Urtubey, Romero, Sáenz, David y Pierre Nodoyuna…


Entre los años 1968 y 1970, la TV norteamericana puso al aire una serie de dibujos animados que se vio con inusitado éxito en todo el mundo.

Los adolescentes de aquellos años, todavía la recuerdan con nostalgia y cariño.

La serie se llamó “Wacky Racing” y aquí se conoció como “Los autos locos”.

Se trataba de una carrera de la que tomaban parte 11 autos y 23 tripulantes, quienes intentaban ganar una carrera repleta de obstáculos y en la estaba autorizado usar cualquier método, legal o no, con el objeto de eliminarse entre ellos y asegurarse el triunfo.

Entre sus personajes más recordados estaban el inolvidable “Pierre Nodoyuna” acompañado por su espectacular compañero, el perro ”Patán”; la siempre bella “Penélope Glamour”; los” Hermanos Macana; Pedro Bello; Jack y sus pandilleros; El Espantomóvil; El profesor Locovich; y otros conductores bizarros que quedaron para siempre en la memoria y el corazón de aquella generación.

En Salta, hacia finales del año 2014, se lanzó otra carrera.

Ésta de carácter político y de su largada primaria tomaron parte cerca de 3.000 participantes.

Aquí, como en la serie de EE UU, también valía todo a fin de dejar adversarios en el camino por lo que luego de las elecciones primarias o PASO, sólo unos cuantos salieron airosos y en condiciones de hacer el esfuerzo final por llegar a la meta.

La versión vernácula de los “Autos Locos”, la pusieron en escena en esta oportunidad los pre-candidatos de los distintos frentes y partidos políticos que se constituyeron con el objeto de acceder al gobierno provincial, las intendencias municipales y los escaños legislativos provinciales y comunales quienes, al igual que en la versión televisiva, apelaron a cualquier método para “eliminar” rivales y dejaron en evidencia que con tal de llegar al objetivo, no importó si se debe tirar honra, principios y coherencia a los perros.

En condiciones de concursar en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, por Capital, arrancaron la carrera 29 listas de diputados y 57 de concejales, quedando después del tamiz electoral llevado a cabo el 12 de Abril pasado, solo pocas con posibilidades de pulsear en las Elecciones Generales y ubicarse en las escasas bancas en juego.

La enorme cantidad de aspirantes a candidatos, muchos de ellos improvisados, dejó en evidencia a medida que transcurría la campaña electoral, que buena parte de ellos se lanzaron a la aventura política asentados en aquel dicho repetido que dice: “Nos lancemos, en una de esa tenemos la suerte de llegar y nos salvamos por cuatro o dos años por lo menos”.

Sin embargo, la improvisación quedó al desnudo y muchos “buscas” quedaron, como en la carrera de los “Autos Locos”, en la banquina.

De aquel llamativo número de 86 listas que largaron quedaron solamente 5 para la categoría de gobernador y 6 para la intendencia, por lo que en el tramo final y sorteando obstáculos similares a los que “Pierre Nodoyuna” junto a “Patán” y la bella “Penélope Glamour” enfrentaban en la serie, intentarán este domingo 17 de Mayo llegar primeros a la bandera a cuadros.

Para gobernador, las fórmulas que jugarán a cara o cruz sus chances para gobernar la provincia, serán las de: Juan Manuel Urtubey – Miguel Ángel Isa por el Frente Justicialista Renovador para la Victoria; Juan Carlos Romero – Alfredo Horacio Olmedo por el Frente Romero + Olmedo; Claudio del Plá – Gabriela Cerrano por el Partido Obrero; Edmundo Falú – Oscar Monzón por el Frente Popular y Miguel Nanni – Alberto Tonda por el Frente UCR- UNEN- PS.

En lo que hace a los aspirantes a suceder a Miguel Isa en el Ejecutivo Municipal, los candidatos que acelerarán a fondo para alcanzar el sillón de Moldes son: Javier David por el oficialismo; Gustavo Sáenz por el frente romerista; Pablo López por el obrero; Eduardo Antonelli por los radicales y sus aliados; Arturo “Pachula” Botelli por el Frente Popular y el interminable Walter Wayar, por la agrupación municipal Cabildo Abierto.

Cuando faltan solamente horas para la elección general y a la luz de los resultados de las PASO, todo hace ver que le será imposible a los otros partidos y frentes, terciar entre la polarización instalada entre Romero y Urtubey, Urtubey y Romero, por lo que, definitiva mente, será uno de ellos quien tenga la responsabilidad de guiar a la provincia por los venideros cuatro años.

Si bien desde los otros partidos se hicieron todos los esfuerzos para terminar con esta “interna” entre candidatos peronistas transportada a la general que se viene dando desde hace ya varios años en Salta, lo hecho no alcanzó por lo que una vez más la trascendental elección tendrá como principales contendientes a dos ADN peronistas, los que llevan Urtubey y Romero.

Para los otros partidos y frentes, les quedará la tranquilidad de saber que hicieron lo necesario y posible para avanzar más allá, sobre todo para la UCR, quien de la mano de su joven presidente partidario y candidato a gobernador, Miguel Nanni, recuperó espacios en las marquesinas políticas no solo provinciales sino nacionales, colocando al centenario partido en condiciones de volver a ocupar bancas legislativas provinciales y comunales, como así también largarse, en los meses de Agosto y Octubre por venir, también a la conquista de una banca nacional.

En lo que hace a las listas de diputados provinciales por Capital, para cubrir nada más que 9 bancas en juego y de repetirse el resultado de las PASO, quienes se quedarían con los apetecibles lugares serían: Guillermo Martinelli; Alejandro San Millán; Betty Gil y Aroldo Tonini por el Frente “Romero + Olmedo”; Lucas Godoy y Eduardo Sylvester por el PJ; Arturo Borelli por PO y el cura Jorge Crespo por el Frente Salteño; Tomás Rodríguez por el PV; Martín de los Ríos por el PRO, en tanto Humberto Vázquez por la UCR; Matías Posadas por el Frente Plural; Carlos Morello por el Movimiento Libres del Sur y Gonzalo Quilodrán por Memoria y Movilización, tendrán una titánica lucha entre ellos para quedarse con la “ultima” Coca Cola del desierto, es decir, el noveno escaño en disputa.

Para el deliberativo comunal capitalino, las 21 bancas puestas a renovación, la totalidad del cuerpo y si el resultado de las Elecciones Generales no difiere demasiado de las Primarias, se incorporarían: Ricardo Villada, Matías Cánepa, Ignacio González, Romina Arroyo, Virginia Cornejo, Andrés Suriani , Socorro Villamayor y Ángela Di Bez por el Frente que lidera Juan Carlos Romero; Frida Fonseca, Gustavo Serralta, Gastón Galíndez y Susana Pontussi lo harían por el Frente liderado por Juan Manuel Urtubey; Ángel Sarmiento y Analía Sánchez por el Frente Salteño; David Leiva por el PV; Ángel Ortiz por la UCR; Cristina Foffani y Mirta Huachana por el PO, Roberto Chávez Toledo por el PRS; José “Pelotín” Fernández por Cabildo Abierto, mientras que el último lugar lo disputarían aquellos partidos que a duras pena hicieron el famoso “piso”, o se lo terminaría llevando el romerismo, de confirmar su triunfo capitalino pasado.

De acuerdo a lo que afirman las encuestas realizadas por dos consultoras nacionales y una provincial y de no suceder nada extraño, la elección para intendente en el mayor municipio de la provincia debería quedar para Gustavo Sáenz quien en una ajustada compulsa, terminó devolviendo a la Cámara de Diputados de la Nación a su rival interno, Guillermo Duránd Cornejo.

Según los datos conocidos por parte de los “gurúes” de todo proceso electivo, Sáenz aventajaría a su principal rival, Javier David, el delfín urtubeycista, por una diferencia que varía entre 3 y 7 puntos ya que a pesar, explican, que David ganó las Primarias aunque por un exiguo porcentaje, en la elección que llega los votos de Duránd Cornejo se repartirían en varias direcciones pero la mayoría quedarían en el espacio originario.

Sin embargo, y a la luz de las sospechas que disparó el resultado de las PASO por la ineficiente y sospechosa tarea que desarrolló la empresa Magic Software, encargada de llevar adelante el trámite electoral electrónico, muchos ciudadanos de a pie se preguntan si finalmente lo que dicen estos días los consultores será lo que en definitiva cantarán las urnas una vez que se abran y comiencen a aparecer los votos allí depositados.

Lo que a no pocos ciudadanos les inquieta, por ejemplo, es saber como Javier David, el candidato oficial, pasó de un 7% que le adjudicaban las encuestas previas al domingo de la elección, a un casi 30% que fue el porcentaje que la Justicia Electoral Provincial certifica que consiguió al final.

Las explicaciones que se conocieron por parte de funcionarios de gobierno; candidatos y dirigentes enrolados en las huestes del frente que lidera el Gobernador, no fueron suficientes para calmar la incertidumbre que todavía deambula por las calles de la provincia

La negativa de las autoridades electorales y de la propia Magic Software a ventilar todo el proceso, no hicieron más que fogonear la preocupación que sigue viviendo en el seno de una sociedad que a estas alturas, ya no sabe si todo este “circo” que se armó en torno al resultado del comicio, es una opereta montada por perdedores que quieren salvar su ropa, o si se trata de una trama perfectamente llevada a cabo por quienes tienen el gobierno y el poder y que terminaron haciéndole un corte de manga a la sociedad para retener, por medios fraudulentos, un lugar que perdieron en las ánforas electorales.

Es tal la desconfianza que se mueve por los cielos de Salta, que se asemeja a esas nubes enormes que nos preanuncian un temporal terrible de lluvia y granizo.

“Ante esta incertidumbre que nos embarga, ¿vale la pena que vayamos a votar?”, es una pregunta recurrente que se escucha en estos tiempos por la calle.

“De nada vale convencer a la gente para que te vote hijito, a las que tienes que convencer ahora es a las máquinas”, fue el inocente comentario que una vecina le dijo a la pasada a Gustavo Sáenz en el micro centro de la ciudad días pasados.

En medio de este clima, denso por cierto, una vez más los electores salteños deberán enfrentarse a las computadoras este domingo 17 de Mayo que ya llega.

Urtubey, el actual gobernador, irá en busca de su tercer mandato, el último que le habilita la Constitución para seguir al frente de la gestión provincial.

Romero, en tanto, intentará volver a ocupar una poltrona que no le es extraña por cuanto durante doce años la usó de manera diaria.

“Son dos caras de una misma moneda”, sostuvo a lo largo de toda la campaña el candidato radical Miguel Nanni, e invitó a los salteños a romper de manera definitiva con esta alternancia que considera ficticia por cuanto es siempre el peronismo quien, con algunos matices distintos, viene gobernando Salta desde el año 1983.

Una reflexión, acertada por cierto, sostiene que es imposible esperar resultados distintos si siempre se siguen los mismos procedimientos.

En esto se basan los candidatos No peronistas, para pedirles a los ciudadanos salteños que cambien la matriz del poder en la provincia y reafirman que es ciertamente posible gobernar desde otras ideas y expresiones políticas.

“La cultura electoral de los argentinos en general y de los salteños en particular, muestra claramente que hay reticencia al cambio pero sería cuestión de probar”, alegan con fe.

El resonante triunfo del Partido Obrero en las elecciones de renovación legislativa del año 2013, donde postergó al PJ a un vergonzante cuarto puesto en Capital, fue el primer atisbo que indicó que la posibilidad de cambiar no suena tan a utopía por estos lares.

En la serie televisiva “Autos locos” que recordábamos al comienzo, nunca se sabía quién ganaba porque en realidad lo más interesante y divertido estaba en la competencia pero aquí, en nuestro terruño y este domingo por llegar, lo más importante será, cuando se le baje la bandera a cuadros, saber quiénes fueron los ganadores.

Urtubey o Romero. Sáenz o David, tienen hoy, al menos en la teoría, las chances más firmes de gobernar la provincia y la ciudad capital salteña.

“Los 4 son peronistas, estamos en el horno”, decía entre la resignación y la bronca un alimentador de palomas veterano que “paisajeaba” la tarde en plaza 9 de Julio.

Ese hombre, como muchos otros, tendrá que depositar, quiera o no, le guste o no, la confianza en dos de ellos.

Será absolutamente necesario que tanto Urtubey como Romero, David y Sáenz, tengan perfectamente asumido que este domingo, cuando todos estos ciudadanos invisibles emitan el controvertido voto electrónico, les estarán diciendo a ellos, por ahora candidatos, luego gobernantes, que dejan en sus manos sus sueños y deseos concretos de vivir de manera sostenida en una provincia y una ciudad que sea cobijo para todos y que los aliente, de manera cierta, a tener la esperanza de imaginar que una vida mejor, aún y a pesar de tantas pálidas, todavía es posible de alcanzar..


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes

© 2015 by Sebagrafic Design.

Visitantes