La Mano de Dios


Mano Dios.jpg

Ni el tiro del final te va’ salir

«...Tenemos que ganar las primarias con un gol con la mano y colgándonos del travesaño»

(Palabras del periodista Juan Pablo Rodríguez, actual inexperto ministro político del gobierno salteño)

«Posible fraude en las PASO salteñas» (Concepto extraído de la información pública local y nacional)

La Teología del fóbal y de la Política

Doña Clota, fanática de la pelota, la Vieja, siempre recuerda tiernamente cuando nuestro virtuoso teólogo del césped, creador del filosófico y nunca superado aserto que reza la tenés adentro, nos puso de patitas en la copa mundial, afirmó: “...fue la mano de dios”, para justificar la que le dio el cachetazo a los hijos de la rubia Albión o a los ítalos, no recuerdo muy bien, desplazándolos. Como metáfora, al igual que todas las agudezas que se le ocurren a nuestro pensador del balón, aquello saltó la cerca olímpica y se instaló en la calle para delicia de los ociosos paseantes aldeanos.

En tiempos políticos como los de campaña, se suele recurrir al argumento en el que aflora el eterno contrapunto del punto y banca, en el que sin escolaso alguno el que se cree banca toma de punto al otro, y viceversa...

Ese es el sucedido registrado cuando el irresponsable y soberbio ministrillo político, locuaz y jocoso dijo lo que dijo y muy a pesar mío reproduzco tal agravio a la República, metáfora teologal-futbolera mediante: ...ganamos con un gol metido con la mano... (las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias de ahora, reciencito nomás) Y juro que no le creí, y también juro que esperé por minutos y sus segundos una retractación que no llegó. Palurdos teólogos del balón y por extensión, de la Política, por aquello de la mano de dios. Esto merece un análisis de los más serios que se tenga a mano. Y ahí voy.

Qué se jugó y qué se ganó

A ver si aventamos las dudas que agobian a las mentes politiqueras y mal intencionadas. Esas de los que se creen banca del escolaso y nos tomas de punto a la República con nosotros adentro. Esos que vienen de zapatillas en avión directo a aplaudir al caudillo local, sabiendo que no les importa un comino ni él, ni su entorno... La mente de ese mismo minúsculo caudillo que ganamos las elecciones, dijo; y no ganaron nada.

Sencillamente porque en estas PASO que pasaron no se jugaba ningún puesto institucional, ni de gestión ni de legislación: lo único que se jugaba era, entre varios partidos (con perdón de los ídem), la permanencia en carrera para poder competir en mayo el recambio institucional, el serio, el válido. Ganaron cinco su lugar en las elecciones generales de mayo. Algunos formatearán sus listas según el sistema D’Ont, por haber realizado su interna cerrada, y el resto con sus listas intactas, todos en las abiertas y obligatorias... ¿Se entiende Doña Clota? (...y déjese de hacer morisquetas procaces apuntando con la escoba a algún hipotético agujero; no la aguanto mire vea...).

“Ganó un proyecto político”, dijeron los caraduras, cuando lo que estaba en juego era tener más que el 1.5% fijado por la Ley.

En resumidas cuentas: Los que intervinieron en las PASO, sólo jugaban a la permanencia en carrera electoral. Lo demás, palabras triunfalistas tiradas en medio de una nube de cuescos también triunfalistas que duraron lo que dura un cuesco, haciendo insoportable la atmósfera. Pero lo peor del anális viene ahora... [Doña Clota contenta de que yo escriba como ella habla].

El gol con la mano

Se ganaron la permanencia en carrera, todos los indicios apuntan a confirmarlo, con la mano de Dios para bien del místico del tablón, remedado por el ministrillo político del minúsculo régimen local [de cuyas dotes profesionales no dudo, pero de las políticas, sí]. ¿Certeza? ¿Anticipo profético? ¿Mensaje previo con olor a advertencia? Nadie lo sabe; pero lo que quedará claro por los siglos de los siglos, es que Juampi Rodríguez, ministro politiquillo del Régimen hizo Bingo en su papel de autoadjudicada banca del escolaso sufragario. Palabras suicidas para la República, las suyas; pero tan destempladas, que para los funcionarios que creen que diciéndolas les van a festejar la gracia los comunes del Pueblo, nosotros, los de a pie, pueden ser tan trágicas como el tango: Al final, ni el tiro del final les va’ salir...

Deus ex Machina, la República en peligro

Siguiendo con eso de la Teología aplicada a las cosas cotidianas, los latinos supieron decir [teniendo como antecedentes a los griegos] deus ex machina para introducir dioses en escena y permitir también justificar las manipulaciones del guión en el teatro, sea drama o tragedia.

Nunca tan bien venidos los grecolatinos y sus latinazgos para calificar la tragedia que es agraviar a la República amañando resultados enancados en la machina del dios que mete la mano para hacer el gol (incienso y cánticos de loas no se cansan de ofrecer los funcionarios a la maquinita de abollar la democracia). Me remito a los dichos del ministro de gobierno salteño.

La maquinita es pura tecnología; no es humana. Ni es buena, ni es mala, está más allá del bien y del mal. Como un martillo no sabe si daña o construye. Todo radica en cuáles son los intereses la ponen en funcionamiento; con qué objetivos se la utiliza. Todo indicaría que se ha obrado como si se utilizara un martillo para romper el espinazo de alguien, y no para construir el mejor edificio posible. ¿Lo aclaro Doña?:

Romper el espinazo de la Democracia.

Destruir el sagrado edificio de la República. De eso se trata.

Por lo tanto, esto no debe quedar así.


Síguenos...
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black
 Artículos Recientes