“¡...Malcriao, el chango! El “panquequismo político”

«...me cambié porque tengo compromisos políticos

con los otros debido a que me ayudaron...»

[Declaración pública de Ignacio Jarzún, Intendente electo en la ciudad de Rosario de Lerma, Salta, todavía no asumido en el cargo, justificando su transfuguez].

Doña Clota horrorizada

Así se me vino encima la Vieja el otro día agitando un diario viejo pero no tanto como ella, claro. “Mire don Profe lo que hizo el chango; mi comadre de Rosario me lo había contao de antes... Ella y la familia, seguidores de don Romero, lo habían votao al chango porque caminaba por las calles y hablaba con los vecinos que el federalismo de aquí, el federalismo de allá; que los chicos, la escuela, los viejitos y el turismo... que el tabaco y las hortalizas... y él no va ahora mire lea, y se pasa al oficialismo diciendo que trabajará para el gobierno, que Scioli promete y cumple, que patatín y que patatán”.

El exitoso triunfador de la contienda electoral del Rosario, es el joven Ignacio Jarsún [29], que con el 52% de la voluntad popular derrotó al histórico Ramos. Al respecto se llegó a decir que era el entierro político del Intendente oficialista Sergio “Topo” Ramos, que llevaba ya 20 años en sucesivas gestiones legitimadas por el voto vallisto.

Cuando la traición es la norma

El periódico tucumano La Gaceta, en su edición digital del 20 de mayo de 2015, cita textualmente al intendente electo: “... [Consultado sobre cómo espera que sea la relación con el gobierno provincial], Jarsún indicó que tanto él como el gobernador tienen la obligación de gobernar con la gente: “vamos a trabajar de la mejor manera para el beneficio de los vecinos”, aclaró”. Previamente, el diario había hecho la siguiente referencia: “Una de las sorpresas de las elecciones del domingo fue el triunfo de Ignacio Jarsún en Rosario de Lerma. El joven dirigente de 29 años, miembro del Frente Romero + Olmedo, derrotó al histórico Sergio Ramos -intendente hace 20 del principal municipio del Valle de Lerma- con una amplia diferencia de 20 puntos.” [Lo destacado en el texto pertenece a Doña Clota].

Este muchachito con su valija de tránsfuga, traicionó a su espacio político; ese que le bancó la campaña, pero si bien eso es importante por poner en evidencia con crudeza la absoluta ausencia de ética en el comportamiento de alguien que dio su palabra, y la traiciona, lo grave, gravísimo es que traicionó su Pueblo, que puso fe en sus promesas.

Hagamos ahora, y aprovechando que la Vieja se fue al patio a descargar su ira a escobazos con el tortugo que se le cruzaba, una brevísima crónica de algunos sucedidos entre mayo y julio:

El día 18 de mayo de 2015, el sitio digital de noticias Informatesalta, bajo el título "Tuve mis temores antes de ganar", informaba: “Ignacio Jarsún, intendente Electo por Rosario de Lerma, luego del triunfo ante el histórico candidato Sergio "Topo" Ramos se mostró agradecido por la comunidad que lo eligió.”

Luego, en la edición digital del 24 de junio, el mismo sitio nos hacía saber: “El ministro de Gobierno mantuvo una reunión de trabajo con Jarsún. Juan Pablo Rodríguez recibió hoy al intendente electo de Rosario de Lerma, Ignacio Jarsún, con el fin de avanzar en aspectos para la transición del municipio y tomar nota de sus inquietudes.” [También el destacado se lo adjudico a Doña Clota].

Pa’ no alargar lo que de por sí es evidente, agrego, citando aquí la información del mencionado periódico digital del 7 del corriente mes de julio: “Es difícil darle vuelta la cara a alguien cuando casi todos me ayudaron [título]. El intendente electo por Rosario de Lerma, Ignacio Jarsún, expresó su incertidumbre en torno a quien apoyar en las próximas elecciones nacionales. “Es complicado, no quiero que nadie se enoje,” dijo, cuando la noticia todavía no era oficial, pero los medios gráficos, digitales y televisivos ya inundaron los canales de la información con su conducta tránsfuga, junto con otros electos intendentes salteños. Pero vea Paisano, el final de esto, de su incertidumbre a sobre quién apoyar en el orden nacional, etcétera. “Ignacio Jarsún, intendente electo de Rosario de Lerma por el frente Romero + Olmedo, apoyará en estas elecciones nacionales la candidatura presidencial de Daniel Scioli y trabajará por su triunfo en Salta. La decisión se la comunicó al ministro de Gobierno, Juan Pablo Rodríguez.”, publicó el miércoles 15 de julio, reciencito nomás, Informatesalta. Con foto y todo. Al pie de la información, el periódico cita como fuente: “Parte de Prensa”. O sea.

De espaldas al Pueblo no se juega

“Para el intendente electo es Scioli quien garantiza políticas públicas a la región que se traducirán en el crecimiento de los salteños. Manifestó que trabajará con su equipo para que el proyecto nacional tenga continuidad y se profundice. El ministro Rodríguez destacó la decisión de Jarsún de unirse al triunfo del proyecto oficialista. «Entendemos que la única manera de alcanzar objetivos en cada punto de la provincia es trabajando en equipo, desde todos los ámbitos. En esto cree el proyecto provincial de Urtubey y por ese motivo destacamos que dirigentes como Jarsún se sume a nuestra propuesta con la mirada federal que sólo tiene el peronismo», reiteró el funcionario.” [Texto de Informatesalta, edición digital del 14 de julio de 2015].

¿Y el voto que lo consagró? ¿Y las arengas públicas de campaña para las PASO y la general que ganó con Romero+Olmedo? ¿Y el obsceno exhibicionismo traidor junto a sus dirigentes en ese espacio opositor? ¿Y la Comadre de Doña Clota, las maestritas, los chicos y las otras viejitas chuecas que lo votaron?

El Pueblo quedó de araca, mi Paisano querido. Hoy este changuito imberbe politiquero, malenseñao y peormente mal aprendido, se suma al proyecto Nac&Pop, rama sciolista-zaninnista-burguesa-estalinista, que dice que va a ganar las generales presidenciales y legislativas del país, cuimba. Traicionó a su pueblo, Jarsún. A nadie más que a su robusto y digno Pueblo vallisto, antes que al propio espacio político que se puede bancar o no su inmoral conducta, políticamente hablando, porque para eso Juan Carlos Romero tiene años de conocer la política.

Porque la espalda que le dio al paisanaje vallisto, se ha de convertir en un blanco para el escupitajo silencioso del que no tiene voz pero tiene bronca; del inocente depositario de esta indigna conducta tránsfuga. Y no alcanzará en su momento ni el oro ni el Moro para pagar tanta injuriante patada al voto popular y republicano.

Ignacio Jarsún: De eso no se vuelve


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes