por ejemplo, que el gobernador Juan Manuel Urtubey es el dirigente peronista que los adherentes del PRO y la UCR ven con mejores ojos para liderar el nuevo PJ; pero al mismo tiempo tiene un alto grado de rechazo entre los mismos peronistas, que prefieren a Scioli o a Cristina antes que a él. O que entre los independientes Massa se lleva las preferencias casi a la par de Urtubey. O que en el promedio total el salteño va primero.

Todo tan complejo como la misma historia peronista y su nueva crisis, lo cual es minuciosamente abordado por el consultor con un análisis final del que pueden tejerse las más diversas interpretaciones y proyecciones (si las internas fueran abiertas o cerradas, por caso) pero desembocan en un punto de encuentro: a pesar de su mal presente, es la principal fuerza política de la Argentina. Y que, dicho sea de paso, en estos días parece manejarse con la loca brújula de Jack Sparrow, el errático personaje de la saga Piratas del Caribe cuyo principal instrumento de orientación carecía de norte fijo y lo llevaba a cualquier parte. De lo contrario no estaría conformando una “lista unidad” para presentarse ante la sociedad con cabezas como el veterano ex gobernador de San Juan José Luis Gioja, el doble derrotado Daniel Scioli (perdió la presidencia en un final de campaña incomprensible y también su propio distrito la provincia de Buenos Aires) y el eterno “gobernador – rey” Gildo Insfrán, entre otros que para el común de la gente son directamente impresentables.

He aquí el análisis:

  • El futuro del PJ es una de las incógnitas más interesantes de la política argentina actual. El advenimiento del Pro y el reverdecer radical contribuyen a cierta confusión de los dirigentes que parecen no encontrar baldosa donde pararse firmes. Entre ellos, deberán disputar una identidad política con la cual hoy se siente identificada un porcentaje relativamente importante de la población argentina.

Actualmente, los argentinos no reconocen un único liderazgo en capacidad de representar la totalidad del espacio peronista. Colocan a Juan Manuel Urtubey a la cabeza de la lista de dirigentes que deberían liderar el PJ (26.4%), escoltado por Sergio Massa (21.1%) y Cristina

Kirchner (20.7%). Más atrás se ubican José Manuel De La Sota (12.2%), Daniel Scioli (7.7%), Gerónimo Venegas (2.6%), José Luis Gioja (1.1%). Diego Bossio (0.7%) y

Florencio Randazzo (0.6%).

Sin embargo, por lo que ha significado para la historia argentina, la discusión por el liderazgo del PJ no es solo puertas adentro, sino que de ella opina casi toda la población argentina, incluso aquellos que adhieren a otras identidades partidarias, y quienes no adhieren a ninguna.

Cuando consultamos sobre pertenencias ideológicas, el 36.2% de la población argentina se define como independiente o apolítica (29.5% + 6.7%). Tras el triunfo de Cambiemos, las identidades Pro y UCR están en alza, sumando entre ambas el 26.7% (16.5% + 10.2%). El 15.6% se define como peronista, número que resulta estable hace varios años, mientras que el 11.7% se define kirchnerista. El massismo representa al 2.6% de los consultados, mientras que la izquierda y la derecha representan el 2.8% y 1.3% respectivamente.

Pero los resultados indican que cada identidad política posee su candidato preferido. El PJ es hoy un compendio de identidades parciales por sobre la identidad general.

Algunas de ellas, comparadas entre sí, resultan antagónicas. Entre quienes se definen PERONISTAS, el preferido es Daniel Scioli (30.7%), con ventaja sobre Cristina Kirchner

(23.9%). En oposición, entre los KIRCHNERISTAS lidera la expresidenta con una ventaja enorme sobre el ex gobernador (81.6% a 15%). Juan Manuel Urtubey se ubica tercero en ambos campamentos (20.3% y 2.8%). Peronistas y kirchneristas no parecen estar buscando conducción entre personas del mañana, sino entre políticos del ayer.

Entre INDEPENDIENTES y APOLITICOS el preferido es Sergio Massa (27.2%), seguido muy de cerca por Juan Manuel Urtubey (26%). En cambio, entre los partidarios del PRO y la UCR es al revés: Urtubey obtiene una diferencia muy clara sobre el ex intendente de Tigre (47.2% a 23.6%). En ambos campamentos José Manuel De La Sota se ubica tercero (18.1% y 13.5%).

Los argentinos sin identidad partidaria y adherentes a Cambiemos prefieren para el PJ figuras con

futuro político. Sergio Massa es fuerte, lógicamente, en su propio público (78.5% en massistas), pero también resulta mejor rankeado (33.5%) en la categoría "OTROS" (incluye izquierda, derecha, otros, NsNc). En ambos campamentos es seguido por Cristina Kirchner (9.3% y 25.5%) y José Manuel De La Sota (8.7% y 13.8%).

Estos resultados indican, únicamente, las preferencias de los consultados para la conducción del PJ. Pero cabe recordar que, si bien todos contribuyen a la discusión social, en caso de internas cerradas votarán solamente los afiliados.

Lic. Jorge Daniel Giacobbe

Director

Giacobbe & Asociados Opinión Pública


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes