Para Sáenz, finalmente, llega la hora de gestionar

En apenas un mes, Gustavo Sáenz, el ex candidato a vicepresidente de la Nación e intendente electo, comenzará su gestión al frente de la Municipalidad de la Ciudad de Salta.

El largo viaje que iniciara allá por el mes de Octubre del año 2014, finalmente llegará a su fin y deberá meter manos a la obra en esto de dotar a la comuna más importante de la provincia de su impronta, su estilo personal, sus modos y su manera de llevar adelante la administración de un municipio que, por su volumen y complejidad, requiere que se le preste inmediata atención.

Sáenz, un joven dirigente político que dejó su huella en este tiempo de campaña nacional al lado de Sergio Massa, se ha convertido, al decir del periodismo nacional y de la dirigencia del país, en uno de los políticos “más carismáticos y con más futuro de la Argentina”, y si bien eso le abre una y mil puertas a la hora de recurrir adónde sea por favorecer su gestión municipal, también es cierto que por su propia cuenta deberá demostrar que es él quien tiene todos los elementos necesarios para darle a su camino como Intendente las mejores herramientas para hacer de su trabajo un éxito que se trasladará, de manera directa, en una mejor calidad de vida de los vecinos que confiaron en sus dotes de gobernante para encargarle la tarea.

Ganador en la Capital, su territorio, de todas las elecciones que lo tuvieron como participante en este largo año electoral, arrancará su labor con un grado de aceptación e imagen positiva como muy pocos políticos lograron.

Apoyado, cuidado por su gente y respetado por sus adversarios, deberá echar mano a lo mejor de su percepción, instinto y olfato político para elegir a quienes serán los funcionarios que lo acompañarán en cada área de su gobierno porque éstos, en definitiva, serán la cara visible y tangible de su andar.

Cuando dentro de apenas unos días comience según sus propias palabras, a conducir la transición y se sepan los nombres de sus colaboradores más cercanos e importantes, tendremos los primeros indicios para así escudriñar como será su labor por los próximos cuatro años.

Sáenz, un político que transitó su vida política mayormente en territorio municipal, cuenta a su favor con el conocimiento personal de cada uno de los barrios y villas de la ciudad.

Poseedor de un “GPS” en su cerebro, siempre dejó en claro que no le hará falta que le cuenten las necesidades de los vecinos porque él ya los visitó y sabe cuáles son todas y cada una de ellas.

Amante del contacto directo con la gente, supo ganarse su confianza porque siempre, no sólo en tiempos de campaña electoral, estuvo acompañándolos.

Todo ese bagaje, más su inteligencia, será lo que deberá desplegar para dar respuestas a necesidades postergadas y a la vez calmar ansiedades absolutamente legítimas que portan los vecinos.

Su paso por las grandes marquesinas nacionales al lado de dirigentes como Sergio Massa, José Manuel de la Sota, Roberto Lavagna, Felipe Solá, Mauricio Macri; Gabriela Michetti, Daniel Scioli, Carlos Zannini y otras figuras rutilantes de nuestra “fauna” política, significará que más allá de quien sea el presidente, Macri o Scioli, cuando el intendente de Salta vaya a gestionar cosas para su ciudad no será un extraño quien golpee la puerta de la Casa Rosada o de los Ministerios y eso, sin dudas, será un grandioso comienzo y una tranquilidad extra a la hora de ir de “mangueo”.

Hombre de diálogo, hace intuir que un tiempo de consensos puede estar llegando al municipio de Salta de su mano.

Sería saludable que así sea porque eso les estaría garantizando a los vecinos, que la casa grande donde viven los capitalinos, está en buenas y confiables manos.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes